Usted está aquí: Inicio / Paco Huelva / Blog / RIP (seis) (2014)

RIP (seis) (2014)


Es claro que existen grupos de poder y que además se mantendrán siempre: está en la condición del comportamiento de los seres vivos.
Pero, los que piensen que pueden perpetuarse más allá de su tiempo plausible se equivocan.
Si pasamos ahora, de lo general a lo particular, de lo grande a lo pequeño, en realidad, y esa es una de nuestras mayores desgracias, sólo nos importa lo que "somos", demostrando así la quintaesencia del ego freudiano.
Por eso aceptamos sin inmutarnos que se cometan en nuestro entorno desmanes colosales; que se asesinen a inocentes en guerras ilícitas justificadas sólo sobre la base del orden económico; que mueran decenas de miles de personas en pateras o cayucos con la proa puesta hacia Occidente; que sigamos produciendo y vendiendo armas a países en conflicto importándonos una higa lo que con ellas hagan...
Por esa falta de compromiso tanto individual como social, somos capaces de admitir que mueran de hambre millones de personas en el mundo mientras el ochenta por ciento de los recursos naturales son controlados por unos pocos.
Observamos, sin empacho, recluidos en nosotros mismos, cómo los derechos fundamentales son pisoteados, agredidos, destrozados...
¿Mientras no nos toque a nosotros, verdad?, pues todo va bien.
En fin.
Hoy ha tocado reflexionar sobre lo que "somos" y la conclusión no puede traer más que una mueca de tristeza.
No somos nada excepcionales individualmente pero tampoco lo somos ya socialmente, como colectivo.
Y es una pena, esta falta de humanismo, de fraternidad.
El derecho internacional no existe, es una pura quimera.
La Declaración Universal de los Derechos Humanos que cumplió años el 10 de diciembre pasado, es ahora un cuento para niños que nadie se cree.
El orden internacional no reside ya en el consenso de las naciones sino en el poderío económico de los consejos de administración de las grandes empresas multinacionales.
Paco Huelva
Diciembre de 2014
archivado en:
Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web