Usted está aquí: Inicio / Paco Huelva / Blog / Se le caigan los huevos

Se le caigan los huevos


Juana Cala es una mujer mayor. Ha cumplido 82 años y pertenece a uno de los colectivos a los que el gobierno ha metido la tijera: el de los pensionistas.
Juana Cala toma por prescripción facultativa un buen número de pastillas. Ayer, hablé con ella y le pregunté qué le parecía tener que pagar una parte de los medicamentos y, como un latigazo, me contestó lo que sigue: "Lo que es menester es que a Rajoy le entre un dolor malo y se le caigan los huevos".
Así, sin añadiduras ni cortapisas. Juana Cala, debo reconocer, no sabe lo que es la diplomacia ni falta que le hace. Su formación académica se quedó en "las cuatro reglas" hasta que hace una década, asistiendo a clases nocturnas, llegó a obtener el Graduado Escolar con 70 años.
Su infancia transcurrió en el campo y, la madurez... la pasó trabajando a jornada completa -fines de semana y festivos incluidos- en la cocina de un bar familiar.
Su primer embarazo, en la década de los cincuenta, se truncó y perdió a las dos criaturas que llevaba en su ajetreado seno. Luego, tuvo cuatro hijos más de los que sólo le quedan tres.
En definitiva, Juana Cala ha pasado toda su vida trajinando para sacar adelante a sus cachorros y no tuvo oportunidad de otra cosa excepto de defender a su camada de las adversidades que la vida plantea, como la mayoría de los hombres y mujeres que tuvieron que afrontar los años posteriores a la guerra civil española.
Pero Juana Cala, que es mi madre, insiste en su cantinela: "¿Pero tú te crees, hijo, que con los 400 euros que yo cobro hay derecho a que yo me tenga que pagar las medicinas?"
Mi deber como hijo es consolar a Juana Cala y que no se altere, y en eso ando. Pero, debo estar con ella en que es una aberración lo que están haciendo con los jubilados y, ojalá, se le caigan los huevos o los ovarios por un dolor malo a los que toman estas decisiones, porque, mientras los que más tienen: los monopolios financieros y las multinacionales, están muy contentos, el pueblo, el pueblo llano, está hasta donde dijimos de los recortes.
Antonio Garcia Soler
Antonio Garcia Soler dice:
20/09/2013 13:35

TerribleLos "humasnos" -sic- deberíamos volver a parecer más humanos, en cuanto unidos al "humus", esa capa terrestre que hace posibleque todo ferilice y, en fin, vivamos.Solemos echar la culpa a los "políticos" y todo tipo de usureros-más-o-menos-enmascarados. Y tienen su parte gorda en el"negocio".Pero también cada uno de nosotros , siempre que no usemos de nuestracondición política de ciudadanos o cooperemos con esos chupasangres-de-capitalesyvida.Miremos nuestras vidas un poco más en este suelo, "este que nos queda" (esta última frase me suena?).

Mague
Mague dice:
20/09/2013 14:09

Y luego hablan de "ejes del mal", siendo así que el mal, la maldad está en esa gentuza a la que las masas aborregadas -encima- les dan el poder. Y ésa es la historia de esta península.Felicita a tu madre, don Paco.

RAMON LLANES
RAMON LLANES dice:
20/09/2013 14:19

Me he preguntado mil veces qué pretende este ejecutivo con todo este tipo de recortes. Si tan mal hemos ido, ¿por qué hemos llegado hasta aquí a pesar de los políticos?. Algo más importante debe cocerse por esas cocinas interiores que aún no han dicho. Pienso que algo de recursos y de riqueza quedarían aunque estén empleando el tópico de "cómo han dejado el patio los socialistas", que para poco sirve y menos para continuar. En fin, que no me lo explico y que estoy con el malestar de Juana Cala y con el bien expresado sentimiento de mi amigo Paco, su hijo.

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web