Usted está aquí: Inicio / Paco Huelva / Blog / Presentación de Manuel Gahete en el CAL de Huelva (2014)

Presentación de Manuel Gahete en el CAL de Huelva (2014)

gahet-2
"Al final ¿qué nos queda?,
un puñado de huesos,
una huella en el agua,
un lugar que no es nuestro.

(De "Motivos personales", M. Gahete)

Manuel Gahete Jurado y yo nos conocemos desde hace años y, además, compartimos una misma manera de concebir el decir: el manifestar ético y estético sea cual fuere el campo de creación que al autor le haya sido dado o en el que se cultive o manifieste, en su caso.
Nacido en Fuente Obejuna, Córdoba, no es adecuado, dada la finitud del tiempo que disponemos para esta presentación, pormenorizar en el cúmulo de actividades que desarrolla en su quehacer literario, porque nos quedaríamos sin escuchar su voz que hoy es lo que importa y lo que nos congrega en este acto propiciado por el Centro Andaluz de las Letras.
Por ello daré sólo unas pinceladas de su extenso currículo:
Catedrático de Lengua y Literatura, Doctor en Filosofía y Letras. Numerario de la Real Academia de Córdoba, director del Instituto de Estudios Gongorinos, Cronista Oficial de Fuente Obejuna y Presidente de la Asociación Colegial de Escritores en Andalucía.
En poesía ha publicado "Nacimiento al amor", "Sortilegio", Los días de la lluvia", "Capítulo de fuego", "Alba de lava", "íntimo cuerpo", "Ángel pagano", "Regreso a Mellaria", "Glosa contemporánea a Góngora", "Don de lenguas", la antología "El cristal en la llama", "Andenes", "Casida de Trassierra", "La región encendida", "Elegía plural", "Poesía en la bodega", "Mapa físico", "El legado de arcilla", "Mitos urbanos", "El fuego en la ceniza" y "Motivos personales"; sus dos últimas manifestaciones líricas de las que hoy gozaremos en la voz, el ritmo y la cadencia del poeta.
En el campo ensayístico hay que destacar la antología "Poesía medieval", "La cofradía de la Santa Caridad", "La oscuridad luminosa: Góngora, Lorca, Aleixandre", "Dossier de poesía joven cordobesa: Siete poetas neutrales", "Texto con pretexto", "Alonso Muñoz, el Santo", "Cuatro poetas: Recordando a Dámaso", "Fuente que mana y corre", "Andalucía pueblo a pueblo: Córdoba" (escrito en colaboración con Antonio Gala), "La acción y la palabra", "Rostros de mujer ante el espejo: Poética de la transgresión" o "Madrid del Cacho: Más allá del Derecho".
En periodismo "Después del paraíso".
En literatura infantil "Cristal de mariposas" y "Ángeles de colores".
So obra está recogida en un montón de antologías que no vamos a citar y ha obtenido por su quehacer literario premios y distinciones de los que destacaré los siguientes:
En poesía el Ricardo Molina, el Miguel Hernández, el Villa de Martorell, el San Juan de la Cruz, el Ángaro, el Ateneo de Sevilla, el Fernando Herrera, o el Aljabibe entre otros muchos.
Sus poemas están traducidos al árabe, francés, inglés, italiano, rumano y chino.
Sobre su obra poética se han realizado estudios tanto en España como en otros países, y se seguirán haciendo sin duda.
Manuel Gahete es un obrero de la palabra que sólo persigue el dominio de la lengua. Cuestión harto difícil porque como dice el escritor y articulista Juan José Millás, la lengua es la que nos domina y además quien ordena nuestros actos.
Podríamos decir sin temor a equivocarnos que somos lo que seamos capaces de expresar. Y Manuel Gahete acaudala palabras, las descubre, las inventa... tal como otros atesoran billetes sisados, cajas de cerillas o antigí¼edades variopintas.
Su pasión es la literatura y dentro de ésta sin duda la poesía. Por eso anda desde que la razón le asiste peleándose consigo a la búsqueda de nombres, adjetivos, adverbios, verbos... y esas no siempre fáciles contiendas que sólo al poeta satisfacen o alimentan; que lo completan, diría yo.
Cuando uno se acerca "mirandoviendo" lo escrito por un poeta poeta, tiemblan las estructuras del entendimiento.
Un seísmo insospechado cargado de atronadora belleza silenciosa (valga el oxímoron), remueve los adentros y nos hace fijar la mirada sin ojos, la que está en el pensamiento, en el intelecto... en aquellas cosas que de verdad importan y que las prisas con que transitamos, dejaron arrinconadas en los linderos de las calles por las que anduvimos sin ver Nada.
Ciegos patológicos. Eso somos. Solo eso.
Curiosamente porque nos falta el aliento principal, la capacidad para encadenar palabras que nombren cosas, que visualicen Ideas y nos muestren el escenario, el plató, en donde se dilucidan los hechos y se diferencian nítidamente de los acontecimientos: esa cosa abstrusa y engañosa que los gobernantes y los ideólogos nos venden, nos vendieron en el pretérito y nos venderán en el devenir.
La realidad necesita de la mirada del hombre o la mujer, para explicarse y ser contada. Pero los sueños que soñamos o pensamos, también. Mucho más. Porque en este terreno la carga de lo tradicional mitológico, de lo simbólico, de lo nunca aprehendido pero sí sentido, es la que conforma al ser racional capaz de pensar y de decir por sí. Sin intermediario alguno. Voz pura hecha de pensamiento neto. Verbo.
A mi izquierda está sentado un faro. A mi izquierda, se halla un poeta: Manuel Gahete. Un emisor de luz permanente aunque gire en la vorágine de su propio vértigo cotidiano; un fijador de palabras, que es lo mismo, como hemos dicho, que un generador de Ideas; un verso libre del poema universal, por recordar a Borges; ese maestro de elucubraciones, ciego en su vida última y tan dador de luz, verdad.
Qué dicha leer a un poeta cuyas evocaciones liberan fuerzas que epatan nuestros sentidos porque su sentir y el nuestro son un mismo sentir. Qué gloria pensar que uno (lector) es otro (poeta) y el otro uno. ¡Qué deleite la poesía cuando se siente!
Manuel Gahete es un ejemplo de constancia, de tesón, de oficio, pero también de virtuosismo y éste no nace del estudio ni del trabajo, sino de la búsqueda de la esencialidad en el decir. Lo único que diferencia al obrero literato del poeta esencial es la insatisfacción permanente con lo dicho. La duda juanramoniana. La que denominaba el de Moguer su Obra en marcha.
Y para no ser ave de paso, de temporada, y ser escultura duradera, el verso ha de estar ahormado, perfilado, cincelado por el buril silencioso y lento pero desbastador que aherroje innecesarias angosturas y que concluya dejando la Obra como corresponde: lisa, limpia, pulida, llana, nítida: Esencia.
Y eso es lo que el maestro Gahete nos trae hoy a Huelva con las dos obras que presenta: "El fuego en la ceniza" y "Motivos personales".
Voy a darme el gusto de leer en alta voz un poema de "Motivos personales", un libro que ha tenido la amabilidad de dedicarnos a los seis fundadores que junto a él, hemos creado la Asociación Internacional Humanismo Solidario, un movimiento de hombres y mujeres libres que abogan por la defensa de sus derechos inalienables desde la reflexión ética estética y la libertad creadora.
Leeré el poema "Patria", que está en la página 16 de "Motivos personales", para quienes hayáis adquirido el libro y deseen seguirlo:

"Patria, siente mi mal,
deja que estalle
esta ruina interior yerta en el alma,
súplica agraz,
la voz de este delirio,
tanta fe, tanta sal, tanta luz negra.

Patria, libra mi mal,
vuelve a las leyes
escritas de la sangre,
a la amazona rabia de los héroes,
a la vibrante lira de la música,
al libro sacro de la mansedumbre.

Patria, ¡mi mal!,
el rudo golpe
hiriendo el corazón.
Golpe, no sé, casi sin luz, sin ruido,
sin veneno, sin dios, sin esperanza.
Golpe en la herida que no deja huella,
invisible en el cuerpo y en la sombra,
traidor como el oscuro designio de la muerte.

Patria, mira este sol
que abrasa el fuego,
que pisa al padre bajo la arrogancia
y a la mujer en un charco de niebla.
Sol que redime al exhumado en oro
y maldice al nacido en piedra dura.

Sol que se olvidó de las lluvias hondas
y del amigo que quebró su vida.
Sol que ha ofuscado la palabra justa
con un acento hueco de hueca libertad.

Patria, mira mi mal, porque te miro
y me ciega los ojos tu desprecio."

Con todos nosotros, el maestro Manuel Gahete.

Paco Huelva
Mayo de 2014

gahete-3
archivado en: , ,
Inmaculada Garcia Haro
Inmaculada Garcia Haro dice:
01/06/2014 21:13

Magnífica presentación para un magnífico poeta.

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web