Usted está aquí: Inicio / Paco Huelva / Blog / Regreso

Regreso

Volver es siempre un acto de nostalgia. Uno se deja llevar por los recuerdos e intenta avanzar inútilmente hacia lo que fuimos. El regreso es inviable. Lo que buscamos en la estampa difuminada del pasado es imposible de encontrar en el estado en que lo dejamos. La memoria necesita actualizarse pero siempre nos quedamos con la foto fija del pretérito; de ahí nuestra sorpresa en el reencuentro. Lo que regresa a nosotros nada tiene que ver con lo que se fue. Las alforjas que conforman cada una de nuestras vidas se cargaron con elementos ajenos al lugar y al momento en que quedaron selladas en nuestra mente y son muy diferentes en su estado actual.
Somos ya, afortunadamente, otra cosa. Ni mejor ni peor, sólo algo distinto; imposible de encajar en el engranaje anterior a no ser que aceptemos la actualidad como un nuevo comienzo, como un nuevo aprendizaje. Podemos engañarnos y por instantes pensar que todo sigue igual, que nada ha cambiado, pero sólo como mero pasatiempo, como ejercicio lúdico, como anecdotario, pero nada más.
Por estas y otras causas es imposible conocer con exactitud a las personas y a las cosas que nos rodean. Por eso me cansan tanto aquellos que se encuentran en posesión de la verdad. Que discuten acaloradamente defendiendo una verdad que se transmite en el tiempo sin roce ni tachadura. Peor concepto tengo aún de los que mienten a sabiendas de que lo hacen y quieren hacernos tragar ruedas de molino. El río de la vida es un aprendizaje continuo. Todo es dinámico, lo he dicho muchas veces. Nada hay que no se mueva o modifique con el tiempo.
archivado en:
PacoHuelvaCala
PacoHuelvaCala dice:
30/05/2006 00:19

GRACIASSSS.
PACO HUELVA

amigo
amigo dice:
29/05/2006 22:54

El regresar es dificil el olvidar imposible.

Ama,perdona y olvida por que hoy te lo dice un amigo pero mañana te lo dira la vida.

AMIGO

Blimunda
Blimunda dice:
29/05/2006 21:43

No se puede regresar a los recuerdos, porque ya, dejaron de ser tanjibles. Otra cosa es vivir con ellos, eso es inevitable, forman parte de tu yo. El futuro te lo marcan las experiencias vividas y las que nos asaltan inesperadamente. En la convivencia de las personas confluyen presente, pasado y futuro de cada uno, y eso es un embrollo brutal.
Si te digo la verdad, a mí la vida no ha hecho otra cosa que avivarme mis reveldías y siento lástima de las personas que cambiaron su insurrecta juventud por una edad adulta sumisa y obediente en donde sus grandes verdades no se la creen ni ellos mismos.
Me gusta como compones y te invito a leer en voz alta este poema tan corto y tan poderoso...
"Caminante, son tus huellas
el camino, y nada más.
Caminante, no hay camino.
Se hace camino al andar.
Al andar se hace camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de pisar.
Caminante, no hay camino,
sino estelas en la mar".

rafa leon
rafa leon dice:
26/05/2006 14:02

Bueno Paco, algo parecido, aunque con matices (todo es matizable, otra cosa es que los matices sean acertados o que estemos o no de acuerdo con ellos) Nicanor Parra en su excelente poema titulado "Último brindis"

Lo queramos o no
sólo tenemos tres alternativas:
el ayer, el presente y el mañana.

Y ni siquiera tres
porque como dice el filósofo
el ayer es ayer
nos pertenece sólo en el recuerdo:
a la rosa que ya se deshojó
no se le puede sacar otro pétalo.

Las cartas por jugar
son solamente dos:
el presente y el día de mañana.

Y ni siquiera dos
porque es un hecho bien establecido
que el presente no existe
sino en la medida en que se hace pasado
y ya pasó...
como la juventud.

En resumidas cuentas
sólo nos va quedando el mañana:
yo levanto mi copa
por ese día que no llega nunca
pero que es lo único
de lo que realmente disponemos.


Un abrazo
Rafa

manuel rubiales
manuel rubiales dice:
26/05/2006 10:54

Y menos mal que todo cambia con el tiempo, Paco; la vida, la personal de cada uno, o la que se crea de la unión de muchas experiencias, no tendría sentido alguno sin el fluir de las ideas, sin la renovación necesaria de aquellas cosas que forjaron lo que somos hoy. No me imagino, hoy día, abrazando a las amantes que ya no amo,ni luchando por las causas que caducaron, ni posando en los paisajes que se extinguieron, que para bien o para mal, "nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos."

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web