Usted está aquí: Inicio / Paco Huelva / Blog / Preguntas sin respuestas

Preguntas sin respuestas

Cada día lo hago, sí; confieso que lo hago a diario y no sé si debiera decirlo. Pero esta noche, -¿por qué hoy?-, en un acto de rebelión interna, en una muestra de cordura en el caos en que me muevo, de ¿lealtad con mi conciencia?, quizás, las manos se me han ido directas al teclado y casi sin mi concurso -intelectual- se han puesto a pinchar aquí y allá haciendo nacer palabras, conjugando verbos, enlazando frases que sólo podré leer cuando esta pulsión finalice, cuando este impulso acabe.
Manifiesto públicamente, he de decirlo, que leo la prensa. No tengo ninguna excusa con que justificar mi actitud. Sé que no debiera hacerlo, lo reconozco. Sé que la prensa no es libre. Ni la radio. Ni la televisión. Sé que tras todas ellas se esconde un negocio, una economía sumergida, una corriente de opinión, una forma de entender la vida, un catecismo propio -nacido en los consejos de redacción- con que educar a sus lectores. Pero... qué voy a hacer. Sólo me queda confesar, y eso es lo que hago. La pregunta siguiente sería, ¿por qué sabiendo que los medios audiovisuales y escritos no son libres y que están atados a un sector económico escondido ante una corriente de pensamiento determinada -cuyo único objetivo sería amoldar, coartar, crear, contrarrestar... lo que se denomina "opinión pública"- sigo leyendo la prensa diariamente? ¿Quién o quiénes inocularon en mí este virus que me hace repasar como un demente las páginas de estas "minucias efímeras" (Borges dixit) que son las noticias en prensa y escuchar la radio o ver la televisión? ¿Hay algún antídoto para los que vivimos angustiados por esta situación opresora?
Siempre me dijeron -los que bien me querían- que había que estar informados. Pero, ¿realmente lo estoy? Pongamos... que yo leyera sólo el periódico que tiene usted en las manos, o cualquier otro, pero sólo un periódico. Además -continuemos-, escuchara una sola cadena de radio y viere -por lo general- una sola cadena de televisión. Supongamos también, que todas ellas pertenecieren -esto suele ocurrir en un porcentaje más alto de lo que pudiera parecer- al mismo holding empresarial, a la misma corriente de pensamiento, de derechas o de izquierdas -escójase al gusto-. El resultado es evidente: mi posicionamiento ante los problemas -sociales, políticos, religiosos, jurídicos...- sería, la marcada por la línea editorial de los mismos. O sea, "que sin querer queriendo", -como decía un personaje de cuento infantil televisado, importado de no recuerdo dónde, que se hizo famoso en España-, yo, y usted que me lee, estaríamos viendo el mundo a través del prisma, del caleidoscopio que nos han puesto por delante. Discutiríamos aportando las tesis que nos han sido dadas, razonaríamos y sacaríamos conclusiones en función del organigrama conceptual que nos haya sido propuesto y se acabó. Pero, entonces, ¿somos realmente libres o guiñoles de feria manejados por los grupos de poder? Pues, contéstese usted mismo. Me dirá: "es que yo no me creo lo que dicen los periódicos". Y yo le preguntaría: "y... entonces, ¿por qué los lee?" Me contestará: "es que yo leo varios periódicos y de ahí saco mi opinión"; y yo le diría: "yo también lo hago, pero... ¿sirve de algo eso?" ¿Se aclara usted haciéndolo así? ¿De verdad, cree usted, estar informado por leer varios periódicos? Y me podría replicar usted: "pues dígame qué debo hacer, listillo de las narices, si no." Y yo no sabría qué contestarle. Lo mejor es que lea la prensa mañana.
archivado en:
marcos gualda
marcos gualda dice:
03/10/2006 01:50

Muy bueno y redondo!!!

PacoHuelvaCala
PacoHuelvaCala dice:
03/10/2006 02:32

Gracias Marcos.
UN SALUDO

Avino
Avino dice:
04/10/2006 16:24

Paco, el mismo problema que estas exponiendo es evidente que lo sufrimos todos, unas épocas estas más indiferente y otras veces menos. En mi caso, el año pasado por estas fechas ya me cansé de pagar por leer mutaciones y deformaciones de noticias que se imprimen en entidades lucrativas, llamadas periodicos, donde hasta la última gota de tinta esta calculada(exceptuando alguno semanales, muy pocos) para producir más y más facturación, venta, DINERO SUCIO generado por no respetar la pureza que tienen los hechos al producirse.

La única forma que me ayudo a superar estos berrinches, fue buscar yo a la noticia, lo menos manufacturada posible, antes de que pase por la "fabrica" y la transformen en "producto elaborado" . Evidentemente nunca podré encontrar la noticia como materia prima, pues para ello tendría que estar en todos los lugares del mundo esperando a que se produzca y es imposible, pero si puedo buscarla lo más pronto posible a su creación y ante de que entre en "las fabricas".

Un lugar para ello, las Agencia que se dedican a vender las noticias a las "fabricas".

La más limpita, a mi parecer es Reuters(www.reuters.es) y otra que puedes visitar es Europapress(www.europapress.es)pero esta ya no es lo que era y también Www.efe.es, aunque pertenece a radio televisión española merece la pena leerla.

Entrando en estas web, lees la noticia gratis y sin haberse transformado en exceso.

Lo que se concluye de esta situación es que el receptor debe buscar la información lo antes posible para que no te llegue podrida y en descomposición, habrá mejores formas pero esta es la que yo uso.


P.D: aveces me pregunto que porque, simplemente no nos limitamos a esperar lo que nos llegue, nos lo comemos y punto..........UNA MIERDA!!!!

Una abrazo Paco

Victoria
Victoria dice:
04/10/2006 18:54

Este artículo ya lo he leído esta semana via ordinaria en formato papel, o como dice Aviño, en una entidad lucrativa llamada periódico. Y os quiero decir con ello que sólo debemos encontrar lo que andamos buscando, y a eso se llega mediante un acuerdo con nuestros propios sentidos; lo cual incluye a veces rebuscar entre la basura para encontrar las verdades más bellas.

Enhorabuena Paco, por este artículo que he buscado y no me ha cansado leerlo dos veces en dos medios distintos.

PacoHuelvaCala
PacoHuelvaCala dice:
05/10/2006 00:42

El problema, amigo Aviñó, es que el tiempo es limitado, excesivamente corto. La vida de una persona es un suspiro del universo -me ha salido una frase maravillosa, LA VIDA DE UNA PERSONA ES UN SUSPIRO DEL UNIVERSO, me gusta- y, en esa levedad, uno no puede perder excesivo tiempo en la búsqueda por que se queda atrás. No queda más remedio que orientarse utilizando el sentido común y la intuición, dos armas que, independientemente de la formación, poseemos todos los seres humanos.

Amiga Victoria, gracias por tomarte la molestia de leer el artículo dos veces, es un honor; como ves -por lo arriba referenciado-, estamos de acuerdo. Creo, sinceramente, que reforzar lo que somos, mediante la formación, la lectura, la discusión, la comparación... permite, al menos, saber qué es lo que no deseamos, que ya es bastante.

UN ABRAZO A AMBOS.
PACO HUELVA

Avino
Avino dice:
06/10/2006 16:22

JAJAJA, estoy totalmente de acuerdo; me gusta esa frase, con tu permiso la utilizaré de vez en cuando.

Un día escuche a un hombre decir, que por desgracia, en la sociedad en la que el se desenvolvía, en su vida cotidiana, el sentido común se estaba atrofiando hasta el punto de convertirse en el menos común de los sentidos, por lo que defendía que debían de cambiar esa errónea afirmación, pero bueno para un suspiro tampoco podemos llegar a todo; pero debemos morir en el intento.

Buen buen artículo Paco, no he podido evitar volver a leerlo, mi enhorabuena.

UN ABRAZO

invitado
invitado dice:
06/10/2006 17:35

Totalmente de acuerdo, cualquiera que te leyera, no podría imaginarse que tu también has sido y eres en tu actuación política un privilegiado por medios de comunicación afines a la "corriente de """"pensamiento"""" que dice defender tu partido.
Obviar en tu literatura tu propia realidad es cuanto menos un comodo ejercicio.En fin cosas de la difusa línea entre literatura y realidad que defiendes a menudo.

Manuel Becerro Perez
Manuel Becerro Perez dice:
05/11/2006 23:38

Totalmente en desacuerdo con el que hace un mes te dejó escrito el anterior comentario, Paco. ¿Qué coño va a ser un "cómodo ejercicio" decir lo que uno piensa? Y más siendo político. Aparte: ¿"difusa línea" entre literatura y realidad? Excesivamente quijotesca encuentro esa interpretación, la verdad. Y lo dice uno que trabaja para un medio "no afín" que está hasta los huevos de que un pensamiento se desacredite por magras cuestiones puramente partidistas. Saludos y ánimos para ti y para onubenses.org. Por muchos años además.

PacoHuelvaCala
PacoHuelvaCala dice:
18/01/2007 00:20

Llevas razón, Manolo; decir lo que uno piensa, no es un "cómodo ejercicio". Es una carga que uno se endosa mientras puede caminar.
MIS SALUDOS ACENTUADOS
PACO HUELVA

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web