Usted está aquí: Inicio / El Barbonauta / Blog / ACASO LOS DIOSES...(Tragedia narrativa en un acto, para representar o leer de un tirón)

ACASO LOS DIOSES...(Tragedia narrativa en un acto, para representar o leer de un tirón)

A Miramamolín, el Moro, -con su permiso- por la idea.
A Kim Pérez, por el impulso.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Parece que ya veo mi "Ocaso de los dioses": Brunilda, que yo rebautizaré como María Goretti, no cabalgará por los cielos, sino que bailará la danza del vientre en su piso de 30 m2, con lo que el héroe Sigfrido, al que haré torero y se llamará Francisco de Asís, se pondrá cachondísimo por la proximidad del ombligo bailón; ante el riesgo de embarazo, sin que nadie lo espere porque no está en el libreto, aparecerá Wotan, gran dios del Walhalla, que ahora será Wo...jtila, presidente de la Vatican Condon Corporation Ltd., y les hará la mejor oferta de condones jamás conocida, que para algo son santos y dioses. Como se ve, ¡una creación genial, voto a bríos!

Miramamolín, el Moro

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Personajes:

Mari-Brunilda Guarreti (MBG), danzarina oriental; es decir, que se viste como las danzarinas orientales aunque con más escote, luciendo un bellísimo ombligo y unas caderas altamente inquietas, pero ella es muy del norte: rubia de ojos zarcos, lánguida melena y 1,78 de estatura. Su piel es del color de los churros recién hechos y, de cierto, más apetitosa.
Llegó a la ciudad en bicicleta y cargada de mochilas, sudorosa, que aquel verano y los 90 kms. de la etapa casi la derritieron. No iba sola. El grupo de sajonas rubias acampó bajo los árboles del parque, frente a la estación ferroviaria, y comió del costo mochilero bebiendo latas de cerveza para sudar más y más, placer que en su país es imposible de obtener.
Consultaron mapas y guías, desecharon algunos tampaxs y salvaslips en los servicios públicos, se refrescaron en una de las fuentes y enfilaron hacia la playa, elegantemente aupadas sobre los sillines y con las melenas sueltas. Seis valquirias parecían volar cuando, vistas desde abajo, rodaban por el puente alto.
María Brunilda Guarreti se expresa en correcto español, pero con acento germánico.

Sigurd Francisco de Atchís-¡Jesús! (SFAJ), torero, tierno amante de los animales el pobrecito, tanto que cuando vigila el deslome de los toros que va a lidiar, la aplicación de la vaselina a los ojos y del aguarrás a las pezuñas se emociona al prever el goce infinito de las caricias que les va a prodigar con el capote, las banderillas y la pica, que culminarán con el orgasmo del estoque, máximo ideal de la penetración. De hecho, lleva años buscando hembras de tronío que penetrar, pero aún no las ha encontrado porque ninguna tiene cuernos ni rabo. Ni bufan ni mugen.
Prueba del amor infinito que profesa a los animales es su afición a la caza, a la que compara con el acecho de la hembra de tronío porque en ambos casos el fin último es comerse el animal cazado, o repartirlo entre deudos, amigos y causahabientes.
Estos dulces amores a mamíferos, aves y otros seres vivos le hacen invertir muchas horas y capital del que desgrava aunque, si se tercia, admite porque no tiene más remedio las subvenciones que la UE le concede.
Moreno renegrío, espigado y peinado para atrás, con gomina, ha decidido dar vueltas por los pubs de la playa. Le rodean los pelotilleros en nómina.

Mr. Wójtilan Deus (MWD), Presidente de la Vatican Condon Corporation Ltd. es un conspicuo capitalista modelo altruista, de modo que de sus beneficios netos dedica un 5% a limosnas de las que desgravan y el resto a sociedades de capital opaco.
Como se deduce del nombre de la empresa, fabrica condones, cuyas marcas más conocidas son Coitex®, Coyundex®, Consumationex®, Coeundix®.
Ama a los humildes del mundo, especialmente si son negritos, por lo que no quiere que lleven mala vida eterna, así que no sólo no distribuye sus artículos en el África profunda sino que, además, los contrapublicita en dicho territorio: los reserva a la población blanca que, por otra parte, es la que mejor los paga y en cuyos países se garantiza sin problemas la distribución y se puede abortar higiénicamente si falla el producto.
Es el típico empresario mediático, omnipresente en las revistas cuché, que se planta donde haga falta a implantar su mercadotecnia con acciones espectaculares y costes a cargo de quien recibe la visita, claro, repercutidos en el precio final del output1.
Mr. Wójtilan intervendrá desde el ciclorama2.

Coro de negros subsaharianos (CNSs), representados proporcionalmente por oriundos, de ambos sexos, de todos los países de la zona.
No llevarán máscara, que sus facies serán lo suficientemente expresivas. Esqueléticos y tambaleantes, el uso del coturno producirá en el espectador una intensísima emoción compasiva y solidaria por lo incierto de la verticalidad.
Intervienen desde el ciclorama.

Quinteto de las valquirias (QVs), compuesto por las cinco compañeras de viaje de Mari Brunilda Guarreti. Actúan en bici o a pie, con las tetas al aire y una mochila a la espalda. No hay corifea porque todas son guapísimas, y no usan máscara porque sería un crimen de lesa belleza.
Intervienen desde el ciclorama.

Coro de Gerentes de Área (CGAs) de la Vatican Condon. Llevan trajes negros con alzacuellos y máscara de obispo. Recitan de modo campanudo y melifluo.
Intervienen desde el ciclorama.

Escenario/espacio:

(La acción transcurre en un piso de 30 m2 y 50 años de hipoteca situado en la gran puñeta de una ciudad del SO, mas allá de toda rotonda, paso elevado y urbanización de prietos adosados.
Las cabras no llegan allá porque están más cuerdas que los ediles y los carteros tampoco porque aún -tras 4 años de construido y "aperturizado"- el Polígono-Barrio Residencial para Jóvenes (en adelante POBREJJ) popularmente conocido como el "Vas-allá" carece de callejero, numeración y código postal.
Tampoco hay transportes públicos por no existir calzada de acceso, de modo que quienes carecen de vehículo propio, no quieren chingar los amortiguadores del que poseen y no han afanado ninguno en las últimas horas, tienen que desplazarse a saltos, a falta de alas, sorteando baches, charcos y vertederos de basuras y condones usados.
Por la ventana -proyectada sobre el ciclorama, que en otros momentos acogerá a los Coros, a Mr. Wójtilan y al Quinteto-- se divisa, de día, una gavilla de chorros de humos industriales, entre grisáceos y morados, que se orientan a capricho del viento, pero siempre a contraluz del sol y apestando. De noche sólo se aprecia una nube de morado algodonoso, con la peste tocada de relente.
A la izquierda, vista desde el gallinero, hay una minicocina que comparte desagí¼es con la ducha y el retrete situados entre ella y el ciclorama que, al fondo, separa el espacio de las necesidades gastrointestinales del de las ludicosexuales y las nutritivas, o sea, que a la derecha están el sofá-cama empotrable, la librería/armario de la que aquél emerge y una de esas teles colgadas del techo, que no sé cómo se llaman. En el centro, y bajo la tele - de la que cuelga una lámpara- hay una mesa baja y un par de silloncitos. Todo el mobiliario, de diseño barato pero pretencioso, de la famosa marca ¡Y qué, ea!®.
La puerta de acceso al piso, a la derecha y en primer término, de modo que quien entre lo primero que verá será el retrete, sobre el que pende, suspendido, un bidé de plástico ajustable a la taza de aquél.


Al hacerse la luz, Mari Brunilda Guarreti (MBG) y Sigurd Francisco de Atchís-¡Jesús! (SFAJ) han terminado de comer unas pizzas con unas birras, cuyos restos y envases están recogiendo de la mesa central y depositando en el cubo de la basura. Es mediodía, a juzgar por el color de los humos de la ventana).

[Un momento, ahora sigo, que estoy escuchando el 2º movimiento del Concierto para piano de Rachamaninov, y eso ...]

SFAJ:
De verdad, Mari, que no entiendo tu empeño en seguir viviendo en el barrio POBREJJ y en un piso de 30 m2 , que para llegar a él tiene que ser a saltos entre los charcos y los montones de basuras, que llego con los botos hechos un asco...

MBG:
Bueno, para esto es para lo que me dan el sueldo y las propinas.

SFAJ:
Pero es que podíamos estar los dos tan ricamente en el cortijo, como Dios manda.

MBG:
Es que eso es precisamente lo que no quiero, lo que tu Dios manda; quiero vivir como yo quiera y no como quiera alguien que no existe y que, encima, según dicen quienes se lo creen, lo que hace es fastidiar todo lo que puede, que si esto es pecado, que si lo otro un dogma, que si el demonio, que si el infierno ...

SFAJ:
¡Pero mujer...! es un decir. Si no estamos casados, follamos lo que queremos y casi siempre con condón, no vamos a misa ni ná ni ná...

MBG:
Entonces lo que quieres es que vivamos como tú quieres, sin contar con mi opinión, herr machista.

Pero vamos a ver: cuando yo vine a tu tierra lo hice como turista ecologista de verano, ¿no?, sin la menor intención de quedarme, casarme ni nada parecido ...

(Lentamente se oscurece la escena y en el ciclorama aparecen MBG y el Quinteto de Valquirias pedaleando alegres al compás de la famosa cabalgata wagneriana mientras circulan por un puente alto. Al finalizar la música de la cabalgata llegan a una hermosa playa con fondo de pinares y recitan con mucho salero germánico, sujetando las bicis con las manos derechas y haciendo gestos y mohines con gracia germánica auténtica.)

QVS:
Con el pedal y el sudor
hemos llegado a esta playa.
Venceremos al calor
con un baño y la toalla.

Queremos ver españoles,
queremos comer choquitos
y rebañar los peroles
de todos los chiringuitos.

Y si se tercia algún rollo
lo vamos a aprovechar,
que siempre será un chollo
veranear y follar.

(Se hace el silencio y, al tiempo, luz en la escena, mientras al ciclorama vuelve la ventana diurna)

MBG:
... me gustó el ambiente y decidí tomarme un añito sabático, de modo que me coloqué en un pub de ambiente como camarera y go-gó. Lo paso pipa soplando con los coleguis, con el mutuo toqueteo más o menos descarado y, sobre todo, bailando que es lo mío, aparte de los idiomas, claro,...

SFAJ:
Y un día llegué yo.

MBG:
Con tu cinturita de mimbre, tu moreno renegrío y tu pelo de brillantina, sí señor. Y me gustaste porque eres exótico en mi cultura como yo lo soy aquí, pero me gustas para lo que me gustas, que para otras cosas tendrías que reciclarte a fondo, cosa que me parece imposible, que por mucho que ames a los animales, pobrecito, eso de hacerte rico torturándolos y matándolos no hay quien lo entienda, gachó.

SAFJ:
¡El toreo es la cultura de mi tierra!

MBG:
Así se nota en el informe PISA ése sobre la enseñanza, de la OCDE.

SFAJ:
¡Y es la fiesta nacional!

MBG:
¿Te quiéi ya? Vuestra fiesta nacional es el fútbol, maestro. Y tampoco podría vivir ni casarme con un tío que tiene la casa llena de escopetas y se va por ahí a matar animales siempre que puede. Además, con la colección de lameculos que llevas siempre a tu alrededor, los plumíferos pagados, etc... Para luego salir en los programas de la telebasura diciendo paridas y tópicos a grito pelado.

De manera, que ya lo sabes: cuando quieras sexo, aquí me tienes, aquí he dicho, no en el cortijo, y será sexo a tope que con eso no bromeo; pero sexo nada más. O...¡género!, si te pones administrativo o políticamente correcto.

SFAJ:
¡Ojú, tía, cómo te pones! ¿Pero no ves cómo traigo los botos? ¿No ves cómo pongo la alfombra?..

MBG:
Anda, anda, vamos a dejar el palique que tengo que ensayar un número nuevo que me está encantando y seguro que va a ser un exitazo.

(En el ciclorama aparecen imágenes de un espacio palaciego árabe, con divanes, cortinajes, etc..., mientras comienza a sonar música oriental de baile, altamente sensual. En la escena sólo se ilumina, con tonos que realcen la sensualidad de los movimientos, el ombligo y las caderas, la figura de MBG sobre la mesa, mientras que SFAJ queda en penumbra echado en el sofá. MBG baila la danza del vientre utilizando todos los movimientos posibles que dicho arte ofrece mientras se adivina que SFAJ se lleva las manos al paquete y trastea por allí. Cuando está excitado en grado sumo, se desnuda y, sin ponerse condón, agarra a MBG y la echa sobre el sofá comenzando a quitarle la poca ropa que lleva puesta. Baja el volumen de la música y en el ciclorama aparece el QVs, ahora sin las bicis, que recita exaltadísimo:)

QVs:
¡Oh Mr. Wójtilan, grande entre los grandes,
Oh showman empresarial donde los haya,
Oh prócer de los preservativos,
Oh benefactor del placer más dulce que
los humanos, las humanas y les humanes conocen!

Oye a tus admiradoras
que humildemente impetrarían
si fueses un dios,
pero que sólo te solicitan,
como empresario que eres,
una caja de condones,
nos da igual la marca,
para proteger del embarazo
a nuestra María Guarreti.

¡Venga a nos una caja de estriados
séanos concedida la de sabor a fresa,
o bien un diluvio de transparentes
que buen uso haremos de ellos
como si fuese a pelo!.

(Mientras que en el sofá la pareja se muerde y revuelca con toda energía derramando expresiones sonoras absolutamente eroticoexpresivas, en el ciclorama aparece el CGAs, recitando con aire profesional):

CGAs:
¡Un momento, Mr. Wójtilan, con el debido respeto!
Hay que decidir el canal de distribución
en función de la localización del brick3,
no sea que tengamos un conflicto
en caso de fuga de ventas,
lo que redundaría en desmotivación
de los miembros de nuestra red comercial...

Y hay que concretar los términos del pedido:
¿Qué marca de las nuestras quieren?
¿Coitex®, Coyundex®, Consumationex®, Coeundix®?
¿Qué canal de distribución?
¿Qué forma de envío?
¿Qué forma de pago?

Hay que asegurar la solvencia de las clientas,
que no es lo mismo que venderlos en la máquina
o en la botica.

(y con acento de nuevas tecnologías)

¿No podríamos sugerír a estas valquirias
que hicieran la compra "on line"?...

(Ahora aparece en el ciclorama la figura portentosa y potente de MWD que anula las de sus gerentes de área. Con voz tonante les conmina:)

MWD:
¡Oh, gerentes de vuestros pecados,
nunca aprenderéis!

Hay que invertir, para vender ,
en la mejor publicidad.
¿Y cuál mejor que aquésta,
difundida por el universo
de gentes del santoral, que,
aunque con disfraces,
nos presentan el escenario,
el texto y el ciclorama
del mundo occidental?

¡Follen a mansalva,
que son de países ricos,
follen seguros
aunque se extinga la especie! ...
Lluevan condones de
todos los modelos,
y úsenlos a gusto
revolcándose
por las camas y los suelos.

(Con voz más tonante aún)

¡¡Esto os mando yo
Wójtilan,
presidente de la Vatican!!

(Una lluvia de condones inunda todo el espacio escénico, mientras que en el ciclorama vuelve a aparecer el QVs, pedaleando al ritmo de la Cabalgata y en la cama los entes follantes no cejan hasta que los orgasmos les hacen gritar, mientras se hacen, lentamente, el silencio y la oscuridad. Pasados unos segundos, suena un furibundo acorde de timbales y en el ciclorama aparece el Coro de Negros subsaharianos que exigen a gritos, con las fuerzas que les quedan: ...),

CNSs:
¡¡ Dadnos condones,
cabrones !!
¡¡ Dadnos condones,
cabrones !!
¡¡ Dadnos condones,
cabrones !!
¡¡ Dadnos condones,
cabrones !!
(Un seco golpe, como de guillotina, acaba con el sonido, la luz y la representación).

---------------------------------------------------------
1) Incluyo este inglesajo por no terminar el párrafo con el mismo vocablo que el anterior, pero significan lo mismo. Cualquier economista puede certificar que output es el resultado final de la confluencia de varios imputs.

2) En el teatro, gran superficie cóncava situada al fondo del escenario, hasta gran altura, sobre la que se proyectan el cielo y los efectos cinematográficos, como los crepúsculos, el paso de nubes, las tormentas, etc.
3) En mercadotecnia, fracción del territorio que permite el análisis detallado de las ventas, la liquidación de comisiones a los vendedores, etc...
---------------------------------------------------------

NOTA: el autor está dispuesto a negociar con cualquier realizador teatral la puesta en escena de esta obra, excepto con los "creadores" que destrozan y tergiversan obras de los clásicos porque tienen miedo de firmar con su nombre las propias, o por aprovecharse del prestigio de dichos clásicos para su lucro personal. Idem, respecto a realizadores cinematográficos de remakes gringos de películas europeas.

88px-valkyrie_by_arbo.jpg 120px-condom_rolled.jpg

161px-kim_novak_danse_du_ventre.jpg

archivado en:
MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
12/09/2008 23:07

De verdad de la "güena" que es un placer leerte, Manué.
Un abrazote gaditano, o sea, tipo bahía.