Usted está aquí: Inicio / Victoria Caro Regidor / Blog / Una Marioneta

Una Marioneta


la_marionnette.jpg


Érase una vez una marioneta que pasaba sus días animada por finas tanzas invisibles, desprovista de voluntad propia. Sus movimientos flacos y débiles se deslizaban perezosos en el fondo, anhelantes de reposo, obligados en el avance y desprovistos de cualquier atracción vital. Ingenuamente se dejaba llevar, era como si la empujaran. Bajo la corteza de su piel enjuta lucía un tatuaje hecho con hierro y fuego, de su diseño se traslucía el sello de la coacción. Con levedad se zarandeaba al ritmo que marcaba su titiritero, impulsados los dos por la misma fuerza; la misma fuerza que le impedían fundirse sobre el sol. En la oscuridad sólo una débil redondez de luz hacía su puesta en escena, ella entonces era la estrella de los sin motivos y sin causalidades. De sus rasgos prominentes iba esbozando una tensión acumulada que la obligaba a forzar sus posturas en diacronía con la negra figura de su peón, precipitándose vanamente en medio de la confusión. El estruendo de risas llegaba desde el patio de butacas y los gritos también. ¡Cómica, burlesca, caricaturesca, grotesca!


Se pasaba las noches lánguida entre bastidores, sobre el viejo diván, dotando de vida la mentira de su existencia. Entonces era que su terquedad quería respuestas pero no se hacía preguntas, quería soluciones pero no ponía remedio a sus problemas, deseaba pero sin deseo sincero. Con despecho ansiaba las cosas que no le pertenecían, se creía merecedora de todo, se volvía egoísta y obstinada, como sí todo le debiera corresponder tras la comedia, sin ver más sentimientos ni necesidades que las suyas.


Y al final, cuando ha pasado el tiempo y tantos han sido los golpes, los giros, los trotes, sus hilos de plata terminaron por romperse y herida pero al fin sóla, desterrada al olvido de quién un día la mantenía, con un tímido pestañeo comienza a abandonar su pasado para comenzar un futuro nuevo. Tomará la medicina de Pinocho y quizás descubra que la libertad no es sólo un mito. Colorín colorado...


archivado en:
PACO HUELVA CALA
PACO HUELVA CALA dice:
23/10/2007 10:33

Magnífico cuento, Victoria; ese es el camino y aún más, no hay que esperar que las tanzas se rompan desgastadas por el tiempo, a veces hay que romperlas anuque sea a mordiscos.
SALUDOS

MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
23/10/2007 12:45

No, la libertad no es solo un mito. Es un derecho que, desgraciadamente, a menudo se convierte en quimera. Y es tan dificil cortar los hilos cuando no quedan fuerzas...

Maria
Maria dice:
24/10/2007 13:43

a veces es demasiado cómodo que unos hilos te muevan hasta que descubres justamennte eso: que la libertad no es un mito.
Un abrazo.

calle quimera
calle quimera dice:
26/10/2007 03:06

Precioso cuento, Victoria. Sí que es cómodo ser marioneta como decía María, pedir sin tasa, y desde luego sin ofrecer nada a cambio. Pero la libertad tiene un precio, y no todos están dispuestos a pagarlo. Al menos, de buen grado.

Besos.

Mamen
Mamen dice:
26/10/2007 20:30

Pobre marioneta, no sabía que existía la libertad, hasta que en su ingenuidad, intuyó la mentira de su existencia, hasta que los golpes la sacaron de su apatía y de su languidez. Ahora sabe que para conseguir la libertad hay que trabajar a diario y hacerse valer, ahora sabe lo que cuesta ser libre y aspirar a ser feliz.

Me gustó mucho, Victoria.

Un beso.

malena
malena dice:
27/10/2007 01:06

También hay personas, mujeres de carne y hueso que se dejan utilizar como verdaderas marionetas sin tomar conciencia de ello. Un beso muy grande, Victoria.

calle quimera
calle quimera dice:
27/10/2007 10:24

De alguna manera todos somos marionetas,manejados y controlados por otra gente ajena a nuestras inquietudes reales .Pero las tijeras cortan los hilos. Bonito cuento...salud¡¡¡.

malena
malena dice:
29/10/2007 18:16

Un beso muy grande, Victoria y descansa un poco.

Victoria
Victoria dice:
31/10/2007 11:36

Agradezco enormemente vuestros comentarios. No tengo que añadir más que me resultáis personas muy interesantes.

Mil besos.

calle quimera
calle quimera dice:
01/11/2007 20:03

Muy interesantes???. Vaya,me sonó muy correcto. Besos. Salud¡¡¡.

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web