Usted está aquí: Inicio / Victoria Caro Regidor / Blog / Lluvia de Abril

Lluvia de Abril


Lluvia de abril con aroma de azahar, cuanto mayor es la frecuencia con que tocas la realidad, tanto más fuertemente rebotas en el mundo de la ilusión. Es ella, quien sumida en el tibio portal de tus espejismos, se pregunta si acaso le quedaran anhelos y entusiasmos para seguir adelante en todas las direcciones al mismo tiempo, mientras dibuja sobre el vaho un ataque de nostalgia, conmovida por los recuerdos del día en que el sol henchido lucía.


Así fue como lo conoció: lo miró a los ojos y sintió un impacto sonoro en su corazón, una profunda impresión que parecía brotada del pasado, por la lejanía de su juventud olvidada. Se sintió sacudida por su hermoso rostro, pues era a Él a quien había buscado en los rostros de todos los hombres que en su vida conoció. Esa vez primera tuvo la certeza que, de alguna manera inconsciente, Él siempre había permanecido en un lugar cercano a Ella, escondido, observándola, con la esperanza de que llegara el momento de mostrarse a merced del acierto y con un sencillo guiño lo llevara hacia Él y Ella sucumbiera a su arrebato sin remedio.


Lluvia de abril, sobre el bermellón acre de la fresa, cuanto mayor es tu intrepidez, tanto más afluye de su memoria la sombra viva de aquella sonrisa que ahora su alma invoca, pues cada vez que Él sonreía, algo dentro de Ella, tal vez un sentido desconocido, una víscera que ignoraba, también a merced del suspiro, sonreía.


Llegará el silencio a la tormenta, para Ella seguirá siendo un amor ávido, ardoroso, al que no tapará con ungüentos milagrosos. Conservará intacto el sabor de sus labios febriles regalándole todos los largos besos y mantendrá el rescoldo en su cuerpo desnudo a salvo, estremecido contra el suyo.


Y la lluvia de abril se marchitará tras la ventana, se destapará el sol sobre la piedra. Ese será su eje, el del buen amor, aquel que la sorprendió, el que un día se marchó y le dejó el recuerdo de unos instantes que nunca morirán. Ahora quedole el consuelo de que sí un amor así hubiera permanecido, toda su belleza se habría perdido; de que al caminarse, después de sus instantes de goce, será un amor para todos los días y llegará a su vejez sin marchitarse.



11.JPG


Lluvia de abril


Ojos que dan agua,


Llanto de azahares


Surcando la noche.


En sueños mojados


Llueve a carmesí.


El río en su cauce


Lloviendo por ti.


Lluevo de recuerdos


De fresas, de jazmín.


Lluevo la ausencia


Vacía de su mano.


Llueve su monólogo,


Lluevo de insomnios


Llanto por abril


Lluevo a la sed


Lluevo a retazos


Lluvia o Llanto


A cantos


Sobre la piedra,


Amor y lluevo.

archivado en:
Mamen
Mamen dice:
20/04/2008 19:16

...cuanto mayor es la frecuencia con que tocas la realidad, tanto más fuertemente rebotas en el mundo de la ilusión.

Destaco esto que me gusta especialmente en un texto precioso, Victoria.

Un gustazo leerte en esta tarde de mareas sin mar, a nosotros los de secanos, nos llegan del cielo.

Muchos besos.

MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
21/04/2008 10:52

Dos formas bellísimas de cercar a la lluvia, de encerrarla entre palabras o entre versos.

Vino y besos.

victoria
victoria dice:
21/04/2008 10:59

Gracias Mamen; es verdad que para nosotros, los sureños, los días de lluvia tienen matices especiales, incluso cambiamos planes, nos quedamos en casa en pijama y llegamos a sentirnos verdaderamente melancólicos. Ahora, para los días de sol también somos especiales y no hay un alma que no busque excusas para salir de casa y de camino tomarse una cervecita.

Me alegra que te haya gustado, sobretodo la primera frase. Me costó, no creas.

Muchos besos.

victoria
victoria dice:
21/04/2008 13:04

Gracias, Manolo, la lluvia es un don, es una belleza que al contemplarla se vuelve persona que siente, se enoja, cominica y se desahoga. Es también florecimiento en primavera.

Besos

malena
malena dice:
21/04/2008 18:17

Victoria, corazón, las dos nos hemos puesto de acuerdo para hablar de la lluvia, lo que sucede es que tú de una forma más bella.Esa lluvia de abril intercalada con un amor que fue pero desapareció, es lo más bello y tierno que he leído.

Hay un AMOR con mayúsculas que es el que siempre buscamos y unas veces aparece y otras no, pero en tu escrito permanece para siempre dentro del alma que lo amó.

Un beso, mi niña.

.

calle quimera
calle quimera dice:
21/04/2008 18:33

Hay días que llueve en la calle y también dentro de nosotros; debe de ser que tenemos goteras, que se nos llueve el chamizo por cada uno de sus rincones sin poder evitarlo en cuanto el cielo descarga. Qué pronto acuden recuerdos como este, de aquello que pudo ser y no fue...

Preciosa combinación de textos, Victoria. Siempre es un placer acercarse a tu casa, llueva o haga sol. Un besote bien grande.

Trini
Trini dice:
22/04/2008 09:44

Porque, aunque corto, es maravilloso haber conocido el amor. Y, como dices, así, al morir tan joven, quedará mitificado a través del tiempo. El recuerdo, lentamente se irá volviendo agridulce y, sin duda, dejará de doler la herida; hasta convertirse en un latido de nostalgia, que se eleva de tarde en tarde para acariciarnos y hacernos brotar alguna lágrima que, con el tiempo, perdió la sal...

Ningún mes como abril para alzar la musa del poeta.

Me encantó la prosa y el poema Victoria.

Besos muchos

VICTORIA
VICTORIA dice:
23/04/2008 01:11

MALENA, creo que escribimos sobre lo mismo porque tenemos cosas en común, sobretodo el placer por las letras, los sentimientos y el medio por donde transitamos. Tú también escribes cosas bellísimas y te lo he dicho en muchas ocasiones.

CALLE QUIMERA, Estoy encantada con vuestra vuelta. Me engrandece que os haya gustado esta combinación.

TRINI, nadie como tú para expresar estos sentimientos y momentos. Qué te guste lo que he escrito es para mi un honor.

MUCHíSIMAS GRACIAS Y MUCHíSIMOS BESOS

Octavio
Octavio dice:
26/04/2008 00:18

Y este montón de hermosos mandamientos, se resumen en dos:
1º.-Amar al prójimo sobre todas las cosas.
2º.-Aunque la felicidad sea una utopía, hay que seguir corriento hacía ella.
Muy bonito.
Un beso.
Octavio.

VICTORIA
VICTORIA dice:
26/04/2008 01:05

Muchas gracias, Octavio, me emociona que leas mis cosas, aún más sí te gustan.

Un beso

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web