Usted está aquí: Inicio / Victoria Caro Regidor / Blog / Colapso

Colapso

Nuestro Sistema Educativo está colapsado. Estamos llegando a ese anunciado, aunque nunca creído, choque frontal entre las viejas estructuras convergentes que siguen conduciendo, hoy en día, las instituciones escolares, y una sociedad cada vez más pluralista y divergente, que pisa a fondo, el acelerador del cambio social. Y, - yo me pregunto-, ¿La Administración es verdaderamente consciente de este problema?, ¿Conoce o sufre los atascos que se están produciendo en ellas? ¿Las medidas que se están tomando, son las adecuadas? ¿Por dónde empezamos?

El problema fundamental radica, precisamente, en que se introducen planes y proyectos en base a esa socialización divergente y al fomento de los nuevos valores, mientras no se mueve un ápice el reglamento de organización y funcionamiento, en el que se establecen las enseñanzas mínimas, las metodologías, la estructuración espacio-temporal, los recursos, la evaluación... En este sentido, se mantienen las aulas sobrecargadas de alumnado, sin poder atender de forma adecuada a la diversidad, se sigue repartiendo todo el horario, entre las materias de siempre, se destina una hora y treinta minutos semanales a la asignatura de religión... Y es aquí, en esta estructura cerrada y saturada que, además, debemos incluir el mundo de las nuevas tecnologías, el bilingüismo, el aprendizaje emocional, la cultura de la paz, los planes de coeducación y de igualdad, técnicas de mejoras en las instrumentales, el movimiento migratorio del alumnado, la dinamización de la biblioteca escolar, el fomento de la lectura,... Pero ¿Cómo?, ¿Cuándo? ... Resulta totalmente imposible meter todo dentro del mismo saco, sencillamente, porque todo no cabe, a pesar de las muchas inversiones económicas que se están destinando a educación y al discurso político en pro de las mejoras introducidas. Es la práctica eductiva la que muestra esta realidad y son las estadísticas, las que marcan las claras tendencias: El fracaso escolar va en aumento, crecen los conflictos violentos en las aulas, hay mayor absentismo, faltas de expectativas en el alumnado, el profesorado está, cada vez, más desprestigiado socialmente, los medios de comunicación cultivan el pelotazo y la sociedad, en general, se mueve por la ley del mínimo esfuerzo. Nuestro sistema educativo está colapsado.
MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
29/03/2007 09:23

No hay que preocuparse, en el futuro cuando cambie la tortilla política volverán a cambiar los parámetros educativos, al menos durante cuatro años, después, si cambia otra vez el asunto político volverán a modificar los planes educativos, las leyes de enseñanza, y así sucesivamente. Mientras no exista un concenso político en esta materia se seguirán dando golpes de timón y zarandeando de uno a otro lado el barco educativo. Así es normal, con tanta zozobra, que, en cualquier momento, el asunto se vaya a pique. No se acaban de dar cuenta que estan jugando con la formación de los hombres y mujeres del mañana. Menudo panorama. Otra cosa es que sea eso precisamente lo que pretendan: Un país de autómatas ignorantes y sin capacidad de reflexión, así son más manipulables; ¿o no?. Eso si, la religión no sale de las aulas ni con agua caliente, ellos, los cuervos del alzacuellos, siempre salen airosos de cualquier revolución.
Salud.

alargaor
alargaor dice:
29/03/2007 13:29

Un sólo "pero" le pongo a tus magníficos apuntes sobre el caos educativo público, amiga Victoria. De acuerdo en todo lo demás. Pero no me parece que "el profesorado esté, cada vez, más desprestigiado socialmente". Más bien al contrario. En mi opinión,(y en la tuya del final) son los padres ( que tu llamas bién "la sociedad en general") la que se mueve por la ley del mínimo esfuerzo (unos, porque otros, por la ley del "no me queda tiempo pa na" -pluriempleos, jornadas contínuas, etc-), los padres y madres, juntos o revueltos, los que están MALEDUCANDO/NO EDUCANDO DESDE LA GUARDE A SUS PUTOS HIJOS E HIJAS.
Asín de claro. Bastante más colapsada, herida de muerte, la "secundaria", con esos pequeños tiranos que abusan incluso de sus propios padres, (quienes reconocen de hecho de "no pueden con ellos") es ya la hostia.
Los padres, Victoria, los padres y madres. Los profesores sóis, la inmensa mayoría de vosotros, admirables y extraordinarios.
PD.- Y esto lo digo tan airado y convencido, porque yo, Sí, YO, ¡Enanos de mierda!, he sido mil veces más gamberro que ustedes, y sin móvil pa conectá con la peña en casos de peligro, ¡Niñatos!... Pero entonces nos pillaban los puretas y nos inflaban a hostias. Un aprendizaje natural y lógico, en un mundo tan jerarquizado y violento, que francamente, lo echo mucho en falta. Hay hostias que maduran. Lo digo en serio.

MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
29/03/2007 15:05

Hombre, andar hoy día a hostias con los pivitos/as, pues tampoco, ahora, eso si, quitarles de un plumazo un montón de privilegios, caprichos y agasajos no les vendría nada mal. La educación es global, no es un tema que deba cargarse solamente en la chepa de las aulas, en el hogar hay mucho más que enseñar de lo que muchos se piensan, los medios de comunicación y entretenimiento tienen mucho, también, que decir al respecto. Los chavales deben de entender de una puñetera vez que los tocawevos del gran hermano o la Belen Esteban no son referentes sociales, son simplemente el escaparate de la decadencia mojonera y vagabunda que nos rodea.
Colacao y pan con manteca colorá.

victoriacaro
victoriacaro dice:
29/03/2007 17:35

Efectivamente, Alargaor, el profesorado ya no tiene autoridad ni para con su alumnado ni para con sus familiares, ese es el desprestigio que sufre. Tampoco son considerados por la Administración, que sólo les exige y les ordena, sin permitirles participación en los procesos de reflexión y, mucho menos, de decisión.
Tienes razón, Manolo; quizás, un modelo eficaz de sistema educativo, no interese al estado. Por qué, entonces, no hay una reforma desde sus raíces y se toman en consideración modelos como los de los países nórdicos, dónde los niveles educativos son los más altos del mundo. Eso sí, hay que tener en cuenta que el modelo social también juega aquí un papel fundamental, y en estos países, la enseñanza y el aprendizaje de las personas, se considera importantísimo, como medio exclusivo de progreso.

Alargaoooooooooor !Qué la letra con sangre, ya no entra!

Un abrazo, amigos.
Y a mí me daban el pan con aceite y azúcar, y en fiestas, con una onza de chocolate.

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web