Usted está aquí: Inicio / José Luis Piquero / Blog / "Noche canalla", un poema de Javier Egea

"Noche canalla", un poema de Javier Egea

No llegué a tratarme con Javier Egea (1952-1999), aunque tuvimos varios amigos comunes e incluso le conocí personalmente, durante un congreso literario en Granada, en 1992. Su poesía casi completa puede encontrarse en la editorial DVD, bajo el título Contra la soledad. En él aparece "Noche canalla", uno de mis poemas favoritos. Aquí os lo dejo:

Yo no sé si la quise pero andaba conmigo,
me guiaba su risa por la ciudad tan gris.
Ella tenía en su boca colinas de Ketama
y el cielo de sus ojos me pintaba de añil.
Yo vi tantas estrellas como ella puso siempre
en aquel cielo raso como un paño de tul.
Ella llevaba el pelo como la Janis Joplin
y los labios morados como el Parfait-Amour.
La he perdido en un bosque de jeringas brillantes
por donde nos decían que se llegaba al mar;
se fue sobre un caballo de hermosos ojos negros,
por más que yo me muera no la podré olvidar.
Bajo el cielo ceniza me conducen mis piernas.
Esta noche no tengo ni esperanza ni amor.
Sólo queda el calor de mi pobre navaja.
Hoy me he visto la cara de un retrato-robot.
A pesar de sus ojos he salido a la calle,
a pesar de sus ojos me ha tocado vivir.
En un barrio de muertos me trajeron al mundo.
Esta noche canalla no respondo de mí.
archivado en:
Ernesto Frattarola
Ernesto Frattarola dice:
02/09/2010 09:07

Gran poema, ya desde el primer verso, que dice mucho, mucho: "Yo no sé si la quise pero andaba conmigo". Gracias por la recomendación. Conozco a Javier Egea sólo por haberlo oído nombrar (García Montero, Virallonga), así que más deberes pendientes.

Por otro lado, ya leí "Memoria de un espejo". O debo decir que lo leí por primera vez porque, efectivamente, es una obra compleja, densa. Habrá que releerla una y otra vez para ir encontrando matices. Y sí, Pelayo Fueyo es un gran descubrimiento para mí. No me he podido hacer aún con la obra completa (tenían que pedirla en La Central de Barcelona), pero estamos en ello.

Gracias por seguir abriendo ventanas.

PACO HUELVA CALA
PACO HUELVA CALA dice:
02/09/2010 10:21

Excelente poema, sin duda, José Luis, me voy a encargar ese libro. No se debe andar por el mundo sin otear desde riscos imprescindibles, y este parece que lo es.
UN ABRAZO, ESPERO UNA OPINIÓN TUYA.
BESOS PARA LAS EVAS

Tomas Rivero
Tomas Rivero dice:
03/09/2010 10:03

Pag. 49:
Quizá me confundí de calle y de aventura
pero ya me conocen sus farolas y el alba,
ya conocen mi sombra, mi canción, mi tristeza
y esa costumbre vieja de andar erguido y solo.

Encantadora recomendación Jose. Leí ese libro hace diez años (diez con letras, para detener el tiempo dentro de sus poemas).
Yo también lo recomiendo desde entonces. A todo el mundo. De vez en cuando tiro de él para que despierte de su sueño, dormido en baldas de yeso. Para que Javier no se muera nunca.
Recomiendo, de "Contra la Soledad", no sólo la poesía de este hombre militante radicalmente soñador (que no soñador radical) también la parte "Coram populo", (pag:119). A un servidor, le sirvió, en redundante lectura entre líneas, para saber todo lo que fué Egea. De este "coram", la voz de García Montero: "Hermano Javier". Lo dice todo.

...erguido y solo. Tal vez Javier debió escribir (qué tonterías digo) en este verso, la palabra erguido con "h", esa hache que tienen todas las cerraduras por las que el mundo te observa, no para saberte, sino para expiarte: herguido y solo.

Jose Luis Piquero
Jose Luis Piquero dice:
06/09/2010 00:44

Me alegro de que os haya gustado a los tres. No, no se morirá nunca.

CARMEN MABE
CARMEN MABE dice:
06/09/2010 20:07

Poema duro, realista, escrito desde la más cruda vivencia del dolor, pero....cargado de belleza.
"En un barrio de muertos me trajeron al mundo", es fuerte, pero a la vez tiene fuerza.
Me ha encantado. Lo voy a releer varias veces.
Saludos amigos.

Raul Gil Perez
Raul Gil Perez dice:
26/01/2012 20:02

Magnífico poema, sin duda. A Javier Egea tuve el gusto de oírselo leer en un recital en un instituto de secundaria de Córdoba. Por cierto, que un cantautor llamado Raúl Alcóver le puso música y quedó una canción preciosa.

Javier Calatrava
Javier Calatrava dice:
28/03/2013 02:01

Me parece un poema bellísimo, desgarrado y duro, pero fuerte y bellísimo. Ya lo había leido hace tiempo y me gusto mucho, pero lo había casi olvidado y ahora, Jose luis, agradezco el recordatorio que supone para mí el leerlo de nuevo. Conozco bastante la poesía de Javier Egea, y admiro su trayectoria personal inconformista y no adaptable, cuando tantos se han, vergonzosamente, adaptado. Creo que ha sido un poeta poco valorado, al que solo recientemente se le está haciendo algo de justicia, particularmente desde la edición de los dos tomos de obras completas, y gracias a los esfuerzos de grupos como la Asociación Diente de Oro