Usted está aquí: Inicio / Victoria Caro Regidor / Blog / OLVIDO

OLVIDO


images-fiera.jpg


Vuelvo a evaporarme en un montón de suspiros,


En Chatarra inhibida sobre la línea blanca


De tus lunas, llenas de escarcha ciega.


Intempestiva conciencia que has aparecido


Para hacerle un nódulo a mi sangre alada,


A soplarme lo que el aire ni se atreviera.


¡Qué me olvidas,


Tal vez mañana,


Pero qué me olvidas,


Me olvidas!


Y cómo le digo todavía al recuerdo que eres mengue.


De qué manera entierro este cariño maldito.


Mi porvenir se vuelve a trozos, de repente pasado.


Tus promesas van desvaneciendo mis quimeras.


Y rugosa


Y veloz


Y ajada


Y espesa


Entra cuan murciélago por su casa, mi tristeza.


Cuan fiera corrupia escupiendo lágrimas de pena.



*--*--*


Ya no tendré más amante que la ausencia


archivado en:
PACO HUELVA CALA
PACO HUELVA CALA dice:
14/08/2007 01:33

Exquisito, Victoria. Hay que ver el dolor que atravesamos en determinados momentos de la vida, ya sean imaginados -que también son sentidos en ese instante, mientras se escribe- o reales. Y lo bien que el poema se ajusta, como un guante a la mano que pertenece, para explicar este tipo de situaciones.
MI ENHORABUENA. UN BESO

calle quimera
calle quimera dice:
14/08/2007 11:13

Desamor y sufrimiento... Solo falta ya el olvido para que se complete la trinidad habitual en estas situaciones. Y afortunadamente, llega...

Bellísimo poema, Victoria, traspasado de fuerza, pasión, dolor... Precioso.

Besos.

Mamen
Mamen dice:
14/08/2007 13:02

... mi porvenir se vuelve a trozos, de repente pasado

Precioso poema, me gustó mucho Victoria.
Felicidades.
Un beso.

MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
14/08/2007 14:02

No es buen amante la ausencia, porque nos confunde y nos pone velos en los ojos. La esperanza y la paciencia proporcionan el avance de la stisfacción que está por venir. Siempre.
Cuando escribes desde las entrañas consigues que tus palabras atraviesen cada una de las visceras.
Vino y besos.

VICTORIA
VICTORIA dice:
15/08/2007 02:00

No hay nada como entrar en casa, después de todo un día de ganduleo y pendoneo y encontrarse en tan buena compañía. Vuestro reconocimiento se convierte en una punta afilada de doble filo y me produce un poco de vértigo. No tengo mucha experiencia y temo lanzarme sin frenos.

PACO, yo soy pariente de la Farándula y algo se pega. Pero es muy cierto que, lo que se escribe tiene su trasfondo y de alguna forma aflora al exterior, aunque su producto no tenga su sentido en el tiempo.

CALLE QUIMERA, reconozco que a veces cuando se tienen estos sentimientos, nos volvemos de una sensibilidad maravillosa. Me regocijo también en esos momentos, eso sí, sin excesos y con extremada medida.

MAMEN, agradezco muchísimo tu visita y tus palabras. Con el verso quería referirme a que, las promesas pueden romper las ilusiones, de repente, hacerse añicos con tan solo mirarte al espejo.

MANOLO, te prometo que fue la ausencia la que me declaró su amor al final del poema. Al principio no era mi intención, pero se coló de forma inesperada y fue enamorándome poco a poco, hasta que, caí rendida a sus brazos, tuve que entregarme. Por eso aparece al final y después de unos asteriscos.

No sigo, porque terminaréis pensando que estoy un poco chiflada y qué lo estoy, lo estoy.

Mis reverencias y mis besos por cientos.

Rafa Leon
Rafa Leon dice:
15/08/2007 11:22

Si es así -el verso final- es que sólo quedan por ahí malos amantes ciegos. Y donde se ponga un buen mengue -¿es éste un oxímoron imposible?-, que se quiten arcángeles y ausencias. Que quede entre nosotros, pero éste es uno de esos poemas que me producen envidia.

Un beso.

VICTORIA
VICTORIA dice:
16/08/2007 02:24

¡Qué satisfacción, que te haya gustado, Rafa!

Hoy he estado en la playa "Cuesta de Maneli" y es una joya la zona esa de precoto. He recordado tu crítica al almonteño.

Un beso.

calle quimera
calle quimera dice:
17/08/2007 00:23

El otro día leí tu escrito, prefiero llamarlo así,odio lo de post.Estaba cogido de la mano de la tristeza y sentí en mi corazón mucho de lo que decías .No puedo decir que fuera un buen día para mi. Abrazos...salud¡¡¡

VICTORIA
VICTORIA dice:
17/08/2007 22:07

También hay que darles paso a esos días, y no solo me refiero a los de la regla, que también tienen miga, jajaja.

Te regalo abrazos. Me contaron sobre un grupo de personas que iban por las calles regalando abrazos. Dicen que es una buena terapia. Ya sabes, en esos días, busca, que siempre se encuentra, a alguien con quién estrecharte.

mucha
mucha dice:
17/08/2007 22:25

Muy interesante tu blog y la manera como lo encaras

VICTORIA
VICTORIA dice:
18/08/2007 14:34

Bienvenida Mucha, gracias por tus palabras. Salgo de viaje, esta misma tarde. En cuanto regrese me pasaré por tu blog. Nos leemos.

Un abrazo.

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web