Usted está aquí: Inicio / Victoria Caro Regidor / Blog / Mujeres de Negro

Mujeres de Negro

images-cors.jpg

Niña, por qué te vistes de negro, sí tú no tienes luto. Me decía a menudo una mujer a la que siempre conocí cubierta de bruno. Era mi abuela Filomena. Y hasta ahora, cuando se me hace extraño hasta el ritmo de los días, no acierto con la respuesta. Quería parecerme a ella. Una mujer de negro, de luto, de dolor, de guerra, de miseria, que supo transformarlos en símbolos de lucha por la paz y por la vida. Y es ahora, que aprendí que realmente puedo aguantar, que soy realmente fuerte, cuando me doy cuenta de que cada experiencia que viví a su lado, irrepetible, fueron mis comienzos como Mujer de negro.


Mujeres, olvidadas de la historia, puente entre multitud de orillas, arrancadas de páginas blancas, cómo olvidarlas. Furtivas pasajeras, mutiladas de la cultura, sometidas, cautivas, escondidas, maltratadas, asesinadas. Ciudadanas anónimas que lograron la supervivencia diaria. Fronteras del olvido, de algún modo extraño me parezco a ellas, cómo no ver mi reflejo en ese espejo, cómo no verían ellan su reflejo en mi espejo. Mujer de negro.


"Porque hay una historia que no está en la historia y que sólo se puede rescatar aguzando el oído y escuchando los susurros de las mujeres". Rosa Montero


Entre "Historia de una maestra" y "La fuerza del destino" forma una trilogía "Mujeres de negro", de la escritora Josefina Aldecoa. Esta novela, a su vez, está dividida en trescapítulos titulados: los vencidos, el destierro y el regreso. Es una obra literaria que no sólo trata sobre la Guerra Civil, la posguerra, el exilio, la muerte y el regreso de aquellos que pudieron volver, es también un canto a la esperanza, contada por una mujer desde la verdad del recuerdo, la de tres mujeres de negro, abuela, madre e hija, huyendo del dolor de la guerra y de sus terribles consecuencias, vistas a través de los ojos de una adolescente, que en los silencios de su madre y en los comentarios de su abuela, intenta comprender tantas cosas que no se le explican. Con sentimientos que apenas nos atrevemos a reconocer y desde una progresiva toma de conciencia, nos abre un camino a la ilusión y al idealismo. Desde que leí ese libro soy una Mujer de negro.


En la actualidad Mujeres de negro es una red internacional de mujeres feministas y antimilitaristas que trabajan por la paz oponiéndose a las guerras, denunciando la violencia específica contra las mujeres y buscando la participación femenina en la resolución de conflictos y en las negociaciones de paz. La red internacional de Mujeres de Negro celebró su décimo cuarto encuentro en Valencia, del 16 al 20 de agosto. Este movimiento internacional de mujeres que crece incesantemente y ya se encuentra en decenas de países del mundo nació en Israel en 1988, cuando un grupo de mujeres comenzaron a manifestarse vestidas de negro -de luto por todas las víctimas, de uno y otro sector de las poblaciones enfrentadas -Cada grupo mantiene una identidad y un camino propio, aunque la oposición a la guerra tiene características comunes...usando el SILENCIO, desde la NOVIOLENCIA, decimos que TODA GUERRA ES ILEGAL E ILEGÍTIMA, aunque se encuadre en el marco de la ONU y, que ante los conflictos existe una respuesta legítima: la no cooperación, la DESOBEDIENCIA CIVIL, que las guerras pueden evitarse potenciando el diálogo y el entendimiento, desenmascarando los intereses sucios que siempre subyacen en los conflictos: los económicos, de control político...Mujeres, todas de negro.

MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
06/09/2007 09:31

Un artículo impactante, Victoria, sobre todo porque resalta lo mucho que aún necesitamos reivindicar lo, hasta el día de hoy, casi imposible, sin importar el color de la indumentaria o el sexo de quien levante la voz.
Vino y besos.

Mamen
Mamen dice:
06/09/2007 17:36

Nunca me gustó vestir de negro, lo hago esporádicamente y nunca totalmente. Pero por esta causa no puedo dejar de ser mujer de negro, pues yo reivindico la paz desde mi humilde posición y siempre.

ana
ana dice:
06/09/2007 18:42

Yo difiero de Mamen, a mí siempre me ha gustado el negro.
Y desde luego siendo por alguna causa justificada, y esta para mí es mucho mas que justificada.

EStupendo tambien el artículo. Y debería estar apoyado por tod@s, no solo por mujeres.

Besos.

calle quimera
calle quimera dice:
06/09/2007 22:15

Me ha impresionado la fuerza de tu artículo, Victoria, y la de estas Mujeres de negro. No conocía ni esas novelas que citas ni la organización... Es necesario que prospere este tipo de iniciativa, que haya personas (y, como Ana, creo que no deberían ser solo mujeres) que se propongan reivindicar los derechos a la igualdad, a la paz y a la justicia que todo ser humano tiene por su condición de tal. Bravo por las Mujeres de Negro...

Besos.

VICTORIA
VICTORIA dice:
07/09/2007 00:48

La verdad es que este artículo me ha costado redactarlo porque eran demasiadas las ideas que me rondaban por la cabeza y, a pesar de que cada una de las partes podía haber sido uno solo, tampoco quería ni hacer una trilogía, ni que se quedara detrás lo más significativo. Parto de los recuerdos de mi abuela, era una persona muy especial, no solo por los vínculos familiares, sino por ser una luchadora, sacó adelante a toda su familia incluida sus hermanos y las familias de éstos. Tenía una carbonería en los tiempos en que se cocinaba con carbón (imaginaros sus manos y su cuerpo después de una jornada) y siempre la conocí vestida de negro, pues, como todos sabemos, las mujeres no se quitaban el luto cuando ya moría otro familiar. Vivió para los demás y fue feliz así, repartiendo y entregándose a los demás. La gente del pueblo, todavía me cuenta cosas de ella. Tengo pensado escribir sobre ella y de nuestra vida juntas. A veces me imagino cómo sería si hubiera vivido en esta época.
Josefina Aldecoa, proviene de una familia de maestros y nadie como ella ha sabido plasmar la educación dentro de la sociedad, desde la época en que Guinea Ecuatorial pertenecía a España hasta la postguerra. Son muy interesantes, merece la pena reerlos. Por otra parte, aunque es una trilogía se pueden leer por separados y sin orden.
Con respecto a las asociaciones de "Mujeres de Negro", sé que en España todavía hay pocas, yo sólo tengo constancia de una en Madrid. Son mujeres que se manifiestan vestidas de negro y en silencio, algunas de ellas, una vez al mes. Ojalá se hiciera alguna cerca de Huelva para poder participar más activamente. Yo supe de éstas, en julio, precisamente porque se celebró un encuentro en Valenccia, donde participaron unas 400 mujeres de diversos paises.
Para terminar, os confieso que a mí vestir de negro, o con algunos detalles en este color, me encanta, porque te hace más delgada, te estiliza y es un color provocativo y, vestir femenina con algunas coqueterías siempre me ha me gustado. ¡Qué me decís de las viudas alegres! Pues eso, que el negro se puede llevar para otros menesteres. Quizás, por eso me decanté por la imagen del corset, es una prenda que aprieta (represión) pero también saca a relucir nuestros encantos más femeninos.
Por supuesto, estoy con vosotros, tenemos que permanecer en estrecha relación con los hombres. Ni hombres ni mujeres, sólo personas.

Manolo, Mamen, Ana, Calle Quimera, qué grupo más bueno me rodea. Besos

Maria
Maria dice:
07/09/2007 21:17

Hola Victoria, Felicidades por tan buen articulo: tiene mucha fuerza.
Me encanta vestir de negro y me encanta Josefina Aldecoa, me acabas de señalar mi próxma conmpra literaria, Mujeres de negro. Gracias.
Un beso.

malena
malena dice:
07/09/2007 21:46

Hola Victoria.He venido a conocerte a través de Rafa León y me ha gustado mucho no sólo tu forma de escribir sino el contenido de tu escrito.Tampoco tenía conocimiento de esta asociación y me resulta muy interesante. Me gusta el negro y lo considero una prenda de fondo de armario imprescindible.A partir de ahora, lo miraré,gracias a tí de otra manera.Un beso.

VICTORIA
VICTORIA dice:
07/09/2007 22:07

María y Malena, os doy mi más grata bienvenida. Os aseguro que vuestro blog lo conozco desde hace tiempo y lo sigo, aunque hasta ahora no haya dejado comentarios. Al principio soy un poco tímida.

María Narro, me impresionaste por varios motivos, sobretodo por tu poesía, porque le haces fotos al adiós, por tu maravillosa forma de "caminar" por este mundo.

Malena, desde hace algún tiempo, me enseñaste que Malena no es solo un nombre de tango, sino un tarro de tinta china, de donde se extrae una agudeza y una belleza intensa.

Muchísimas gracias. Nos leemos

calle quimera
calle quimera dice:
07/09/2007 22:55

Fenomenal artículo,en cuanto acabe el libro que tengo entre manos me pillo los citados. Siempre he opinado que la mujer es la Esperanza de este mundo,pero también los hombres de negro .No veas lo que vacilaba todo vestidito de negro y siempre con mis botas....negras.
Un abrazo...salud¡¡¡.

VICTORIA
VICTORIA dice:
10/09/2007 01:17

Si tuviera que ponerle color al rock, elegiría el negro. Un hombre, vestido para la noche de negro, con un toque rockero me chifla. Uf, qué me voy de tema.

Un abrazo, Etinarcadia.

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web