Usted está aquí: Inicio / Victoria Caro Regidor / Blog / Desnudo taurino. A Manuel Rubiales
MANUEL RUBIALES REQUEJO
MANUEL RUBIALES REQUEJO dice:
02/06/2008 23:55

Gracias Victoria. La verdad es que no sabía nada de esta campaña y me parece una buena idea, porque, queramos o no, para que algo suene y retumbe no hay más remedio que provocar, dar la nota y trasguedir, en esas estamos, ya sabes, aunque en ocasiones uno crea estar gritando en el desierto. Y en esas lides de provocación, insisto y mentengo, que el mejor torero es aquel que se recupera de un par de cornadas en el hospital, mientras toma analgésicos no empuña estoques.
Vino y besos.

calle quimera
calle quimera dice:
03/06/2008 02:24

Bueno, no se puede negar que no sea original y expeditiva la campaña... Ojalá sea igualmente efectiva, aunque en esta "España nuestra", que decía Cecilia...

Un besote, Victoria.

PACO HUELVA CALA
PACO HUELVA CALA dice:
03/06/2008 15:49

Me atrevo a colgar, no sin resignación -dado que el mismo no ha perdido un ápice de vigencia-, un artículo mío publicado en prensa, hace un año y que montó un gran revuelo, con ataques directos en el periódico por parte de todos aquellos que de una manera u otra, viven de matar animales salvajemente en aras a no sé qué cultura nacional.
SALUDOS

LA SALVAJADA DE LOS TOROS
Lo de los toros, en este país de tintes lorquianos por un lado y de honduras medievales por otro, va siendo hora de que sea resuelto como debe por algún gobierno que tome "el problema por los cuernos" y le de una solución definitiva. No es admisible, ni siquiera constitucionalmente entiendo, que en el momento histórico que atravesamos se de respaldo institucional a la violencia y a la barbarie que suponen la denominada "Fiesta Nacional". ¡Que tiene guasa la cosa, en pleno siglo XXI! Estos espectáculos sangrientos heredados de épocas de "pan y circo", de asesinatos cruentos de personas en anfiteatros romanos, de solaz de los nobles en épocas medievales, es hora ya, reitero -dicho sin dogmatismo alguno-, que sean desterrados al diván de la memoria colectiva como se hace con las pesadillas anacrónicas.
Según un estudio realizado por la Fundación Altarriba, el dinero dedicado anualmente por las administraciones públicas españolas -sin incluir las subvenciones dadas a los ganaderos para la cría de los toros de lidia- es de 564 millones de euros. Lo que suponen casi 50 euros por cada familia de este país para que unos figurines de pacotilla, dicen, demuestren su valor y su sentimiento torero. Un estudio realizado en España por la consultora Gallup, pone de manifiesto, además, que las corridas de toros no interesan al 72´1 % de la población. ¿Cuándo un gobierno español se decidirá, de una vez por todas, a eliminar de un plumazo -asumiendo los costes electorales, que los tiene- estos sacrificios cruentos que nos retrotraen a lo más arcaico y negro de nuestro pasado histórico? ¿Para cuándo la eliminación de esta pesadilla recurrente será incluida dentro de los programas electorales, especialmente en los partidos denominados de izquierdas y progresistas?
El dinero empleado en estas subvenciones, como ejemplos, equivaldría a abrir diez quirófanos más -anualmente- con capacidad para realizar ocho cirugías diarias; o sea, 2920 operaciones quirúrgicas más al año; o... para empastar una muela a nueve millones y medio de niños -lo que quizá eliminase en parte el enfrentamiento entre los ministros de Sanidad Bernat Soria y el Vicepresidente económico Pedro Solbes sobre las prioridades a la hora de elaborar el presupuesto-, o, en su caso, para regalar a los estudiantes españoles casi treinta millones de libros a dieciocho euros cada uno, o... En fin, échenle imaginación al asunto y, de seguro, que encontrarán un mejor destino para el dinero empleado en esta sangrienta rémora que, no olvidemos, también es un negocio suculento para unos pocos de privilegiados que viven de este cuento ensalzando los valores patrios e incluyendo entre los signos identitarios inexcusables de nuestro país , a las corridas de toros, cuando, en realidad, solo están cuidando -legítimamente, hay que decir fuerte y claro- de sus negocios, alentados por la pasividad en el ejercicio de su responsabilidad, en esta asignatura pendiente, de los regidores públicos al no adecuarse a los tiempos en que vivimos, porque, la Declaración Universal de los Derechos de los Animales dice, y habría que repetirlo con mucha insistencia, en su artículo tres, lo siguiente: "Ningún animal será sometido a malos tratos y se establece la prohibición de actos crueles sobre los mismos. En caso de que la muerte del animal sea necesaria, esta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia." Y encima, de postre, en España, lo revestimos como un acto cultural.

miguel el cazavampiros
miguel el cazavampiros dice:
05/06/2008 20:32

queridos antitaurinos, que facil es ir contra algo, y que politicamente correctos soys, me maravillo al escucharos o leeros hablar de lo mucho malo que tiene la fiesta de los toros. Pero todavia estoy esperando que los repipis progres digais lo mas minimo, por ejemplo de la pena de muerte en Cuba, de las leyes absolutamente inconstitucionales por sexistas ultimamente aprobadas, de los desmanes del orangutan Hugo Chaves, del impresentable Evo Morales, en fin
soys como os dije antes progres politicamente correctos.
Me gusta ir contra corriente, ser POLITICAMENTE INCORRECTO
UN SALUDO MUUUUUUUY TAURINO DEL CAZAVAMPIROS

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web