Usted está aquí: Inicio / José Luis Piquero / Blog / Un poema de Philip Levine

Un poema de Philip Levine

POR UN DURO


Nochebuena, 1965


Por un duro tenías una noche al resguardo.

(Un duro era una moneda de cinco pesetas

con el perfil de Franco, la narizota respingona

como si él solo hubiera recibido

el aliento de Dios. En el 65

sólo él recibía el aliento de Dios).

Por un duro podías tumbarte en el vestíbulo

del Hotel Splendide con tu traje de los domingos,

dormir bajo las luces, y levantarte a tiempo

para bendecir la llegada del Hijo. Por un duro

lo podías tener todo, coches, mujeres,

una comida de siete platos y vistas al mar,

con las camareras inclinándose

al preguntar con reverencia: "¿Más mantequilla?". Por un duro

compré un paquete de Antillanas y le di uno

al único viajero de la terminal desierta,

un soldado de uniforme. Cuando se agachó

para encenderlo, vi el cogote pálido,

desarreglado. Aún debe estar allí, esperando.

El hotel ya no está, el edificio sí,

un hospital veterinario y un comedor de animales

dirigido por el señor Esteban Ganz, vestido

para trabajar esta mañana con bata blanca,

corbata negra y bambas sucias. Modestamente

me muestra tres cachorros de lobo, pintos,

salvados de la muerte, los feroces gatos silvestres,

recorriendo impacientes la gran jaula como tigres, el tucán

debilitado por un virus desconocido, pero ahora

ya recuperado y acicalándose. Colores bulliciosos:

rojos, verdes y dorados resplandecientes,

idóneos para anuncios que proclaman la paz inter-

galáctica cuando llegue el momento.


NOTA: Philip Levine (Detroit, 1928 ) es uno de los poetas norteamericanos actuales más interesantes y reconocidos, ganador en su país del Premio Nacional de Poesía y el Premio Pulitzer. Ha viajado por España y traducido a poetas españoles al inglés. Su obra, de corte humanista y comprometida con la causa de los trabajadores y los desplazados, puede leerse en español en una pequeña antología que acaba de publicar La Mirada Creadora (Santander), con el título de "Una verdad sencilla y otros poemas". La versión española, excelente, es de mi amigo Eduardo López Truco, excelente poeta también pero que ha publicado muy poco (algunos de sus poemas podéis leerlos en internet en Las Afinidades Electivas (ver mis links). Gracias, Eduardo, por este regalo.

archivado en: ,
Natalia Menendez
Natalia Menendez dice:
27/02/2008 18:50

Hace 3 años compré en amazon The Vintage Book of Contemporary American Poetry, una antología bastante interesante, donde aparece una pequeña muestra de 75 poetas norteamericanos, algunos bastante conocidos, como Robert Lowell, Elizabeth Bishop, Adrienne Rich, Sylvia Plath, Robert Frost, etc y otros para mi desconocidos hasta ese momento, como Simic, CK Williams, Louise Glí¼ck, Mark Strand... Levine también está en esta antología, con 6 poemas que ahora me has hecho releer.

PACO HUELVA CALA
PACO HUELVA CALA dice:
27/02/2008 23:02

Sigue informando...
SALUDOS

Carla Badillo C.
Carla Badillo C. dice:
29/02/2008 19:26

Hola José Luis, te escribo del oro lado, para decirte que arribo en tu espacio por primera vez, y sé que no será la última. He tenido la suerte de leer algunas cosas tuyas sólo en internet, sin embargo, he recibido hace poquito de parte de mi amigo Uberto Stabile, "Mi Psicópata", de tu autoría...lo leeré con gusto, al igual que otras antologías en las que se incluye la estupensa Eva Vaz, y otros poetas españoles.

Un abrazo desde la mitad del mundo.

Manuel Ballester
Manuel Ballester dice:
04/03/2010 18:25

Acabo de descubrir este blog, un poco por azar, pero a veces el azar depara sorpresas gratísimas como ésta.

Se da la coincidencia que trabajo en la traducción (al catalán) del poemario "The simple truth", de Levine, no por encargo de editorial alguna sino por el simple (valga) placer de traducir alguien por cuya poesía siento un personal interés derivado de mi condición de hijo de anarquista represaliado por la dictadura (Philip acepta que se le etiquete de anarquista y de que quedó deslumbrado por este país y sus dirigentes de entonces, Durruti, García Oliver, etcétera, en especial).

Y porque tengo el tiempo ya que acabo de jubilarme.

La traducción del poema al castellano, buenísima.

Un abrazo.


Manuel

May Valencia
May Valencia dice:
17/10/2010 15:38

Como Manuel Ballester he descubierto el blog al azar buscando traducciones de Philip Levine, como el tengo, en este caso un abuelo anarquista muerto en el exilio,y me ha gustado saber que está haciendo la traducción. También he descubierto que José Luis Piquero es de la cuenca minera como mi marido, y amante del sur como él. Voy a ver si encuentro algo en la libreria y remedio mi ignorancia de su poesía.Un saludo a ambos

Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web