Usted está aquí: Inicio / José Luis Piquero / Blog / One more poem

One more poem

Hoy, bajo el sol del Andévalo, escribí mi segundo poema del año. Un poema en apariencia trivial y en el fondo tremendamente visceral y gamberro. Sólo lo ha leído Eva, dubitativamente. Como poeta ella misma, se desconcierta a veces, igual que los poetas. Las otras dos personas que leían mis poemas recién escritos no lo hacen más.
Y, tras la euforia inicial de la escritura, el vacío de la escritura. Se escribe a costa de cavar un agujero en el propio pecho: das al poema la energía que necesitarías para todo lo demás. Esta tarde me cuesta lo indecible concentrarme en el trabajo. Por suerte, pasa pronto. No es sano, ni necesario, obsesionarse con la escritura más de lo debido. Pero es curioso que este oficio -si realmente te lo tomas en serio- pese tanto, lo mismo cuando escribes que cuando lees. La diferencia es que la lectura llena y la escritura vacía. Lo primero es una soledad compartida. Lo segundo es la soledad.
Y no, no es obligatorio escribir, para tanta queja. Tampoco es necesario vivir. Dile al náufrago que no viva, que suelte el madero. Dejarse ir es más fácil.
archivado en:
Jose Luis Piquero
Jose Luis Piquero dice:
28/03/2014 00:51

"Las otras dos personas que leían mis poemas recién escritos no lo hacen más". Aquí, antes de que me lo señale Fernando, he incurrido en una construcción inglesa, algo así como "they don't read them anymore". Deformación profesional.