Usted está aquí: Inicio / El Barbonauta / Blog / SOY POETISO

SOY POETISO

Un amigo de la adolescencia ha reaparecido en mi ¿vivir? enviándome esta parida, de modo que me ha puesto a cavilar y a intentar descifrar. ¿Sobreviviré? ¿Puedes tú, oh lectora, oh lectore, oh lector, ayudarme a comprender? ¿Te importaría decirme qué crees tú que significa este galimatías? Espero tu solución para relajarme y no tener que recurrir a pastillas: ¡no deseo ser más loco de lo que ya soy!

¡Socorro!, ... help!, ... aiuto...!

Soy poetiso,
en esencia
porque sé de polinomios.
Y por el éxtasis que me produce
la triangulación
de un triaquisoctaedro.


El pinacoide básico:
. me funde,
. me iguala,
. me espeja,
. me hace burbujear
a borbotones.


Liso,
terso,
sin arrugas,
feo por eso,
quedo post.


Todo un símbolo
de las ecuaciones
y el queso de York.


Tiemblo
si pasa el tranvía,
lloro
al pelar cebolla,
río
de aguas frías,
sapos y ranas,
con reflejos de sangrías.


Notas
hechas carne,
ideas
hechas dermis,
fórmulas ...


Y polinomios tersos,
ecuaciones lisas,
lágrimas,
temblores,
fórmulas y orgasmos.


Curvas,
sesgos,
rampas,
incógnitos,
meandros:


por ellos me deslizo.

Por eso,
amén de vate
soy poetiso.

vate-orate-2-escalado.jpeg

El Vate Orate

archivado en:
Chon
Chon dice:
07/08/2009 12:13

No tomes pastillas pero me resulto aburrido tu poema Chon

elbarbonauta
elbarbonauta dice:
07/08/2009 12:18

Pobre Vate, ¿nadie lo entiende?

Paco Alejandro.
Paco Alejandro. dice:
07/08/2009 14:24

Pídeme que vaya a la tertulia y te escuche de inicio a fin, la constitución de Venezuela, de Cuba. Escucharte la lectura apasionada de los propectos de todos los medicamentos del Vademecun de S., incluido el del O., aquel rojillo visible y grande él. Pídeme que te deje terminar los artículos no escuchados por mí de los derechos humanos..pide por esa boca con pelos blancos rodeada. Manolo, por favor, no me pidas que te descifre lo que ese "amigo tuyo" te ha escrito. Ese quiere acabar contigo y lo próximo será que te mande un misil, para que te lo metas por donde la espalda pierde su honorable nombre... Pide Manueee, pide, pero no imposibles.

Erizo
Erizo dice:
10/08/2009 19:17

Es poesía erótica. El autor admira tanto las matemáticas que se corre con las ecuacions y esas cosas. Puede decirse que cada estrofa es una metáfora, pero no tengo tiempo para detenerme en analizarlas todas.

Cariñosos pinchazos y salud.

Kim
Kim dice:
16/08/2009 21:41

Así lo escribiría un sefardí, en ladino:

So poetizo,
en esenzya
porke se de polinomyos.
Y por el ekstasis ke me produse
la triangulasyon
de un triakisoktaedro.
El pinakoyde baziko:
. me funde,
. me iguala,
. me espeja,
. me aze burbujar
a borbotones.
Lizo,
terzo,
sin arrugas,
feyo por esto,
kedo post.
Todo un simbolo
de las ekuasyones
y el kezo de York.
Tyemblo
si paza el tranviya,
yoro
al pelar sevoya,
riyo
de aguas friyas,
sapos i ranas,
con reflejos de sangriyas.
Notas
echas karne,
ideyas
echas dermis,
formulas ...
Y polinomyos tersos,
ekuasyones lizas,
lagrimas,
temblores,
formulas i orgasmos.
Curvas,
sesgos,
rampas,
incognitos,
meandros:
por eyos me deslizo.
Por esto,
a mas de poeto
so poetizo.

Paco Alejandro
Paco Alejandro dice:
18/08/2009 20:41

Hace dos noches me la pasé en urgencias. Nada un cólico Cabronefrítico. Tan criticado y tirado por tierra los servicios de urgencias, no puedo más que estar agradecido a esas personas y profesionales que tanto a otro enfermo- una estupenda señora de 82 años-, como al que escribe, nos trataron. Los profesionales intuyeron que éramos enfermos, que estábamos mal y estuvieron a nuestro lado hasta que nos dieron el alta. En todos lados cuecen habas, pero mi experiencia personal hasta hoy ,es muy buena.

Abrazos a los ya no tan invisibles.

Kim
Kim dice:
20/08/2009 23:02

En cuanto a la significación, el texto está escrito por el método de la libre asociación, practicado por los surrealistas y otros diversos automatismos.

Ejemplos: triangulación-triaquisoctaedro

funde-iguala-espeja-hace burbujar pueden ser descripciones de la fusión del queso que luego reaparece en el queso de York (para que rime con post)

tiemblo-lloro-río (reír) que se convierte en río (flumen) y sugiere a la vez la voz sangría

Se repite el tema inicial y los temblores se convierten en orgasmos y éstos en curvas.

Es una composición sin significado propio, basada en juegos verbales de significados fragmentarios y asociados.

Experta
Experta dice:
12/10/2009 22:37

Empiezo leyendo lo que yo leo o puedo leer. Para quienes sabemos que las Matemáticas estructuran la naturaleza, o que el número es la última clave de la materia y forma su matriz, es natural pensar que la belleza es matemática, conmovedor mensaje que entre la niebla de tantos siglos ya cantó desafiantemente Pitágoras, y que ahora otro gallo repite con estas palabras.
La conciencia del pinacoide, que no sé lo que es, entra en fase con la conciencia personal fundiéndola, igualándola tanto que la hace espejear los rayos del sol de la tarde y las realidades circundantes (púlete hasta que sólo seas un espejo, se enseña en el Raja Yoga) y, como es difícil mantener tan elevada condición, se traduce en un borboteo en el que las energías, ya no polarizadas, se desbordan.
El efecto de este proceso en la realidad humana es la lisura, desnuda, pero ya no perfecta, fea por tanto, tan posterior al éxtasis como el cansancio postcoital, representando conjuntamente las Matemáticas y la naturaleza (ecuaciones y queso de York) pero cuando su portentosa unidad se ha ya roto.
Sumergiéndose entonces en la variedad de lo natural, desde los ruidos callejeros a las vidas caseras o las imperceptibles agitaciones de las charcas, la conciencia sabe que todo eso son profundamente polinomios hechos carne, bellezas eternas y pasajeras, que enumera en una larga evocación donde no faltan las lágrimas.

Por eso, concluye, además de vate, esto es, profeta, vaticinador, veedor de realidades ocultas, el autor se declara poetiso, lo que se puede entender como sentidor de las múltiples realidades visibles, amor que produce la incorporación de lo masculino en la firme sensibilidad femenina, en un hermes-afroditismo esencial.