Usted está aquí: Inicio / El Barbonauta / Blog / INVISIBLES SEMÁNTICOS

INVISIBLES SEMÁNTICOS

Es lo que tiene ser invisible: que te puedes colar en cualquier sitio sin que te vean, hasta en la semántica.

Fijaos: quizá por las calores nocturnas, quizá por desvaríos míos (rimante dúo, je), el otro día cacé a un Invisible. No diré cuál, que en verano todos tenemos derecho a más intimidad, habida cuenta la ligereza de ropas y el aspecto pringoso que nos confiere el sudor.

El tío estaba leyendo un libro que se había descargado de internet, concretamente EL ESPEJISMO DE DIOS, de Richard Dawkins, cuando largó unas palabrotas y se puso a gemir como un político cazado en caso de corrupción. Puede que el jaleo que formó -sillón desplazado enérgicamente, tortazo a la mesa (al ordenata no, que cuesta dinero), etc ...- fuera el que me hiciese detectallo. Y allí estaba, tecleando furioso unas líneas contra la web de donde había descargado el libro. Decían:

"He descargado el libro e intento leerlo, pero es terrible la redacción "castellana" que el traductor le ha dado: puro anglicismo todo el texto, signos mal empleados como los ";" a cientos en donde debería haber una coma, guiones "viudos" también donde debería haber una coma, palabros como "conversamente", "abandalizados", "iliterados", ... o palabras mal usadas como "evidencia" por prueba, "experticia", "mistificado", etc,etc...


Está bien que un traductor sepa inglés, pero ¿no debería saber también castellano a la hora de redactar? ¿No hay un corrector de estilo? Es una pena.

Mañana correré a comprar la edición de Espasa Calpe en la que figura otra traductora (espero que sepa castellano)."

Tras tomarse un delicioso refresco a base de excelente vino blanco, gaseosa de limón sin azúcar y hojas de yerbabuena, cuya caída en el vaso y levitación de éste observé fascinado, como siempre que vigilo a un Invisible, la cara le cambió y se le convirtió en puro cachondeíto (no me preguntéis cómo le puedo ver la cara a un ser invisible, que ya teníais que saberlo, dada mi experiencia: el sonido de los músculos, el chasquido de la lengua, el roce de los párpados delatan los cambios faciales, naturalmente partiendo de la base de que el rostro es conocido). ¿Y porqué ese cambio? Pues porque, conocedor del asco que otro Invisible le tiene a las palabras poco usuales, le tecleó un e-desafío:

 

"... que me traduzcas estos palabros que, seguro, que te gustan una jartá:
delusión, conversamente, abandalizados, iliterados, experticia, mistificado,
últimos hallazgos de mi caletre lector".


Y un par de días después, el Invisible desafiado contestole con el problema resuelto. Leed, leed y olvidaos de diccionarios y traductores:

"delusión....tambie se vive
conversamente...mi mente no está pa eso. sólo piensa en sexo.
abandalizados...como los H.P de los municipales, que pa multas no gano.
iliterados...ni literas ni hostias, a los políticos a dormir en piedra dura en la ría.
experticia...dicese que la leticia la chupa de la hostia.
mistificado...como san juan de la cruz, que se las hacia con las dos manos y tres al día. Como para no ver a Dios."

(Reproduzco sic para que conserve su frescor, su frescura y su gracia).

No me negaréis que, desde agora, la semántica no es invisible. ¿O los Invisibles son semánticos?

 

(He aquí al Invisible/1 escribiendo el e-desafío al Invisible/2)

archivado en:
Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web