Pleno de Diciembre

tirar-basuraEste Pleno ha sido adelantado, por cuestiones que no he terminado de comprender muy bien. Ni siquiera se pudo convocar la comisión informativa previa, que viene a ser una reunión para debatir las mociones presentadas, aclararlas, definir el voto… aunque luego es poco de eso, la verdad.  Bueno, seré breve (como el Pleno): resulta que el Año que viene ha sido declarado Año Internacional  Platero, por el burrito de Juan Ramón Jiménez. Se dio lectura a una Declaración Institucional, que merece la pena leer, aunque no se si lo colgarán en la web del Ayuntamiento o dónde.

Por cierto, previo al Pleno hubo reunión de la Junta General de Accionistas de Emtusa. Para los profanos: es el Pleno, ejerciendo de accionista único de Emtusa. De vez en cuando hay estas reuniones que duran 5 minutos.

A lo que iba. El comienzo farragoso, con dictámenes varios, modificaciones, alegaciones, reconocimiento de obligaciones. Las votaciones van rápido, es lo que tiene una mayoría absoluta. Se aprueban las cuentas del 2012.

Una pequeña bronca alrededor de una facturas del Mandala, que al parecer no se refieren al bar de copas que conocemos. Aunque no se aclaró tampoco a qué correspondían. Y 131.000 euros a una televisión privada. Esto último no se contesta. Así que no terminamos de enterarnos de a dónde fueron a parar esos cuartos.

Del punto 16 al 22 eran mociones del PSOE e IU. Si no me equivoco todas fueron rechazadas. Les cuento: una era para poner algunos árboles en la Avenida Andalucía, en un tramo al que han tapado la única zona verde posible. Otra era para que hicieran una limpieza en el solar del antiguo Estadio Colombino. Otra para conformar una Oficina de Accesibilidad, una cuestión que pese a los innegables avances encuentra también importantes lagunas.

Nota: sobre esta cuestión de la limpieza, y sin dudar que el Ayuntamiento tiene mucho por hacer: es una cuestión de ciudadanía, tenemos un ciudad cada vez más sucia, llena de mobiliario, papeles y colillas, excrementos, salivazos, basura… Nuestras calles deberían avergonzarnos como ciudadanos, y habrá que exigir más y mejores servicios de limpieza, pero lo que habrá que exigir de verdad es un cambio en nuestro comportamiento. Es sencillo: no hagamos en la calle lo que no haríamos en casa (escupir, tirar colillas, tirar papeles…)

Esto valdría, por cierto,  para aplicarlo a la política: no hagas en tu Ayuntamiento lo que no harías en tu casa: vender el patio de atrás, externalizar al que baja la basura, despilfarrar el dinero que estaba destinado a comprar el pan, hacer obrar inútiles e incómodas, llenar de cemento los maceteros… (a veces se me va la pinza, ya ven)

Con la del pequeño Comercio hubo una discusión interesante. Nuestro grupo municipal planteaba un apoyo explícito al pequeño Comercio de nuestra ciudad y un impuesto a las grandes superficies. Pedían el resto de los grupos que se separaran ambas cuestiones, para poder votar el apoyo al pequeño comercio sin tener que decir sí a un impuesto contra las grandes superficies… nadar y guardar la ropa. Porque creo que a estas alturas todo el mundo sabe que esos grandes mastodontes que sitúan en la periferia de nuestras ciudades asfixian al pequeño comercio lentamente. Igual que saben que en esta ciudad no había sitio para dos macrocentros, y que (si triunfa la estulticia) cuando construyan un tercero en el Ensanche el recién inaugurado se hundirá. Da igual: lo que da dinero (a unos pocos) es construir, poco importa la rentabilidad a largo plazo, ni el impacto que estas moles provocan, ni el desierto comercial que dejan en los cascos de las ciudades.  Si alguien me está rebatiendo con el canto de sirena de los puestos de trabajo que estudie bien las cifras, porque sospecho que nos han timado.

Bueno, que me lío. Dos mociones más sobre el IBI, en realidad la misma repetida. El Gobierno Municipal dejó muy claro que “no van a subir el IBI el 2014″. Lo digo para que lo anoten por algún lado. Luego ya veremos.

Una última moción del PSOE, sobre Cooperación Internacional. Se ha elaborado un Pacto Andaluz por la Solidaridad y la Cooperación Internacional, en un esfuerzo por recuperar esa dimensión global de nuestra solidaridad, silenciada y vaciada en estos tiempos de dificultades. Es interesante de leer. Por un momento pensé que lo aprobaría, les dije que sería una bonita felicitación navideña… Evidentemente soy un ingenuo: no sólo no la votaron sino que la aprovecharon para montar la bronca, el tú más. ¿ni siquiera en un tema como éste somos capaces de abstraernos de la batalla política, tan estéril, y tener un poco de altura de mirar, de talla moral? La política, en estas ocasiones, resulta brutalmente desesperante. Pero no: el Pacto fue a la papelera municipal. Sin leer. Cosas.

¿Es mi sitio? (Pleno Ordinario, 27 de Noviembre)

maquinilla-de-afeitar-de-la-cuchilla-289931532Bueno, esta crónica llega tarde, lo siento, y en estos tiempos frenéticos lo que no es inmediato es historia, pero es que la fui dejando y… en fin, no me disculpo más y me pongo a ello. El título es una tontería mía, una pregunta con doble filo, porque no se si estas crónicas pintan algo en minombre.es, un lugar en el que habitualmente encontramos poesía, y en el que este relato parece una distorsión. Y el otro filo de la pregunta, sobre lo raro que me sigo encontrando en ese nuestro Pleno Municipal, como fuera de lugar. Pero son mis cosas, mis devaneos, ahora vamos al grano.

O al Pleno. Aunque adelanto que no hay mucho que contar. Lo cierto es que me llamó la atención el tono, tan alejado de la bronca habitual. Lástima que al final se jodiera el invento: una moción sin demasiada enjundia sirvió para lanzar las andanadas de rigor y así todos contentos.

Empezamos con dos Declaraciones Institucionales, la primera sobre el Pueblo Gitano, la segunda sobre la Violencia de Género. Dos temas tremendos que evidentemente generan consenso de todas las fuerzas políticas, aunque luego las prácticas políticas no parezcan tan homogéneas.

Izquierda Unida vota en contra de dos puntos que consignan partidas para servicios externalizados por el Ayuntamiento. El criterio es que si se puede hacer con plantilla municipal se haga, y aunque nuestro voto valga para poco al menos queda expresada la posición. Yolanda, portavoz no adscrita, presenta una moción para que se ponga en marcha una alerta temprana contra tsunamis. Da miedo pensar en algo así en una ciudad rodeada de tanques de petróleo, gases y otras sustancias químicas. ¿Saben los onubenses lo que tendrían que hacer en caso de que algo gordo se organice en el Polo? ¿para dónde corremos? ¿o metemos la cabeza bajo la tierra? Luego defendemos otra moción sobre la subida del IBI a viviendas vacías, que curiosamente sale aprobada. A ver: la moción sale aprobada por unanimidad, pero dudo que el IBI lo suban, aunque cueste entenderlo la política es así, tan así que duele. Ojalá me equivoque.

PSOE e IU presentan la misma moción, de la Confederación de Asociaciones de Vecinos, sobre la defensa de los Ayuntamientos. Tumbada. Seguimos. Moción del PSOE sobre el Cementerio. Tumbada. Seguimos. Y luego, en una moción sobre seguridad vial en Julio Caro Baroja, se lían a tirarse los tiestos a la cabeza, con un interés excesivo. Yo había guardado los papeles y los vuelvo a sacar, como si de una inesperada prórroga se tratase. El Alcalde se suma a la fiesta y dice una y otra vez que el Cementerio no se vende. De la misma manera que el IBI se subirá. De la misma manera.

Y se acabó: este mes de Noviembre fueron dos Plenos, por si con uno no tuviéramos bastante.

Aprovecho la brevedad del Pleno para comentar algo ajeno al mismo. Soy Concejal de IU pero no milito en IU. Entré en las listas como independiente y aún sigo así. Me han pedido que me lo piense. Y me lo pienso. Mucho. No tengo inconveniente en pertenecer a Izquierda Unida, comparto el programa y los fundamentos, y asumo las contradicciones que tiene. No es esa la cuestión. Izquierda Unida se define como “movimiento político y social”, y se empeña en conformar sus bases con las distintas fuerzas y movimientos sociales de izquierda. Pero se empeña poco. O se empeña mal. Porque no termina de encontrar la forma de ser aglutinante de esos movimientos. No toda la culpa es suya, claro. Tampoco las fuerzas y movimientos sociales están muy por la labor de insertarse en las estructuras políticas y prefieren inventar nuevas fórmulas, con más o menos acierto, y con innegable dispersión de voto.

Resumo, que aburro: los movimientos sociales (ámbito del que procedo, y desde el que se me llamó a formar parte de las listas y el proyecto de IU) y las fuerzas políticas tienen que encontrar un espacio intermedio, e iniciar el cortejo. Supongo que el vértigo de la política y el desgaste de los movimientos sociales no permite, precisamente, que ese cortejo se de. Pero hasta entonces me resistiré a formalizar una relación que, por otra parte, es cordial y gratificante.

Después de este rollo: todos los ciudadanos de este país deberíamos preocuparnos de la situación de los partidos políticas que, nos representen o no, toman a diario decisiones sobre nuestra vida. Y si las estructuras de partido que tenemos no sirven habrá que mejorarlas o sustituirlas.

Bueno, pues hasta el Pleno de Diciembre, supongo que lo adelantarán, porque cae en 25, mal día.

Un saludo y gracias por aguantarme. Y aprovecho para agradecer los comentarios que me hacéis, tanto aquí como en el correo.

Debate sobre el Estado de la Ciudad (11 de Noviembre)

mentiras-grito-de-ayuda1Bueno, no ha estado mal. un Pleno Extraordinario interesante, productivo…

Quizás haya sido porque estaba convocado con tiempo, y desde hace meses los grupos municipales y los ciudadanos venían trabajando sobre el Debate del Estado de la Ciudad, un acontecimiento clave, esperado en la vida política del municipio, una herramienta de control y de articulación de mejoras que ha demostrado, año tras año, su eficacia.

Así que, como decía, tanto los grupos municipales como la ciudadanía, a través de las Asociaciones de Vecinos y de otros espacios de participación, llevaban preparados sendos documentos, y numerosas propuestas para mejorar la ciudad, así como un análisis de la situación económica, de infraestructuras y servicios del municipio. Cualquier dato o informe que se necesitara para preparar el Debate se facilitaba sin demora por parte del Equipo de Gobierno. Llegábamos todos, ya digo, con un detallado trabajo de campo y unas cuidadas propuestas, fruto de meses de reuniones con asociaciones, entidades sociales, trabajadores municipales, técnicos, urbanistas…

Tardamos un poco en empezar por cuestiones técnicas: el pleno sería televisado, como siempre, pero esta vez habían desplegado más cámaras, y el montaje de todo aquello se alargó más de la cuenta. Las redacciones habían mandado también a sus mejores redactores políticos para cubrir el pleno y la sala ofrecía una inusual agitación. Poco a poco todo se fue calmando, las cámaras se encendieron, el público se fue sentando y el Alcalde entró en el salón. Se le veía contento.

Comenzó la sesión. El Alcalde agradeció al grupo socialista que hubiera convocado, meses atrás, este Pleno Extraordinario. “Esto es cosas de todos, no hay nada que agradecer” respondió el portavoz socialista, y con ese buen clima empezaron los debates iniciales. Se notaba un noble deseo de aportar en positivo, unas ganas de construir una ciudad mejor, de arreglar los problemas de la gente… nada de batalla política, nada de cacareos partidistas, nada de acusaciones envenenadas. La situación, por otra parte, lo exigía, el complicado panorama demandaba de cada uno un esfuerzo extra por construir. Y en eso estábamos: construyendo. Empezaron los socialistas, siguió la portavoz no adscrita, y después habló el portavoz de mi partido, Izquierda Unida. Enfrente, la bancada popular tomaba aplicadamente notas, consultaba papeles, ordenaba las propuestas, también el alcalde se veía muy interesado en las propuestas de unos y otros, sinceramente interesado.

Luego les tocó el turno a los ciudadanos, que a través de sus representantes designados en las distintas asociaciones y entidades, fueron hilvanando sus discursos y exponiendo sus propuestas. Y el equipo de Gobierno seguía tomando notas. El turno de los ciudadanos ocupó casi tanto como del de los grupos municipales, se veía que habían hecho un buen trabajo en sus espacios de participación, y la mayoría de sus propuestas eran concretas y factibles, no precisaban de mucho dinero ni de grandes plazos.

Le tocó entonces del turno al portavoz de Partido Popular. Fue analizando una por una las propuestas que había ido anotando. El tono era conciliador, pese a la crítica implícita a la gestión del gobierno que suponían muchas de las propuestas. Analizó las propuestas, la viabilidad de cada una de ellas, la improcedencia de algunas, la oportunidad de otras, pidió colaboración al resto de concejales y repartió trabajo,  defendió la gestión que estaban haciendo con datos, con argumentos, nada de caer en el insulto, en la bravuconada o en el manido tú-más, tan propio de épocas pretéritas.

Quedaron de relieve las preocupaciones de unos y otros: el empleo, el mediambiente, la sostenibilidad financiera del Ayuntamiento, la necesidad de mejorar la participación. El portavoz popular agradeció especialmente el futuro carril bici que se estaba diseñando, y aseguró que estaba aprendiendo a montar en bici para estrenarlo. Con esto quiero insistir en el buen tono que reinaba en la sala.

De nuevo le tocaba el turno a grupos municipales y ciudadanos, que modificaron alguna parte de sus discursos, también algunas propuestas para adaptarlas o mejorarlas, asumieron responsabilidades en los equipos y comisiones de trabajo que se pondrían en marcha y quedaron a disposición del equipo de gobierno para concretar las propuestas y calendarizarlas.

Al final habló el alcalde. Pese a llevar mucho años en el cargo se le veía con ganas. Nada de nostalgias del 95, nada de remontarse al siglo pasado para detallar logros. No, su discurso se centró en el futuro, en el mañana, en los retos pendientes, en la necesaria colaboración de todos los agentes sociales para ir superando la crisis. Desgranó un discurso inclusivo, valiente, arriesgado, sin dobles intenciones ni dardos envenenados. Onubensismo. Y más allá.

Luego se votaron las propuestas, una por una, alguna se tumbó, pero la mayoría se asumieron y calendarizaron. El público aplaudió, los concejales nos levantamos y aplaudimos también. Por el trabajo hecho, por los retos pendientes. Después no saludamos afablemente, y volvió cada uno a sus quehaceres.

Un Pleno, sin duda, interesante y productivo…

Seguimos: Pleno de Octubre

yolanda¡Uf! Se me han pasado varios días y no encontraba el momento de sentarme a escribir mis impresiones sobre el Pleno de Octubre. Bueno, al fin lo hago, en el final de este largo fin de semana. Veamos: ha sido bastante tranquilito, y bastante rápido, para lo que me temía, porque adjuntas a la citación para el Pleno venían varias citaciones más: para la Junta de Accionistas de la Empresa Municipal de la Vivienda, para la Junta de Accionistas de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos, y para la Junta de Accionistas de la Empresa Municipal Huelva Digital, TDTL, S.A. En todas había el mismo orden del día: cambio de consejeros. Y es que como sabéis el alcalde ha hecho una remodelación del Equipo de Gobierno, y de paso los ha mandado a todos a “la calle”, a hacer política fuera de los despachos. Se ve que están inquietos. En fin.

Después de despacharnos en diez minutos estas tres empresas vamos con el pleno. Lo primero: dar entrada a Yolanda Cabezas Recio, que accede como concejala no adscrita. Menudo marrón. Ya resulta duro andar por aquí teniendo detrás un grupo municipal, aunque sea tan escueto como el de Izquierda Unida. Pero hacerlo sin el respaldo del grupo que te incluyó en sus listas, y con el que escenificó luego una ruptura tan llamativa… bueno, supongo que habrá medido el alcance de su decisión. A mi me parece una temeridad, pero es tan solo una opinión. Sirve su caso para retomar un debate que ahora ha rebotado el Asturias, la bendita Ley Electoral, tan injusta con las minorías, tan oportuna al bipartidismo, y todo lo que se quiere revisar, listas abiertas, ley D’Hondt…

También guardamos un minuto de silencio por Cinta Castillo, concejala de este Ayuntamiento, actualmente parlamentaria andaluza, y que ha fallecido a sus 48 años. Muy pronto, sin duda. Jodido cáncer. (He leído un obituario que me gustó en el Huelva Información)

Después de los farragosos temas del comienzo, modificaciones, expedientes y obligaciones, Pedro Jiménez presenta un moción para desbloquear la urbanización de las 100 vivienda de Santa Lucía. Sale adelante, lo cual esta bien; lo asumirá la Junta, lo cual está menos bien; pero en cualquier caso se hará, y eso es lo que importa a los ciudadanos, y también cobra algo de sentido esta política de oposición un tanto quijotesca, esta obstinación de dar cabezazos contra la pared de la mayoría absoluta, esperando que alguna vez la pared ceda, aunque siempre sea por intereses más o menos limpios. Pero ahí queda: se urbanizará una barriada que necesitaba ser urbanizada. Punto.

Más temas económicos (todos los son, ¿no?) sobre consignaciones, tasas, compromisos de gastos. Lo de siempre, hacen virguerías para conseguir pagar las facturas que van llegando, mueven partidas de un lado a otro y las vuelven a mover al siguiente pleno, gestionando la ruina en que se ha convertido este Ayuntamiento, una ruina que se alargará en el tiempo por algunas generaciones.

El tema de las Tasas termina, con los oportunos verigüetos dialécticos, en la privatización vituperada por uno y negada por otros. Es decir, según parece no estamos privatizando, aunque a poco que uno se asome se da cuenta de que estamos vendiendo hasta el alma, y que los sectores estratégicos dependen ya de la iniciativa privada. ¿Se puede negar eso? Pues sí, se puede, pero con absoluta tranquilidad, se niega y ya está. Las mentiras, oportunamente repetidas, terminan siendo verdad, según la manida cita de Goebbels. Algunas alusiones terminan por agotar la paciencia del Alcalde, que renuncia a su “talante” para espetar a Pedro Jiménez que “lleva toda la mañana escuchando barbaridades”. No será tanto, espero.

Más: entre el PSOE e Izquierda Unida nos repartimos varias mociones para tratar de articular medidas contra la pobreza y la exclusión social. Malas vibraciones, porque aparte de fijar posiciones políticas poco más aportan estas batallitas dialécticas. Me aburre profundamente el “tú más”, las alusiones a las administraciones que gestiona el adversario, y las mentiras, tan oportunas, tan evidentes, tan burdas. A veces parece más el Club de la Comedia que un Pleno que gestiona los intereses ciudadanos. Una mujer, que andaba murmurando entre el escaso público que asistió, se fue también murmurando, en voz cada vez más alta “y tú mas, y tú más, y tú más…” para terminar con un “¡Sinvergüenzas!” que apenas inmutó a nadie. No me gusta ser un sinvergüenza, pero soy consciente de que esa es la opinión mayoritaria que la gente tiene de los políticos, en general, sin matices.

Otra moción, que esta vez presentó yo mismo, sobre la eliminación de la publicidad sexista de las calles de nuestras ciudad. Le hacen alguna transacional (correcciones, vaya) y la aprueban, es lo primero que me aprueban, así que me reconforta. Aunque me advierten que no es garantía de que se lleve a cabo: muchas mociones aprobadas por unanimidad duermen en los cajones, y seguirán durmiendo. Pero bueno, han aprobado una moción de IU que he presentado yo, mola un poco. Sobre todo teniendo en cuenta el tema: esos carteles que cosifican a las mujeres, exponiéndolas como objetos de consumo sexual, en paneles inmensos. Insultante. Que los quiten. Gracias.

Una última moción, que parecía anodina y poco discutible, sobre medidas contra la violencia de género, desata una última bronca. Así nos vamos todos como más contentos. Cosas de la política. Luego todos se saludan como si todo aquello no fuera más que una puesta en escena. A mí me cuesta, y creo que no quiero acostumbrarme.

Pues eso dio de sí el Pleno. Acabamos sobre las 12:30. Ahora viene el período entre plenos: el grupo municipal de IU tiene al menos dos reuniones, la primera para preparar las mociones que se vayan a presentar, la segunda en la que fijamos la posición ante los temas del pleno. Y en medio la reunión  de la Comisión Informativa.

Si tengo ocasión trataré de terminar un escrito que tengo pendiente, sobre las remuneraciones que conlleva esto de ser concejal. Es un tema complicado, he hablado con unos y otros sobre esto, no termino de tener una idea clara. Pero un denominador común es que el ciudadano no tiene ni pajolera idea de lo que se cocina en un Ayuntamiento. Ni de las remuneraciones que recibe un concejal, o un grupo municipal, o un portavoz. Bueno, sobre todo esto había escrito algo. A ver si consigo terminarlo.

Nada más. Bueno, sí, recordad que esto es un crónica bastante personal, y que si queréis leer la crónica del Pleno la podéis encontrar aquí. Será más rigurosa.

Ayuntamiento de saldo (Pleno de Setiembre de 2013)

ayuntamiento_de_huelvaDespués del descanso estival me tocaba volver al pleno. A mi y al resto de concejales, con la excepción de Jose Pablo, de la Mesa de la Ría, que falleció este verano. Se tuvo un momento de silencio, un emotivo recuerdo para este concejal verde, y un miembro de la Mesa de la Ría leyó un texto, que terminaba pidiendo que nadie ajeno a dicha formación ocupara su escaño. Mucho me temo que las reglas de juego dejan esa cuestión en su tejado, exclusivamente. Ojalá todo esto no enturbie mucho la vida política de este Ayuntamiento.

La primera parte  siempre es un poco más tediosa, se trata de dar cuenta, ordenes de pago, reconocimiento de obligaciones, ese tipo de cosas. La cosa empezó a animarse a costa de una carretera. Es la del Paseo Marítimo, esa que va en paralelo a la ría, con socavones y desniveles en todo su trazado. El Ayuntamiento quiere que alguien se haga cargo de ella, entendiendo (creo que con bastante razón) que es no es una carretera urbana, sino de tránsito. La discusión es si pasaría a Fomento o a la Junta. Una patata caliente, vaya. A mí, de fondo, no me gusta el tema: esa carretera nos separa de la Ría, y si se convierte en una prolongación de la HU-30 estaremos renunciando, definitivamente, a tener una ciudad abierta a su ría. Al Tinto ya nos impide asomarnos la maldita balsa de fosfoyesos. Al Odiel aún podríamos encontrar alguna fórmula. Pero una gran vía cercenaría esa opción. En fin, tal vez Huelva esté condenada a vivir de espaldas a sus marismas. Una lástima.

Presentamos una moción sobre el aborto. Este debate está abierto en falso, y se cerrará en falso. Creo que todos lo sabemos, pero aún así bailamos. Estas cosas de la política me cuesta digerirlas: nos dedicamos a provocar problemas falsos, a fijar discursos, a enarbolar banderas con el único objetivo de alinear a los votantes. El aborto no era un problema, ahora lo es, una herramienta más para consolidar voto. La tumbaron, aunque sólo argumentaban que aún no había texto. Quizás no lo haya nunca. Porque además la iglesia española podría bajar un poco el tono, teniendo en cuenta que los aires vaticanos ya no soplan a su favor.

Debate sobre el agua. Se veía venir. No hay por donde cogerlo. Aguas de Huelva se debe ahora a sus accionistas. No a sus ciudadanos. Con lo que las decisiones que se vayan tomando tendrán más que ver con un Consejo de Administración que con un Pleno Municipal. Eso es así. Es la empresa número 1 en gestión del agua, dicen. Vale, pero el agua (un bien común) nos cuesta más cara. Y nos costará cada vez más. Además de que, ahora, no interesa que ahorremos agua, ya se ha demostrado. Todo muy ilógico. Al menos desde una visión de bien común. Así que tenemos un debate en el que los lenguajes son distintos, y el entendimiento imposible.

Un punto sorpresa: el equipo de Gobierno va a pedir al Gobierno de la nación que se modifique el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales… para no cobrar las tasas en caso de desahucios. Esto es política es estado puro, lo que ayer vote que no hoy lo presento yo y le voto que sí. Qué humor gastan. Los de la PAH no se han molestado en venir, parece que sospechaban el paripé.

Tres mociones del PSOE, sobre los incendios, sobre contrataciones (una “ocurrencia”, les espeta Curro Moro) y sobre los autobuses urbanos y su viabilidad. O la falta de ella.

Una moción nuestra, de IU, sobre el Decreto de Lucha contra la Exclusión, y la posibilidad de hacer que las personas contratadas por dicho Decreto colaboraran en las tareas de limpieza, en una ciudad que cada vez parece más abandonada y sucia. “Estamos trabajando en ello”, y se tumba la moción. Pero ahí queda la preocupación por la “cara” que damos, por esas calles llenas de colillas, excrementos… y la petición de que tengan en cuenta a las Asociaciones de Vecino, para darle más recorrido. Debería ser un mantra lo de la “participación, participación, participación…” pero parece que las más de las veces es sólo una palabra para adornar los discursos en política.

Otra moción: que se celebre el Debate sobre el estado de la Ciudad. Dicen que sí, que no hay problema, pero tumban la moción. Hay cosas que no entiendo bien, seré torpe o algo, pero dicen que vale y votan que no. No se, serán costumbres…

El PSOE presenta una moción para que se firme un convenio con Resurgir, la asociación que gestiona el Economato Social. Y que le paguen lo que le deben, de camino. Izquierda Unida apoya, claro, pero algo incómoda por tener que debatir sobre estas políticas de apagafuegos, que están sustituyendo con limosna lo que debería ser de justicia. Dar una bolsa de comida o acudir a un economato social debería ser algo coyuntural, pero los brutales recortes de derechos que estamos sufriendo empujan a cada vez más gente hasta las puertas de estas asociaciones…

Para terminar el Pleno en alto: una bronca. De fondo, por cómo entrega el equipo de Gobierno temas de calado para colarlos de tapadillo, sin debate y sin refrendo de los ciudadanos. Mandan los papeles tarde y mal, algunos informes económicos son casi imposibles de leer, con una letra minúscula y pixelada. Y al parecer es una forma de proceder habitual, consciente y consentida. Formas de gobernar.nota-del-pleno22

Plan de Ajuste: parece que el cementerio, el pabellón de Deportes, el Andrés Estrada, el edificio de la Gerencia de Urbanismo… se vende. Todo eso se vende, y cualquier otra cosa que valga algo. El Alcalde, que regresa casi al final del Pleno, le da la vuelta: “nunca había tenido este Ayuntamiento tanto patrimonio (para esquilmar, supongo), y gracias a ese patrimonio podemos soportar esta crisis”. Hay que reconocerle a este alcalde la capacidad para agarrar las piedras que le lanzan y hacerse un camino con ellas. Y las amalgama con mentiras.

Se levanta la sesión. A casa.

Nota: hoy no hemos tenido apenas público. Así están mucho más cómodos para pasar el rodillo.

Bronca y caramelos (Pleno de Julio)

Casi me olvido del Pleno, mi capacidad de despiste van aumentando. Parte de la culpa lo tiene el hecho de que se haya adelantado, supongo que para acercar un poco las vacaciones de unos y otros. En cualquier caso: tres citaciones, una del Pleno Extraordinario que había solicitado IU y PSOE para el tema la línea de tren. Otra citación correspondiente al la Junta General de Accionistas de Emtusa, para aprobar sus cuentas. Y por fin del Pleno Extraordinario. En medio un descanso para un café. pleno-julio

Del Pleno sobre la Línea Zafra-Huelva: nada. La oposición argumenta que hay que proteger la línea, que es un servicio público. El Gobierno municipal argumenta que ya se está haciendo. Así un rato. La mayoría del PP hace el resto. Creo que nos quedamos sin tren. Siguiente punto.

Junta General de Accionistas de Emtusa. Antes de empezar hay que desalojar a los trabajadores de Emtusa y a sus pancartas, porque es a puerta cerrada. Se aprueban la Memoria  y las Cuentas. La oposición pone encima de la mesa los 8 millones de euros de déficit que dejarán este año los autobuses, el gobierno contraataca con el millón y medio de rebaja en el déficit. Y se nombra a un nuevo Consejero. Emtusa pesa como una losa en los Presupuestos Municipales, el primer error es aplicarle insistentemente el criterio de rentabilidad a lo que es un servicio público. Y de ahí lo demás. Está claro que no saben qué hacer con esta Empresa Municipal, y esa falta de ideas la va deteriorando cada vez más. ¿Quién paga?: los ciudadanos.

Descanso, café y nuevamente a la Sala de Plenos. Que por cierto admite bastantes mejoras, hacer una distribución más diáfana, unas bancadas alrededor de una mesa de presidencia, usando el ancho de la sala, en vez de esa infinita mesa en la que cuesta verse las caras. Pero bueno, a lo que íbamos: Laderas del Conquero, después del último Pleno, en el que pedía limpieza y prevención, las Laderas se pusieron a arder, como queriendo dar la razón a unos y quitársela a otros. Los vecinos andan en el Pleno, preocupados, con pancartas también. Pero Carmen Sacristán hace un listado de todo lo que se está haciendo. Así que las mociones no proceden y son cuidadosamente tumbadas.

La “Bronca”: todavía soy un espectador un poco ajeno, así que esto de la “Bronca Política” me pilla un poco a traspiés. Se trata de sacar la artillería y darse caña. Algunos parece que incluso se excitan con esto. No es personal, oye, que al rato si nos tenemos que tomar un café juntos nos lo tomamos. Es decir: las andanadas rebotan en unos y otros con estudiada teatralidad, es un especie de juego inofensivo. Pero el juguete, las más de las veces, es el bienestar de la ciudadanía. En este caso la “Bronca” se montó alrededor de Emtusa. Una anécdota que me contaron para ilustrar: para sacar la rampa de minusválidos de un autobús se tuvo que bajar el conductor a darle pataditas, y así pudo subirla persona y su silla de ruedas. Pero una vez que el usuario solicitó la parada en el Hospital la rampa se negó a moverse más, ni con patadas ni sin ellas, así que dos viajeros tuvieron que bajarlo a pulso del autobús. Creo que cualquiera que use este servicio público sabe que se está deteriorando. Digan los que digan. Por otra parte: soy consciente de que ni este partido, ni ninguno otro que gobierne en el futuro, va a poder solucionar esta cuestión. Una vez más: sin la implicación y la participación directa de la ciudadanía hay problemas condenados a enconarse en un bucle.

Lo de los desahucios calentó, una vez más, el Pleno. Aplaudieron desde el público la intervención de Pedro Jiménez demandando un poco de decencia política. Exigieron, desde el PSOE, poner nombre a los afectados. Y votaron que no, argumentando que no es un problema significativo, y que se hace propaganda con él. Abucheos, claro. indignación, claro. Diego, uno de los miembros de la PAH que acudía como público, tuvo una palabras cargadas de razón y de dignidad. Tuvieron la decencia de no cortarlo.

Terminamos aprobando una partida para carpas, casetas escenarios y caramelos para el 2014. Que no falte.

Y termina el año político. En estos pocos meses, algunas conclusiones:

  • Esto es muy raro, un ejercicio político que se me antoja alejado de las preocupaciones de la gente, muy teatral y cortoplacista.
  • Me sigo sintiendo espectador, un poco perplejo.
  • Pedí a Izquierda Unida margen para entender los mecanismos de la política municipal. No crean que los entendí, pero ese tiempo se agotó: en Setiembre me tendré que poner las pilas.
  • Creo que la presencia de público en los Plenos es imprescindible, aunque es sólo un mínimo, un punto de partida. La participación ciudadana debe crecer mucho si queremos que esta democracia resista.
  • Alguna cosa más que intentaré contarles en Agosto…

Gracias a los que me seguís en estos devaneos. Y espero sugerencias y aportes. Feliz verano.

Mi primera vez

pinPleno Municipal (26 de Junio de 2013)

32 puntos tenía el orden del día del pleno de Junio, así, como para ir entrando en calor. Y además se convocaban, justo antes, dos empresas municipales, para rendir cuentas. Planazo. Empezó con el retraso habitual, esta vez con la zona de público más tranquila: hasta las 11:00 no se incorporó la gente de la PAH, y alguna persona suelta de Asociaciones de Vecinos, además de trabajadores afectados por una reubicación de locales del Puerto, que pedían el apoyo del Ayuntamiento. El Alcalde se ausentó pronto, y ya no volvió: hay que suponer que tiene asuntos más importantes que tratar en algún otro sitio.

Esta vez me entretuve recogiendo algunas frases que se escucharon allí, y que resultaban, cuanto menos, curiosas:

  • “Los trabajadores (de Emtusa) están mejor que antes”
  • “No hace falta que el grupo socialista nos diga cómo tenemos que hacer nuestro trabajo”
  • “Parece que os molesta (a la oposición) que el Ayuntamiento pague sus facturas”

Supongo que con el tiempo uno se termina acostumbrando, pero ese continuo partido de ping-pong, con acusaciones cargadas de mala leche dialéctica, que en absoluto construyen nada, y que sólo sirven para aderezar (con mucho vinagre) estos plenos (y el resto de la vida política), ese partido de ping-pong, ya digo, resulta agotador. Y estéril, completamente estéril. Pues eso: gran parte del tiempo del Pleno se dedica a este intercambio tan tonto y monótono.

Releyendo: había varias mociones sobre limpiezas y parques, y colegios, que fueron rechazadas en perfecto orden. “Estamos trabajando en ello”, por toda respuesta.

Hubo una Declaración conjunta sobre el Día del Orgullo, apoyando las reivindicaciones del colectivo LGTB, un texto bastante valiente. Incluso se dio luz verde a la colocación de una bandera multicolor en la fachada del Ayuntamiento.

Volvimos a abordar la cuestión de  Aguas de Huelva, esa que gestiona un bien común, que ahora nos sale más caro, y que está participada por un “gran empresa ejemplar”, que se lleva parte del pastel, aunque dicen que los beneficios se reinvertirán. Bueno, esto quedó de los más subjetivo, pero echen una ojeada a sus facturas y compárenlas con las de hace algunos años…

Releyendo: había muchos puntos en los que se exponen modificaciones presupuestarios que recuerdan a ese juego de trileros, cojo esta partida, la pongo aquí, lo muevo rápido, y olahop, ya no está, y la pongo allí, y mañana vuelvo a repetir la jugada, y ops, nadie sabe dónde esta nada, dónde están las partidas originales, imposible así hacer un seguimiento, labor de la oposición que no parece ser muy del agrado del equipo de Gobierno, a juzgar por la información ilegible y tardía que mandan.

[Este paréntesis es el que tuvo el Pleno, provocado por un fallo con el sistema de grabación, y en ese paréntesis aproveché para conocer el despacho que el Grupo Municipal de IU tiene en el Ayuntamiento, porque la política genera mucha discusión, pero también muchos papeles, y no se dónde meterlos, así que los dejaré por allí, no se usa demasiado, con lo que viene bien abrirlo de vez en cuando. Cierro paréntesis]

Más o menos por aquí desalojaron, con muy malos modos, al último integrante de la PAH que andaba por allí grabando el Pleno. ¡Qué pesados con eso de no dejar grabar! Es un sitio público hablando de cuestiones que afectan a los ciudadanos: no hay nada que esconder. Y esas formas intimidatorias no proceden, de ninguna de las maneras…

Pero bueno, vayamos al punto 25º, que era un moción que presentaba el grupo municipal de Izquierda Unida sobre la Participación en lo Plenos. Era una cosa bastante light, solicitando que se permitieran preguntas de ciudadanos y que se montara una “Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones” para ordenar estas intervenciones. Me tocaba presentarla, desvirgarme en este curioso juego político. Y la presenté, con menos nervios de los que  esperaba, y la tumbaron, con menos argumentos de los que preveía. En fin. Supongo que no nos terminamos de enterar de que estamos cerrando una etapa, y que las formas políticas deberán adaptarse o retirarse…bandera-orgullo-lgtbi01

Con esto se iba terminado el orden del día. Me gustó el debate que se generó cuando presentamos la moción sobre el antiguo Mercado de Santa Fe. Me pareció (dejen que conserve algo de ingenuidad) que había verdadero interés por recuperar ese espacio emblemático de la ciudad, aunque sospecho que las propuestas de uso diferirán mucho. Pero al menos evitar que se termine derribando…

Poco más: una propuesta para declarar de interés turístico la Canoa de Punta Umbría y una moción para pedir al Puerto que no desaloje a algunas empresas que operan allí. Recogemos y a casa.

Nota: a los dos días se colgó, efectivamente, la bandera multicolor de la balconera del Ayuntamiento.

Nota 2: aquí podéis encontrar todas las mociones que el Grupo Municipal de Izquierda Unida va presentando.

Hasta el próximo.

¿Representantes? (Pleno de Mayo)

arellano21Hoy tocaba Pleno. Nuevamente estuvo movidito. Yo he sido el último concejal incorporado, y además de un grupo minoritario, con lo que me siento al borde de la mesa, al final. Allá enfrente, lejos, el Alcalde, y como casi no quepo en la mesa le doy la espalda a los ciudadanos que acuden. Una lástima, porque ahí se cuece medio Pleno. Hoy han pasado por allí la gente de Emtusa, jubilados incluidos, los de Astilleros y la gente de la PAH. Tal vez alguno más que no he sido capaz de distinguir. Y sospecho que ninguno de los tres colectivos se ha ido contento: un desastre. La gente de Emtusa que no cobran, y para cobrar un mes que les deben han hecho una virguería contable, de manera que posiblemente dentro de poco estaremos justo en el mismo sitio. La parte de los presupuestos es complicada de seguir, al menos para mí, pero de lo que entiendo: pocas perras, empleadas con curiosos y discutibles criterios, transparencia bastante escasa y una defensa encendida y pueril de las políticas. Supongo que es difícil gestionar un Ayuntamiento en las actuales circunstancias, pero no podemos olvidar que esas circunstancias son el fruto de estos años de gobierno y despilfarro. Así que cada palo aguante su vela. La vela de todos, por otra parte…

Observen la foto. Así quedó la zona del público después de la última “algarada”, sólo un miembro de la PAH, que quedó allí, impertérrito y tozudo, participando en cada votación en nombre de la ciudadanía. Da qué pensar. Desde Izquierda Unida insistimos en pedir que dejasen hablar a los ciudadanos presentes, un gesto, pero fue inútil. Con el PSOE leímos algunos demandas que nos hicieron llegar… pero… ¿qué está pasando? Los gritos de “no nos representan” sonaron varias veces. Este estudio que salió hace poco constata algo que, por otra parte, ya se intuía: la gente no se siente representada por sus políticos de turno, no cree que en estas instituciones (las más “cercanas”, por otro lado) se gestionen sus preocupaciones, incluso las sienten como una amenaza a sus intereses. Eso es un crisis del sistema en toda regla. Ofrecer vías de participación más directas sería una manera de responder a la creciente demanda, y negarlas es una irresponsabilidad, porque la ciudadanía puede ser muy tozuda, y terminará cogiendo lo que es suyo, por las buenas o por las malas. Por otra parte: negar que en un Pleno Municipal la gente pueda expresarse (que se regule el formato, el tiempo, las formas…) no tiene explicación alguna. Al menos explicación consistente.

Después de estas cuestiones de fondo costó volver a la micropolítica: parques que hay que arreglar, zonas caninas, huertos urbanos… aunque no se privaron de volver a sacar un tema que, de recurrente, aburre: el AVE. Como bien dijo el concejal de la Mesa de la Ría es una cuestión viciada de raíz, una consigna política que todos saben que no pasará de ahí, de consigna. Pero que pone la zanahoria delante de los ciudadanos, la maldita senda del crecimiento (ilimitado y suicida) como un mantra, el productivismo neoliberal otra vez, más de lo mismo… ¿no hemos aprendido nada? Confundimos, de nuevo, necesidades y satisfactores, y así, la política, es sólo una herramienta en manos del sistema, en manos de unos pocos que aún no calmaron su avaricia, sin querer ver lo evidente: el modelo que nos trajo hasta aquí no sirve al bien común, no es sostenible.

Poco a poco se fueron desgranando los 37 temas del orden del día, muchos de ellos aderezados con ese tontuna del “tú más, pues anda que tú” con la que el bipartidismo nos consigue aburrir de verdad. Y sobre la 1:30 se levantó la sesión, con la ausencia del alcalde, que entraba y salía a otros asuntos. A la salida de la sala me encontré un tapón de gente, y es que los municipales estaban pidiendo el DNI a los miembros de la PAH, no se sabe con qué propósito. En el barullo uno de ellos me pidió también a mí al DNI, aunque luego debió darse cuenta del error y me dejó pasar. Es evidente que el gobierno municipal no sabe bien qué hacer con esta participación ciudadana, no sabe cómo gestionarla e improvisa “identificaciones” de dudosa legalidad.

Pues ahí dejo este tercer pleno, vivido por un novato en la política municipal, que espera tener paciencia y capacidad para aportar algo de valor. Un saludo.

Pleno al PAH

pahNo puedo decir que me haya aburrido en el Pleno de hoy (24-04-13), porque la verdad es que la cosa ha estado calentita. Llegué con la intención de dejar la bici en el patio, tal como me indicó el otro día el municipal, pero había un despliegue policial un poco exagerado, así que la amarré a la farola y subí al salón de Plenos. La gente de “Graba tu Pleno” intentaban, de nuevo, ejercer un derecho tan tonto y tan básico como el de poder grabar y reproducir lo que allí (sitio público por excelencia) se cocinaba. Curiosamente había un instituto que había sido invitado, así que quedaban pocos sitios para ellos, y para la gente de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) que también querían asistir…

Pues nada,  empezamos con el orden del día (¡33 puntos, nada menos!), eso sí: 40 minutos tarde, porque aunque se convoca a las 9:00 aquello se toma con calma y corrillo. La primera parte difícil de seguir, expedientes de modificación presupuestaria, informes de intervención, etc. Además: no parece que se mande la documentación con mucho margen, quiero decir que, aunque se quiera, hay poco tiempo para desentramar estos informes con detenimiento…

A ratos me distraigo y observo las tremendas lámparas que cuelgan del salón de Plenos, resulta como muy barroco, como si fuera una metáfora de la política que allí se hace, tan barroca. Por cierto, de sonido de fondo, durante todo el Pleno, pitos y silbidos de la PAH, que ameniza gratis el evento con su indignación… (RECTIFICO: Antonio me ha dicho que era la gente de Astilleros la que armaba jaleo, lo cual me confirma en la sensación de que la política vive un poco al margen de la calle: me tendría que haber asomado) En algún otro momento indefinido los de Astilleros (que estaban en la sala) sacan una pancarta, gritan algo y son desalojados…

En el público los chicos/as del instituto se van marchando. Por allí andan lo del Graba tu Pleno con un cartel preguntando “qué norma impide grabar un Pleno”. Nadie les va a contestar, se van sin su respuesta. Pero volvamos a la mesa, que hay temas interesantes…

  • Se aprueba por unanimidad la “aprobación inicial” (¿qué querrá decir lo de inicial?) del Reglamento de Organización y Funcionamiento del Parque Moret. ¡Vaya, bienvenida la noticia!
  • El grupo Mesa de la Ría presenta una moción para “iniciar las gestiones” para recuperar el Muelle de Mineral del Tinto. Discusión sobre si ya se está haciendo o no, sobre Comisiones que ya funcionan o no. Al final se aprueba.  Curiosidad: el 2024 el Muelle cumplirá 150 años.
  • Le toca a los vecinos de Galaroza. Estaban presentes y se marcharon agitados, así que imaginen la secuencia: el PSOE presenta una moción para diversas actuaciones en la zona, el PP dice que ya se están haciendo. Así un rato, hasta que se tumba con los votos en contra del PP. Pura política municipal, taaan gratificante.
  • El punto del PITVI (siglas del Plan de Infraestructuras y más cosas) dio de sí para sacar un tema estrella: el AVE. Andanadas de un lado a otro a costa del trenecito de marras. Miro sus caras: creo que todos saben que el AVE no se construirá. Ni falta que hace.

El Alcalde se marcha un rato y deja al mando a Curro Moro. Debería haber desayunado algo. La zona del público se va poniendo cada vez más amarilla, con la gente de la PAH. Ya hemos llegado a la mitad. Veamos que da de sí el resto.

Se aprueba un listado en el que se dice a cuántas comisiones debería acudir (yo). Son muchas, me parece a mí, aunque me aclaran que no se suelen convocar con demasiada frecuencia. Creo que esto crece sin que yo pueda controlarlo. Le pedí algo de tiempo al grupo para adaptarme al ritmo de trabajo. Me lo han concedido, claro. Observo cómo se van presentando las mociones, no me gusta el debate estéril de posiciones, en las que nadie va a bajarse del burro, ni el juego sucio que algunos usan. ¿Esto es política? Poco edificante por momentos…

  • Los tres grupos de la oposición presentamos (y nos tumban) mociones referentes a la grabación de los Plenos. No hay nada que esconder… ¿cuál es el problema?
  • Lo de la Tercera República también lo tumban, esta vez IU se queda sola. Se argumenta, entre otras cosas, que no es el momento, y que no es el lugar. Disiento: es el momento, y quizás los políticos ya no tienen la capacidad de decidir los tiempos;  y claro que el ámbito municipal es el lugar. Ninguno mejor: de abajo a arriba.

Y recta final, no vamos a terminar tan tarde a fin de cuentas.  Otra moción sobre una moratoria para los avisos de corte de Aguas de Huelva, cruce de datos y poco más. Y el Torrejón, otra peleíta, esta vez sobre un tema sangrante: la situación de la Barriada de El Torrejón, que no admite paños calientes. Nuevamente andanadas de un lado a otro, y de fondo una incapacidad manifiesta para poner encima de la mesa las preocupaciones ciudadanas sin teñirlas de intereses partidistas. Lástima.

Se levanta la sesión. Y vaya si se levanta. Los de la PAH habían solicitado hablar. Denegado. Pero no renunciaron a su derecho, aunque con la ausencia de todo el grupo del PP. Expresaron su indignación y se marcharon gritando “sí se puede”. Yo me marché dudando de que se pueda con estos mimbres. Una periodista  me pregunta si voy a aguantar mucho, si me encuentro cómodo. Bueno, no me encuentro muy cómodo, pero no creo que debamos abandonar estos espacios.

Mientras la gente de la PAH sigue gritando en la puerta el Ayuntamiento, agarro la bici y me marcho a escribir esto. Y a comer: que un Pleno da mucha hambre.

Anotaciones previas

concejalParece que iba en serio esto del Ayuntamiento. En este tiempo me he ido asomando a la política municipal, a sus dinámicas, y me voy haciendo una idea de lo que se cuece en los Plenos del Ayuntamiento. Más o menos. Ahora toca traspasar la puerta: impone respeto, sobre todo si se para uno a pensar en toda la gente a la que, teóricamente, representamos allí dentro. En este tiempo se me han acercado mucha gente a “felicitarme” y a animarme. A preguntarme por la tarea concreta que supone ser concejal, a pedirme que sea coherente y que trate de aportar algo desde “allí dentro”…

Por eso impone respeto: la gente espera de mí demasiadas cosas. Con todo el derecho del mundo, claro.

Algunas anotaciones: la preocupación que muestra la gente con la que he hablado tiene más que ver con las formas que con las políticas. Quiero decir: nos les preocupa tanto la política municipal, las calles, el agua, la limpieza, como el marco democrático, el escenario desde el que se articulan todas esas cuestiones. Están esperando reformas profundas en la forma de hacer política, más limpieza, más transparencia, más rigor, más austeridad en sus dirigentes. En lo concreto: a los ciudadanos nos enfada mucho más que se nieguen a dejar grabar los Plenos (un espacio teóricamente abierto, público, diáfano) que la subida del impuesto de la basura. Porque de la perversión primera vienen los abusos después.

Más anotaciones: Hay un salto enorme desde la calle hasta el Pleno Municipal. Se percibe aquello como algo lejano, desconocido, se desconocen las concejalías que existen, el tiempo que se dedica, lo que hacen unos y otros. De alguna manera es “otro mundo”. Incluso se me empuja, más o menos bruscamente, a abandonar los espacios ciudadanos para ocupar los espacios políticos (de esto hablaremos otro día) como si ambos espacios fueran antagónicos. Y hay un salto enorme porque todo el tejido intermedio de participación está dinamitado (muy conscientemente): asociaciones de vecinos, entidades, todo está bastante desierto, hemos abandonado el imprescindible ejercicio de la participación en lo público, la política a fin de cuentas. ¿Cómo salvar esas distancias?

Bueno, pues con estas anotaciones me incorporaré al Ayuntamiento de Huelva, en el grupo de Izquierda Unida. En representación de todos aquellos que votaron en favor de las políticas de izquierda. Un representación muy cuestionada, ya lo se, pero estos mimbres tenemos. En cualquier caso, me gustaría encontrar la forma de que aquellos que me habéis animado podáis también participar en esta aventura política, en estos dos años de legislatura municipal que quedan. Lo iremos viendo, pero siéntanse con el derecho (incluso con la obligación) de hacernos llegar cualquier cuestión que les preocupe.

Los Plenos son lo últimos miércoles de mes. En el próximo me tocará ocupar uno de los sillones. Les mantendré informados.

Ah! Una cosa más, les dejo una viñeta que alguien me envío, para que vean con que  fino humor se dispara.