Usted está aquí: Inicio / Gonzalo Revilla / Blog / ¿Es mi sitio? (Pleno Ordinario, 27 de Noviembre)

¿Es mi sitio? (Pleno Ordinario, 27 de Noviembre)

maquinilla-de-afeitar-de-la-cuchilla-289931532Bueno, esta crónica llega tarde, lo siento, y en estos tiempos frenéticos lo que no es inmediato es historia, pero es que la fui dejando y... en fin, no me disculpo más y me pongo a ello. El título es una tontería mía, una pregunta con doble filo, porque no se si estas crónicas pintan algo en minombre.es, un lugar en el que habitualmente encontramos poesía, y en el que este relato parece una distorsión. Y el otro filo de la pregunta, sobre lo raro que me sigo encontrando en ese nuestro Pleno Municipal, como fuera de lugar. Pero son mis cosas, mis devaneos, ahora vamos al grano.

O al Pleno. Aunque adelanto que no hay mucho que contar. Lo cierto es que me llamó la atención el tono, tan alejado de la bronca habitual. Lástima que al final se jodiera el invento: una moción sin demasiada enjundia sirvió para lanzar las andanadas de rigor y así todos contentos.

Empezamos con dos Declaraciones Institucionales, la primera sobre el Pueblo Gitano, la segunda sobre la Violencia de Género. Dos temas tremendos que evidentemente generan consenso de todas las fuerzas políticas, aunque luego las prácticas políticas no parezcan tan homogéneas.

Izquierda Unida vota en contra de dos puntos que consignan partidas para servicios externalizados por el Ayuntamiento. El criterio es que si se puede hacer con plantilla municipal se haga, y aunque nuestro voto valga para poco al menos queda expresada la posición. Yolanda, portavoz no adscrita, presenta una moción para que se ponga en marcha una alerta temprana contra tsunamis. Da miedo pensar en algo así en una ciudad rodeada de tanques de petróleo, gases y otras sustancias químicas. ¿Saben los onubenses lo que tendrían que hacer en caso de que algo gordo se organice en el Polo? ¿para dónde corremos? ¿o metemos la cabeza bajo la tierra? Luego defendemos otra moción sobre la subida del IBI a viviendas vacías, que curiosamente sale aprobada. A ver: la moción sale aprobada por unanimidad, pero dudo que el IBI lo suban, aunque cueste entenderlo la política es así, tan así que duele. Ojalá me equivoque.

PSOE e IU presentan la misma moción, de la Confederación de Asociaciones de Vecinos, sobre la defensa de los Ayuntamientos. Tumbada. Seguimos. Moción del PSOE sobre el Cementerio. Tumbada. Seguimos. Y luego, en una moción sobre seguridad vial en Julio Caro Baroja, se lían a tirarse los tiestos a la cabeza, con un interés excesivo. Yo había guardado los papeles y los vuelvo a sacar, como si de una inesperada prórroga se tratase. El Alcalde se suma a la fiesta y dice una y otra vez que el Cementerio no se vende. De la misma manera que el IBI se subirá. De la misma manera.

Y se acabó: este mes de Noviembre fueron dos Plenos, por si con uno no tuviéramos bastante.

Aprovecho la brevedad del Pleno para comentar algo ajeno al mismo. Soy Concejal de IU pero no milito en IU. Entré en las listas como independiente y aún sigo así. Me han pedido que me lo piense. Y me lo pienso. Mucho. No tengo inconveniente en pertenecer a Izquierda Unida, comparto el programa y los fundamentos, y asumo las contradicciones que tiene. No es esa la cuestión. Izquierda Unida se define como "movimiento político y social", y se empeña en conformar sus bases con las distintas fuerzas y movimientos sociales de izquierda. Pero se empeña poco. O se empeña mal. Porque no termina de encontrar la forma de ser aglutinante de esos movimientos. No toda la culpa es suya, claro. Tampoco las fuerzas y movimientos sociales están muy por la labor de insertarse en las estructuras políticas y prefieren inventar nuevas fórmulas, con más o menos acierto, y con innegable dispersión de voto.

Resumo, que aburro: los movimientos sociales (ámbito del que procedo, y desde el que se me llamó a formar parte de las listas y el proyecto de IU) y las fuerzas políticas tienen que encontrar un espacio intermedio, e iniciar el cortejo. Supongo que el vértigo de la política y el desgaste de los movimientos sociales no permite, precisamente, que ese cortejo se de. Pero hasta entonces me resistiré a formalizar una relación que, por otra parte, es cordial y gratificante.

Después de este rollo: todos los ciudadanos de este país deberíamos preocuparnos de la situación de los partidos políticas que, nos representen o no, toman a diario decisiones sobre nuestra vida. Y si las estructuras de partido que tenemos no sirven habrá que mejorarlas o sustituirlas.

Bueno, pues hasta el Pleno de Diciembre, supongo que lo adelantarán, porque cae en 25, mal día.

Un saludo y gracias por aguantarme. Y aprovecho para agradecer los comentarios que me hacéis, tanto aquí como en el correo.
Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web