Usted está aquí: Inicio / Alargaor / Blog / " SusanTidos el papable " ( by Alargaor )

" SusanTidos el papable " ( by Alargaor )

Ciertos vaticinios aún no excesivamente acampanados, auguran que Tidos será el idóneo nuevo Papa del tercer milenio. Nuestro encapado Tidos, a quien una vez ungido Papa debemos llamarle "Susantidos" - Y será mejor llamarle entonces Susantidos -o como quiera que se ponga de alias-, pero siempre a cobro revertido- básicamente porque será el Papa hoy por hoy más papable por estar a la última en las excelencias de las nuevas tecnologías de la comunicación teleológica más multimedia.
Asi es, o parece ser, dadas las nunciaturas machaconas exhibidas en todas las cadenas, incluyendo la del wáter, casi siempre en prime time, que SusanTidos es jóven y tiene poderes sobrenaturales.

Tantos que su misión primordial es hablarte al oido para ayudarte a conectar con quien más quieres en aquellos momentos de aflicción en los que necesitas por encima de todo poder hablar con alguien que te resuelva un problema serio de carácter personal, familiar, o cotidiano, normalmente muy grave. Que si no, le va a llamar al nota, Rita la cantaora, de gregorianos.

Tidos es actualmente un auténtico cardenal andante, con lo cual cumple el requisito fáctico más elemental para ser proclamado, sin más currículum vitae que valga, u otros hipotéticos hechos más o menos apostólicos adjudicables a su persona, Sumo Pontífice de la Iglesia católica, y obispo de Roma en sus ratos libres.
Si lo ves por la calle, te parecerá un pastor, pero no de campo, sino de esos que van de testigos de Jeová, pues si Tidos trabaja con capa es sólo porque es su hábito, su mono de trabajo, pero, para ir al trabajo, o a la hora de volver a su casa, lo verás con chaqueta, con su camisita clara, totalmente acorbatado, y con su cartera de inversiones en la mano de santo.
Todo él, in córpore, es un cardenal, aunque la procesión vaya por dentro. Lo notarás a simple vista pues son ya muchísimos los usuarios que han descargado su ira contra él, bien de modo inalámbrico, mejor aún, dejándole ese pedazo de supermoratón en forma de cardenal por señal corpórea, tras haberle atizao con una barra de hierro a la salida de su trabajo en la compañía telefónica.
Los lleva en la frente: Su carisma y ese enorme cardenal poco visible pero palpable que oculta el papable. Y es que a veces, SusanTidos tarda un cuarto de hora, sino más, en ponerte en contacto con la persona física, jurídica, o sobrenatural, que te resuelva el problema.

¿Que tienes unas dudas teológicas mientras papeas unas pipas de calabaza una tarde cualquiera? Nada: coges el móvil y le llamas directamente. Y esto, aunque no lo creas, -que ya te confesarás- en lo que hagan dos señales sonoras se te pondrá el mismísimo Papa SusanTidos al aparato. Así de fácil, sin tener que solicitar previamente a la curia Vaticana audiencia papal como venía haciéndose hasta ahora. O sea, sin la incómodidad de solicitar la preceptiva concesión "ad nominem tuo et due apellidi" para lograr la plática con Él y el subsiguiente besamanos por el mismo precio.

Aunque será más rápido, cómodo y asequible, eso si, tendremos que seguir pagando. Pagando justos por pecadores. Y es que, las buenas-nuevas, teleológicas o no, son también hoy, desgraciadamente, algo más caras. La moda es la moda y SusanTidos no abaratará la factura por tu fractura moral, motivo de tu llamada.

Susantidos ha prometido en la campaña electoral precónclave que, de llegar a ser Sumo Pontífice, no será nunca más papista que el Papa. Con lo que no sería de extrañar que su primera encíclica fuese "Pelam est pelam", y la segunda: "Quo vadis, Peláez?

archivado en:
Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web