Usted está aquí: Inicio / Manuel Gualda Caballero / Blog / Ley Gualda / Ley Gualda de asignación de votos a escaños

Ley Gualda de asignación de votos a escaños

para la perfección de la proporcionalidad electoral
Ley Gualda de asignación de votos a escaños

Ley Gualda

Una persona, un voto. Y todos los votos valen igual.

En mi opinión, el sistema más sencillo para garantizar la absoluta o, al menos, la mayor proporcionalidad electoral posible en todo tipo de elecciones plurinominales, consistiría en asignar a cada escaño el número de votos obtenidos en la correspondiente elección.

Por ejemplo:

  • Si el candidato/a 1 hubiera obtenido 1000 votos, su escaño representaría a 1000 electores/as en cada votación.
  • Si el candidato/a 2 hubiera obtenido 2000 votos, su escaño representaría a 2000 electores/as en cada votación.
  • Etc.

Lógicamente, los recuentos de votos en el correspondiente órgano de representación no serían de escaños, sino de electores/as representados por dichos escaños.

De esta forma, garantizaríamos fácilmente que los órganos legislativos y cualesquiera otros de similar naturaleza, representaran exactamente, o lo más fielmente posible, a sus respectivos electorados.

Modalidades: perfectas e imperfectas

Este sistema admite un número indefinido de modalidades perfectas e imperfectas.

  • Modalidades perfectas: aquellas en las que todos y cada uno de los votos emitidos son representados por un escaño, sea éste presencial o no.
  • Modalidades imperfectas: aquellas en las que no todos los votos emitidos son representados por un escaño, pero cada escaño representa exactamente los votos que ha recibido el candidato/a que lo ha ganado.

Los siguientes artículos irán dedicados a estas modalidades de la Ley Gualda de asignación de votos a escaños, con ejemplos prácticos basados en elecciones reales y sistemas electorales vigentes.

Besos y abrazos,

Manuel Gualda Caballero
En Gibraleón (Huelva), a 1 de abril de 2018

Notas:

  1. Ley: soy plenamente consciente de que esta propuesta no es una ley, pero como tengo intención de escribir varios artículos sobre la misma, necesitaba buscarle un nombre corto, fácil de memorizar y que llamara la atención, por lo que inspirándome en la conocida Ley D'Hont he elegido este término, que a un Licenciado en Derecho es normal que le suene bien. Además, aunque hoy no sea una ley, lo ideal para el autor es que algún día sí lo fuera.
  2. Gualda: después de buscar profusamente en Internet, no he encontrado ningún artículo en Español que propusiera un sistema como el aquí descrito (y doy por hecho que si se hubiera publicado en otro idioma, nuestros expertos en Derecho y Ciencias Políticas lo habrían traducido). Por ello, inspirándome de nuevo en la conocida Ley D'Hont, he elegido mi primer apellido para completar el nombre con que haré referencia a mis artículos sobre este sistema de representación político-electoral.
Boletín de novedades
Usa mi formulario de contacto para suscribirte. ¡Gracias!
Publicidad


Contratar publicidad

Publicidad


Contratar publicidad

Promotores
Manuel Gualda Caballero Mundo Mejor Acento Web