contratación de publicidad on line

Unidos

Esta vez queremos ganar, junto con Podemos, pero no con tibieza ni edulcorando la cosa. Somos comunistas. Si ellos son socialdemócratas, genial. Nosotros somos comunistas y bien claro lo ha dicho Garzón. Ya les inclinaremos un poquito a nuestro terreno.
Así que (¡oh, gran novedad!) voy a confesar mi voto: Unidos Podemos.
Y el domingo volveré a pringar (as usual) como interventor. Todo por la causa.
Ah, la literatura… Sí, sí… Me acuerdo…
Otro día.

Bookmark and Share

En la isla

Robinsones entre palmeras junto a un mar refulgente y algo pensativo. Sólo dejamos que se cuelen los amigos. Nos gusta que se cuelen. Esta isla es para compartirla con ellos, íntimamente. Y entonces los poemas y las canciones y no parar de hablar y hablar y hablar…
Emocionalmente exhaustos.
Pero no quisiéramos vivir de otra manera. No quisiéramos no haber vivido. No querríamos no haber sentido.

Bookmark and Share

Esquizofrenia made in IU

Creo que tiene razón una amiga del partido que dice que me voy a volver loco. Comunista de carnet, IU de carnet, llamazarista a muerte de toda la vida. Y ahora apoyo a Unidos Podemos. Mientras, Gaspar en su otra guerra. Yo no sé lo que piensan en mi asamblea porque o voy a las reuniones o trabajo. Porque o leo, traduzco y escribo o voy a las reuniones. Creo que voy a delegar en Garzón y que sea lo que tenga que ser. (Eso sí, Gaspar es un valor irrenunciable).

Bookmark and Share

Castillo encantado

Me encanta la novela que estoy leyendo (de William Styron), me encanta la novela que estoy traduciendo (de Louis de Bernières), me encanta haber escrito un poema nuevo (cosas veredes), me encanta haber empezado otro (lo mismo), me encanta tener amigos (recuerdo todos sus nombres), me encanta no tener enemigos (no recuerdo sus nombres), me encanta que haga sol (y el cielo sea azul), me encanta que no me importe ser muy pobre (en realidad soy muy rico), me encanta el culo de Eva (no se me debe culpar por ello), me encanta su último poema (aunque suelen doler)… Esta noche estoy más encantado que un castillo con fantasmas. Sin ninguna razón especial. Porque sí. Flower power. Me acuso de ser feliz esta noche. Ya nos moriremos, amor mío. Pero otro día.

Bookmark and Share

Deidades marismeñas

Los acólitos acudían desde lugares remotos, con espíritu sacrificial y en respuesta a voces ancestrales. Las altas construcciones de piedra contribuían a crear un sentimiento de sacralidad abrumadora. Una vez en el enclave, y alentados por los sumos sacerdotes, la mayoría se entregaban al goce carnal y a la embriaguez sin tasa. Se entonaban mantras repetitivos que dejaban la mente en blanco y todos bailaban en un frenesí dionisíaco. Finalmente se presentaba el ídolo de madera, ante el cual se producían inenarrables paroxismos, llantos y sacrificios de niños, que eran arrojados contra el ídolo.
¿Stonehenge, Roma, Micenas? No: el Rocío, la fiesta pagana por excelencia.

Bookmark and Share

No vamos a diluirnos, no nos absorben. Vamos a conservar nuestras siglas, nuestros cuadros y nuestro programa. Tal vez nuestro propio grupo parlamentario (doblando diputados). ¿Dónde están el entreguismo, la desaparición…?
Lo que vamos a hacer es confluir con otras fuerzas de izquierdas. ¿No es eso lo que hace la izquierda para intentar echar a la derecha y poner en práctica programas sociales?

Bookmark and Share

Watch out!

En las últimas horas se han detectado en numerosas localidades españolas grupos organizados de personas que están invadiendo las vías públicas y creando desórdenes. Usan disfraz para no ser reconocidos y ostentan símbolos e imágenes de violencia (seres humanos torturados, ejecutados y con expresiones de sufrimiento). Sus cánticos indican su pertenencia a asociaciones extremistas. Las autoridades no han intervenido hasta el momento: se sospecha que actúan en connivencia con estas facciones y que han llegado a prestarles cobertura y apoyo logístico. Se recomienda no salir de casa hasta que pase el peligro.

Bookmark and Share

Dos textos sobre “Singularidades”, de Vicente Luis Mora

Hace algunos años escribí un par de textos sobre “Singularidades”, el ensayo en el que Vicente Luis Mora pretende convertirse en el gran crítico de la poesía española, con poca fortuna. Hace poco hablé con el autor y me acusó de querer vengarme de algunos comentarios negativos que había hecho sobre mi poesía. Lo cierto es que no puedo vengarme de algo que no recuerdo, y en todo caso, siempre en mi vida he admitido cualquier crítica, con una excepción que no es él. Aquí están los textos en los que analizo, de manera informal (los escribí improvisadamente para colgar en su propio blog) esa biblia de nuestra crítica, “Singularidades”. (El propio Mora me ha animado a recuperarlos, para “celebrar” los diez años de la aparición del libro. Hay que ser imprudente…).

PRIMER TEXTO

Hace poco recibí en mi correo un libro, amablemente enviado por su autor tras solicitárselo yo como favor e intercambio por otro. Diversos asuntos y algún viaje me impidieron en su momento dedicarle atención. Estos días lo he estado leyendo y quiero comunicar mis impresiones en este foro (empezando de momento sólo por el prólogo de la obra), ya que el libro en cuestión es Singularidades, de Vicente Luis Mora. Incurriré quizá en alguna ironía, que es un arma y una deferencia del diálogo y el intercambio de ideas, como bien sabrá el propio VLM.

Para quienes no sepan de qué va, ahí va un resumen a vuela pluma: en Singularidades se intenta probar que existe en la poesía española una poética de la “normalidad” caracterizada por la renuncia a la indagación crítica del mundo, el lenguaje, etc. (labor inexcusable del poeta). Esta supuesta poética (luego repasaremos sus características) surge por la necesidad de algunos jóvenes autores de lograr el reconocimiento y aquiescencia de un no menos supuesto poder literario encargado de canonizar y repartir prebendas. Otras partes del libro divagan acerca del compromiso ético de la poesía, el sujetivismo o la existencia o no de una “poesía metafísica”, además de examinar ciertos aspectos de las obras de algunos autores individuales, como Pablo García Casado o Caballero Bonald.

Singularidades tiene su origen, parece ser, en una caída del caballo de VLM, que, en plan San Pablo, nos cuenta cómo un terrible sábado por la noche “perdió definitivamente la fe en la literatura española”. Resulta que estaba viendo un reportaje de Informe Semanal sobre el celebérrimo plagio de Ana Rosa Quintana cuando… Pero mejor démosle a él la palabra (va una cita literal):

“Fue allí. Allí fue. Pude ver y oir, sin que mis oídos y ojos dieran crédito a lo contemplado, a Maruja Torres diciendo que lo de la Quintana era un escándalo y que menos mal que aún quedaba gente ‘que nos tomamos esto de la literatura en serio’, o algo así. No pude dormir en toda la noche…”. Etc.

No se froten las manos los lectores. No todo el libro es así, aunque no faltan perlas similares. El tono general es más “de ensayo” y no faltan las citas, a diez o doce por página.

Pero en fin. La consecuencia fue que VLM quedó seriamente tocado por la experiencia y decidió investigar un poco más el tingladillo imperante en “esto de la literatura”, obteniendo resultados aterradores:

“En este país se sigue escribiendo sin haber ni siquiera notado –por no haber conocido- las rupturas irreversibles que han producido autores como Musil, Beckett o el propio Joyce, por poner algunos ejemplos dramáticos”.

Pues sí: resulta dramático. Y más aún ese general “se sigue escribiendo” (tan obstinado y hasta contumaz) que viene a excluir siquiera la posibilidad de que haya algún avisado que sí notara esas “rupturas irreversibles”. Nada de eso:

“Los novelistas y poetas (sobre todo jóvenes) españoles tienen una ignorancia enciclopédica de las cuestiones básicas que requiere lo que se llama una formación cultural completa –con excepciones, of course-. Fuera de los contenidos de su única carrera universitaria, y de lecturas superficiales sobre sus compañeros de profesión (con aguda ausencia de conocimiento incluso de los clásicos precedentes), se han despreocupado alegremente de conocer los avances en las materias más eficaces para la adquisición de un mínimo rigor intelectual”.

¿Quiénes serán esos novelistas y poetas españoles tan alegremente inconscientes y anti-Larousse? No se nos dice pero yo calculo que andará por el 99 por ciento del total, a la vista de que sólo hay unas pocas “excepciones of course” que imagino son las que confirman la regla. Y eso de tener una sola carrera universitaria… No quiero ni pensar en los que no tienen ni siquiera una.

Más adelante se nombran algunos autores concretos que sufren ese desconocimiento abrumador por parte de nuestros literatos (Wittgenstein, Chomsky, Kant, Hegel, etc.) y se añade:

“Incluso un repaso de sus lecturas literarias conduciría al pavor más absoluto; habría que oírles hablar de El Quijote, En busca del tiempo perdido o La montaña mágica…”

Habría que oírles, sí. Yo ya estoy dominado por el más absoluto pavor. Pero la cosa es aún más dantesca:

“Sus opiniones sobre globalización, multiculturalismo, nuevas tecnologías, genoma o medio ambiente, que son preocupaciones esenciales de nuestro tiempo, mueven al pasmo”.

Y la guinda del pastel, el súmmum de la indigencia, lo que de verdad mueve al pasmo hasta al más impasible:

“Basta considerar el lugar exótico que para muchos poetas jóvenes tiene la obra de Jorge Riechmann”.

¡Horreur! ¡Riechmann exótico cual hawaiana! Definitivamente este mundo literario nuestro está perdido. Aquí tuve que hacer una pausa en la lectura para respirar y recuperarme.

Acáso algún malintencionado quiera ver en las taxativas afirmaciones anteriores de VLM una generalización abusiva sin el menor rigor ni explicación acerca de cómo se ha llegado a ellas. Hará mal. Es un argumento conveniente para lo que se dirá después y eso debería bastar. No seamos tiquis-miquis.

Porque más tarde se insiste:

“Hay desconocimiento de la técnica, de la cultura, de las ciencias, de la filosofía, de lo que pasa en la calle, de los avances científicos, de los antiguos hallazgos científicos, del lenguaje, del idioma hablado, de sinónimos, de vocabulario, de formas expresivas diversas, de mínimas normas estructurales, de crítica literaria, de urbanidad, de decencia, de imparcialidad de análisis, de sosiego, de eficacia, de interés por el entorno cultural”.

Lo “hay”, eso es lo peor de todo. No es que este o aquel desconozcan tal o cual cosa. “Hay” ese desconocimiento. Vamos, que es como un virus que flota en el ambiente, una especie de gripe aviar, tanto más espantosa cuando lo que se desconoce son cosas tan básicas como la decencia, la urbanidad, el sosiego y los sinónimos. Y pretenden escribir. Habrá picardía…

¿Y a quién debemos pedir cuentas, quién es el culpable de tanto despropósito y tanto baldío? ¿El presidente del gobierno? ¿George Bush? ¿Los guionistas de “Aquí hay tomate”? Peor: ¡el tidente pérfido! Oigamos de nuevo la voz de VLM:

“La historiografía crítica universitaria española está contaminada por un modo de entender lo literario que, ‘inventado’ por el tridente pérfido (Dámaso Alonso / Jorge Guillén / Carlos Bousoño), ha mantenido un interesado y único canon de ‘lo registrable poéticamente’”.

¡Acabáramos! Ya puedo yo dormir tranquilo. Las cosas no están bien, evidentemente. “Hay” mucho desconocimiento, Jorge Riechmann es considerado exótico y da pavura escuchar a los escritores hablar de El Quijote. Pero al menos tenemos a alguien a quien acusar, conocemos la raiz de nuestros males.

No obstante, ojo avizor, porque no son los únicos. En próximas entregas, si esta comunicación se publica, sabremos más. No me digan que el prólogo no tiene miga y no promete sustancia… Creo yo que están puestas las bases para, con rigor y argumentos incontestables, quitar la careta a esos poetas de la “normalidad” que se venden por un “quítame allá esa antología”.


SEGUNDO TEXTO

Sigo, pero ahora habrá que ponerse un poco serios.

En mi comentario del prólogo me dejé en el tintero, por no extenderme, unas cuantas cosas más que también merecerían su comentario. Desde las alusiones a los “galopines efébicos que escalan en alcobas” (mira que dedicarse a escalar -las paredes supongo- pudiendo hacer cosas más divertidas en una alcoba) hasta los lamentos por la existencia de una literatura de consumo (la cual demostraría el horrible estado de nuestras letras. De acuerdo. Igual de horrible que en el Siglo de Oro, cuando la gente no sabía leer y se pirraba por los romances de crímenes recitados por un ciego ambulante o como hace siglo o siglo y medio, cuando el pueblo consumía vorazmente culebrones de Pérez y Pérez y otros. Claro que lamentarse de la actual situación, como si hubiera habido una edad edénica en la que todo era puro y maravilloso, siempre da como mucha altura moral, ¿no?). Dejémoslo.

El caso es que se mete uno a fondo en Singularidades y vuelve a encontrarse taza y media de lo mismo, empezando por la alusión, en el primer párrafo del primer capítulo, a un supuesto “poeta español medio”, como quien hablara del consumidor prototipo o algo así. El tal “poeta español medio” es “un enano”. ¿A quién se refiere? No lo dice. ¿A su amigo García Casado? ¿A Gamoneda? Podría ser. El “poeta español medio” es cualquiera: usted, yo, uno que pasaba por ahí… A VLM le encanta tirar piedras y esconder la mano, generalizar abusivamente y hablar al sabor de la boca. Siempre habrá quien le de la razón.

Porque hora es ya de decir que el “tono de ensayo” al que me refería en mi anterior comentario es sólo una pátina. Mucha cita de este y aquel (el que no tiene ideas acude a las ideas de otros), mucho imitar el tono del libro de pensamiento al uso, pero el rigor brilla por su ausencia. VLM es de los que demuestra una tesis diciendo por ejemplo: “Una vez me ocurrió que un amigo me dijo tal y tal cosa”. Y con eso tiene toda una teoría elaborada. (Ver el ejemplo de la página 167. Por lo visto, VLM tiene un amigo medio vanidosillo e inseguro, que estaba angustiado porque Villena no le había metido en una antología. De sus lamentos, deduce VLM nada menos que una “impronta de ansiedad” entre los poetas jóvenes españoles por salir en las antologías. Toma ejemplo de rigor, de claridad de análisis, de objetividad… Por cierto, que el tal amigo no es una poeta “de la normalidad”, según VLM, sino uno de los “auténticos” y bla bla bla. ¿No quedamos en que los que estábamos locos por las prebendas y el reconocimiento éramos los otros, los malonos?. En fin…).

VLM se quejaba de que el reseñista de El País, en un repaso de escaparate, le había pasado por alto con el calificativo de “prescriptivo”. Pero es que es la pura verdad. El libro de nuestro buen Vicente Luis abunda en expresiones como “no reconocer esto es insultar la inteligencia”. No es que demuestre una cosa claramente, con argumentos y datos. Él con decir que “esto es así porque lo contrario insulta al sentido común” ya lo da todo por bueno. Dicho Blas, punto redondo. Esto llega a extremos hilarantes cuando dice con la mayor seriedad: “Creo que es interesante leer los ensayos de Jenaro Talens, no porque tenga razón –discrepo muchísimo con él-…”. Yo discrepo con Fulanito, luego no tiene razón. ¡Cómo le traiciona el subconsciente a VLM cuando redacta trabajosamente sus frases!

Y esto no lo digo por nada. Se empeña el buen hombre en hacer metáforas que ayuden al paciente lector a entender lo que dice, como Jesús con las parábolas. Claro que el sentido común brilla por su ausencia. Atención a esta perla impagable en la que Vicente compara a los poetas disidentes que no se venden y son puros e íntegros con ciertos futbolistas (va cita literal):

“Como en el fútbol, aquellos que no supieron o pudieron o quisieron identificarse nítidamente con un equipo aparecen desplazados, desleídos, al margen de la consideración y el conocimiento general, y dependen sólo de un documentalista que se fije en su figura y decida rescatarlos de la niebla. Como decía Alejandro Rossi, `la singularidad total asusta y aísla”.

¡Toma! ¿A ver quién son esos futbolistas que no pudieron o no quisieron jugar en la selección o fichar por el Barça? ¿Individualistas singulares? ¿Gente que no se vendía? ¿Influiría algo la calidad de su juego? ¿Y quién es ese documentalista que los rescata en un reportaje del NODO? Me troncho. Muy buena la metáfora, Vicente, ahora ya lo he entendido.

Más adelante, insiste:

“Ni que decir tiene que para quienes juegan a pelo, sin camiseta, las dificultades son máximas. Parecen ser jugadores de trato insoportable que no encajan en ninguna selección, ni son reconocibles a esquemas de juego colectivo”.

¿Que juegan sin camiseta? Pobrecitos. Serán cuatro amigos que echaron un partido a la hora de la siesta después de una comilona en el campo, porque yo no he visto jamás, ni siquiera en equipos de tercera, a nadie jugar sin camiseta, y menos que eso supusiera ser excluído de la selección. Claro que si se empeñan en salir al campo en pelota es muy posible que hasta los detenga la policía. De verdad, no me digáis que una forma tan zurda de razonar no es para mearse. Leedlo con atención y sin olvidar que quiere hacer una analogía con la literatura. Tiemblo.

Pero entremos en materia. En las páginas 48 y sucesivas, VLM se dedica a dar una definición tan exacta de lo que es poesía de la “normalidad” que no se olvida de un sólo detalle: por ejemplo, el poema “de la normalidad” tiene que tener una extensión entre setenta y doce versos. Conque, ¿si yo escribo un poema de once versos o de cien ya me he librado de ser un “poeta de la normalidad”? También se debe “rechazar el poema en prosa”. Qué bien, una vez escribí uno, ya estoy absuelto. ¿Y qué tal lo de “prohibidas las imágenes visionarias o muy atadas”? Yo también hice alguna vez una imagen que a mí me parece que iba atada y hasta atadísima y que, con algo de manga ancha, tenía su aquel visionario. Sigue el tío: “Se prohíben los saltos sincopados, los encabalgamientos no justificados, los espacios en blanco…”. ¡Los espacios en blanco! Hace falta maldad para poner un espacio en blanco…

En fin, para qué ensañarse. Todo el párrafo abunda en tonterías de ese calibre en las que supuestamente se intenta definir un tipo de escritura considerada adecuada a lo que el mercado exige del poeta (¿el mercado? ¿exigir? ¿?). Lo cierto es que el 99 por ciento de la poesía universal de todos los tiempos es susceptible de ser “poesía de la normalidad”, según la tipología fraguada por VLM, ya que, igual que existe una idea convencional de lo que es una novela o un ensayo, existe una idea convencional de lo que es un poema (por ejemplo, que los renglones no llegan al final de la página, como cosa habitual) y el 99 por ciento de la poesía de cualquier tiempo se acoge a tales convenciones, sin que supongan una renuncia a la exploración crítica del mundo, incluyendo aquí a los poetas favoritos de VLM.

Supongo que si uno no ha tenido éxito o alimenta algún tipo de frustración o no le han sacado en la antología de turno (como al amigo de VLM, ese que se quejaba de no estar en la de Villena) resulta consolador y salvífico creer en este tipo de teorías, según las cuales quien sí ha tenido éxito o sale en la antología de Villena es porque ha vendido su escritura y la ha adaptado a esas normas de entre doce y setenta versos y nada de poemas en prosa, que es lo que quiere el mercado. Los verdaderos poetas, los vanguardista y arriesgados y tal, no se venden, no son de esos que se “engloban dentro de las instituciones” (página 93). Por cierto, el libro de Vicente se edita con una ayuda del Ayuntamiento de Córdoba a través de su Oficina para la Capitalidad Cultural Europea. ¿Te englobas dentro de las instituciones, amigo Vicente Luis, o eso lo dejas para los poetas vendidos al sistema? Hay un nombre para describir esto.

Y ahora me disculpo por dejarlo pero tengo cosas que hacer (el equipaje, entre ellas). Seguiré, aunque sea en ruta, porque aún queda muchísimo por decir. Las imposturas (supuestamente) intelectuales son mi pasión.

Saludos.

Bookmark and Share

Hope

-Mañana presento mi último libro.
-¿Tu último libro? ¿Me lo prometes?

Bookmark and Share

El discurso del rey

Campaña en las redes para no ver el discurso del rey. Pues yo sí vi el discurso del rey, ¿algún problema?
(Además, Colin Firth y Geofrey Rush están espléndidos).

Bookmark and Share

Variaciones del cuento

En las cabalgatas de reyes de algunos distritos de Madrid habrá mujeres haciendo de reinas magas y con indumentaria femenina. Me parece estupendo. Bien por Carmena. Una idea fresca, atrevida y muy educativa. ¿Por qué no? Total, la mitad del mito es inventado: los Evangelios no dicen que fueran reyes ni que fueran tres ni que hubiera un negro ni que se llamaran Gaspar, Melchor y Baltasar. Si todo eso fueron adaptaciones posteriores, ¿qué tiene de malo actualizar las cosas a nuestros tiempos? Que nadie tema que los niños se desconcierten: los niños se adaptan mejor a las novedades que muchos adultos burracos. Porque en ciertos muros fachendosos he visto que recibían la noticia asegurando que era como volver a las persecuciones religiosas del 36, no me lo estoy inventado. Es que me parto…

Bookmark and Share

De ayer en mi muro de FC

Igual pensabais que iba a lloriquear por nuestros resultados. Pues no. Para empezar, una gran parte de los escaños que se atribuyen (¿?) a Podemos son de coaliciones autonómicas de confluencia en las que figura IU junto a esa formación y otras. Galicia, por ejemplo. No entiendo que eso no se tenga en cuenta.
Para seguir, hay algo que tiene Izquierda Unida frente a muchos partidos que hemos visto nacer, triunfar y desvanecerse: nosotros no desaparecemos nunca, porque siempre habrá quienes crean en un cambio estructural del sistema, en una verdadera izquierda transformadora. Nunca menos de un millón de españoles. ¿Alguien despreciaría a un millón de españoles? Por lo demás, en estas circunstancias, confío en esa alianza socialdemócrata de PSOE y Podemos que desbanque a la derecha.
Feliz noche electoral a todos y saludos comunistas.

Bookmark and Share

Golpe de estado de los medios

Desde luego, no pienso ver ninguna de esas farsas “democráticas” que están llamando debates. No hasta que se incluya a la que es a día de hoy, y mientras lleguen las nuevas elecciones, la cuarta fuerza política de España (la tercera de ámbito nacional), Izquierda Unida, con 11 diputados y 1.800.000 votos. Las dos emergentes, hasta que se confirmen los sondeos (o no) carecen actualmente de representación en el Congreso. Los medios han inventado una nueva modalidad de coup d’état: el golpe de estado mediático, la sustitución del voto por la encuesta.

Bookmark and Share

Escritura

Mi sexto poema del año, que terminé hoy, no digo que sea grandioso. Hace mucho que lo que me importa es el proceso de escritura, no el poema en sí. Llevo un mes metido en este poema de apenas veinte versos y que, terminado, me sobrecoge. De la euforia he pasado al desánimo y otra vez a la euforia: es uno de mis mejores poemas. Pero luego, de nuevo, el vacío. Lo que yo pensaba que podía hacerme este poema ya sé que no me lo hará. Pasa cada vez. Algo positivo, la comprensión de algo. En vez de eso, la misma confusión.

Naturalmente, lo publicaré en un libro futuro. Ese es el rédito. Creo que algún día mi culminación como poeta será escribir y no publicar. Aún no. No me he rendido todavía. Pero esta insatisfacción que queremos nombrar y no podemos cada vez hace más daño, porque no compensa la intensidad que ponemos en la tarea. Me gusta mi trabajo como traductor, me gusta la crítica. Sólo la escritura me mata, de muerte pequeña: la muerte va haciendo su tarea.

Bookmark and Share

Unidad popular, sin diluirnos

Izquierda Unida tiene ADN, rostro, historia y cientos de miles de votos. No puede renunciar a su identidad así como así. Ahora bien, en busca de una unidad popular, si hace falta, se busca otro nombre, otras siglas… lo que sea. Pero si lo hacen TODOS los que estén en esa unidad popular. Si no, no. Desde luego, diluirse bajo el nombre de Podemos, de ninguna manera. Una formación con nuestra trayectoria no se oculta bajo el nombre de un partido “transversal” creado ayer y que, de hecho, nos necesita. Yo no votaré a IU si va bajo la marca Podemos.

Bookmark and Share

Lo hemos conseguido

Lo he visto en fc y no recuerdo dónde. Lo repito de memoria. Bajo el comunismo perderíamos nuestras casas, trabajaríamos muchas horas por un sueldo indigno, tendríamos líderes corruptos que gozarían de beneficios inalcanzables para los demás y se perseguiría la libertad de expresión. ¡Lo hemos conseguido! ¡España es un país comunista! ¡Gracias, Rajoy!

Bookmark and Share

El Top Ten del “pensamiento” mágico

Creo que es divertirá esta recopilación de disparates. Hay que pensar críticamente en todos los ámbitos.

http://blogs.publico.es/strambotic/2015/08/top-magufadas/

Bookmark and Share

Os mienten (a mí también, pero lo sé)

Es curioso. Yo cada vez que oigo hablar y mentir (valga la redundancia) a Rajoy y sus adláteres me entran ganas de independizarme de ellos. Pero los catalanes, cada vez que oyen habla y mentir (valga la redundancia) a Mas y sus adláteres les entran ganas de independizarse de España. ¿En serio? ¿Esa gente es la que va a hacer de Cataluña un país libre de corrupción, que aumentará las pensiones, pagará su deuda y atará los perros con longaniza? Niños, niños, que ya sois mayorcitos…

Bookmark and Share

Comunista de piscina

Hace unos días entregué mi traducción número 50, La casa en los confines de la tierra, de William H. Hodgson, novela que publicará en breve Hermida Editores. Cincuenta libros traducidos. No está mal, ¿eh? Por eso siempre digo que, aunque he publicado poca poesía, si cuenta lo publicado en cualquier género, debo de ser el autor más prolífico de mi generación.

Pero nada de vacaciones. Ya he empezado la número 51, una biografía de Dalton Trumbo, de quien traduje el año pasado Johnny empuñó su fusil. Este otoño estrenan una película sobre la vida del inmenso guionista y escritor y la editorial Navona se ha apresurado, con buen tino, a comprar los derechos del libro.

¡Y qué vida! Represaliado por el Comité de Actividades Antiamericanas, pasó casi un año en la cárcel por desacato (se negó a delatar a sus compañeros izquierdistas) y fue incluido en la infame lista negra de Hollywood, lo que no le impidió escribir guiones geniales (bajo seudónimo) y ganar dos Oscar que no pudo recoger. Vacaciones en Roma, Éxodo, Espartaco, Papillón… La lista de sus películas es interminable. Y, por encima de todas, Johnny empuñó su fusil, la novela que sigue siendo el más terrible alegato anti-belicista de la literatura americana y cuya adaptación al cine dirigió él mismo.

Tengo por delante casi 300 páginas, así que me parece que voy a pasarme el verano en compañía de Dalton Trumbo. No me parece mal plan. Por ahora, con este calor, voy del teclado a la piscina y de la piscina al teclado. Y como esto lo leen mis compañeros de I love IU, me apresuro a aclarar que donde vivo las piscinas van en el lote con la casa y que vivir aquí es más barato que hacerlo en un estudio interior de 20 metros en la periferia de Madrid.

Lo que me recuerda que a algunos de los represaliados por McCarthy (como el propio Trumbo) les llamaban, con muy mala baba, “comunistas de piscina”. Ciertamente, eran algunos de los más sobresalientes (y mejor pagados) guionistas y directores de Hollywood. Pero esos “comunistas de piscina” lo perdieron todo por negarse a traicionar a sus compañeros y a sus ideales. Así pues, si alguien quiere llamarme “comunista de piscina” lo aceptaré como el mayor elogio.

Bookmark and Share

Joan Capdevila

Pero qué racha… Hace mes y medio moría Marisa Trigo y anoche ha muerto su marido, Joan Capdevila. Ambos dirigían la editorial Navona, a la que, en gran parte, yo considero mi casa, tras publicar con ellos más de treinta traducciones. Seguiré trabajando con Navona -ahora con Pere Sureda al frente- pero voy a echar muchísimo de menos a quienes me convirtieron en traductor profesional y con quienes siempre tuve un trato fantástico. Mi más emocionado recuerdo para los dos.
Es curioso: Joan, literalmente, no pudo sobrevivir a la pérdida de Marisa. Hace pensar…

Bookmark and Share

Un poema de Rafael Suárez Plácido

ONCE MESES AL AÑO

Siempre que he querido atravesar una puerta,
o quedarme en algún sitio, o desplazarme,
había detrás una mujer
que lo explicaba todo.
Y no hablo de hechos más o menos recientes
de la Historia, ni de estos últimos siete años,
estos últimos siglos, ni como decíamos ayer, cada día, cada hora.
Ni de la juventud, ni de la madurez,
en eso también fui muy precoz,
pero cuando pienso en las mujeres canarias,

no es que me cueste,
es que todo ha quedado oscurecido.
Mi cuerpo herido.
aquellos días luminosos,
¡oh, Rafa, tus pirámides!,
el vientre de esa mujer,
el mar,
las violetas asesinas.

Todo ha quedado oscurecido.

Breña Alta o La Breña,
“si no se especifica, es siempre Alta”
me dijo ella en La Palma,
tierra de tabacos, vinos y volcanes
vivos
once meses al año
(ahora que lo pienso
no estoy tan seguro de lo de los vinos).
Mientras tanto la espero.
He quitado mayo –ya no existe- de los calendarios.

-De “Simulacro” (Isla de Siltolá, 2013)-

Bookmark and Share

Rafael Suárez Plácido

dsc_0212 Ha muerto Rafael Suárez Plácido, un gran poeta y un gran crítico literario. Y para mí uno de los amigos más íntimos y queridos que tuve y tendré. Ya no tengo con quién hablar de tantas cosas que sólo podíamos hablar los dos. Qué vacío tan grande.


Bookmark and Share

Sórdida

Carmona no se parece a Blancanieves pero Esperanza Aguirre es la perfecta imagen de la bruja con la manzana envenenada.

Bookmark and Share

Adiós, Aguirre, adiós

Evidentemente, no voy a decir que pegue saltos de alegría con los resultados de Izquierda Unida. Hemos desaparecido de Madrid (y de algún sitio más) pero allí donde hemos demostrado lo que sabemos hacer seguimos estando. Por ejemplo, mayoría absoluta en una ciudad con la que algo tengo que ver, Mieres. Y en Lepe, donde también tengo algo que ver, mantenemos concejal. Y seguimos al pie del cañón. Ya estamos acostumbrados a ser los indios del western. No nos vamos.

Me quedo con el ascenso de la izquierda en general y doy el día por bueno. Y, sobre todo, me quedo con la marcha de algunos seres que en este momento sí que estarán mordiéndose los nudillos hasta el codo: Aguirre, Barberá, Rus, Fabra, Caunedo, Perico Rodri… Au revoir! No volváis.

Bookmark and Share

Utopías y frivolidades

Como ya pasan las 12, se ha terminado la jornada de reflexión. Así que debería estar pidiendo el voto para Izquierda Unida. ¿O tampoco se puede? Bueno, mañana lo pediré con los ojos a todos los que se acerquen a votar. Estoy de interventor de IU en una mesa en La Antilla. Pero la verdad es que no quiero hablar de política, sólo de frivolidades. Ah, dejadme ser feliz con las cosas fútiles y maravillosas; ya me estrellaré mañana con la fea realidad.
Hoy fue Eurovisión. Todos los años veo el festival con mi hija; lo vemos con ironía, nos reímos y disfrutamos como enanos. Asistimos a las votaciones como si nos fuera la vida en ello. Pero esta vez me ha traicionado para irse con sus amigas. Ingrata…
Total, que no vi el festival. Pero aún así yo tengo mi ganadora perpetua de Eurovisión desde el año en que nací. Literalmente, porque participó en Eurovisión el año en que vine al mundo, aunque no ganó por poco. Se trata de la cantante griega Vicky Leandros, hermosísima, y su canción “L’amour est bleu”. No creo que se haya escrito una canción tan maravillosa desde entonces, con esa melodía del Renacimiento que merecería ser tocada con clave sonoro. Cuelgo el vídeo pero seguid leyendo. https://www.youtube.com/watch?v=nD4ib9-laGY
El caso es que de esta canción eterna se han hecho cientos de versiones, y una de las que prefiero es la de Claudine Longet, aquella belleza de voz susurrante que nos enamoró en “El guateque” mientras Peter Sellers literalmente se meaba. Años después, Claudine ocupó los titulares cuando mató de un tiro a su novio, delito del que la absolvieron. Y uno estaría inclinado a absolverla también. Os dejo igualmente su versión de “L’amour est bleu” y su escena cantando en “El guateque” mientras Peter Sellers se mea.
Y mañana… Bueno, mañana nuestro sueño de cambiar las cosas lo abolirán los que van a durar tres días sin cambiar nada. Y podremos seguir llenando nuestra miseria de canciones…
https://www.youtube.com/watch?v=ErGKJdCLN94
https://www.youtube.com/watch?v=LNLWIswKIw0

Bookmark and Share

He vuelto

Perdonadme, mes enfants, pero mi ausencia no ha sido voluntaria. Los combinados esfuerzos ineptos de Movistar y Orange me han tenido sin internet más de 20 días. Una inmensa putada, y no es frivolidad. Uno puede pasar semanas sin chatear o leer entradas de Facebook. Pero sin poder leer la prensa a gusto y, sobre todo, sin trabajar cómodamente, eso sí que no. Y es que en mi trabajo necesito internet, por los diccionarios, por las comprobaciones de citas, por el cotejo con otras traducciones… Trabajar con la conexión mínima de un móvil (al menos tenía eso) ha sido de lo más estresante. Mis jornadas laborales se multiplicaron, los editores me metían prisas y hasta un día sufrí un colapso por puro agotamiento.

Bueno, hoy he entregado mi traducción número 48, con su prólogo correspondiente. Esta noche I have indulged myself with three or four glasses of wine. Estoy muerto de cansancio pero me recuperaré este fin de semana en el que sólo voy a leer y bañarme. Absolutamente nada más.

Oh, shit! Me había olvidado de que el domingo voy de interventor de Izquierda Unida. Confound them!

Bookmark and Share

Marzo de 1998

villena0002

Bookmark and Share

In memoriam Marisa Trigo

Hoy me sobrecoge la noticia de la muerte de Marisa Trigo, fundadora, junto con Joan Capdevila, de la editorial Navona, con la que he publicado docenas de traducciones. Siempre me entendí de maravilla con Marisa y considero Navona mi casa. Ya nada será igual. Y recuerdo una mañana en Barcelona, tomando café con Marisa y Joan, hablando de proyectos mientras entraba el sol por la ventana. Una verdadera profesional y una lectora sensible e inteligente, herida de literatura. Ya la echamos mucho de menos.

Bookmark and Share

Hay momentos mejores

Al final de mi jornada laboral, tras muchas horas traduciendo a Huxley, va y muere mi personaje favorito a mitad de la novela. Ha pesado en mi ánimo junto con otras cosas que no voy a mencionar y las imágenes de los muertos en el Mediterráneo. Total, que mire uno su correo o vea la tele o abra un libro, parece que todo contribuye esta noche a cierta negrura ambiental, por más que hoy haya hecho sol. Mañana ceno con buenos amigos y haré olvido de todo lo demás. Volveré con mejores ánimos.

Bookmark and Share

This time

El subidón de adrenalina tras terminar un poema (en este caso, mi cuarto poema del año) y la tristeza que te llena después, no se sabe por qué.

Aunque esta vez sí sé por qué.

Bookmark and Share

Night

La noche está llena de voces. Lo cual sería preocupante si fuera esquizofrénico. Lo preocupante es que no soy esquizofrénico, pero la noche está llena de voces.

Esta noche siento nostalgia de otras vidas: así acallaría todos los recuerdos. Supongo que nos ocurre a todos: no me deja dormir todas las cosas de las que me acuerdo. Por alguna razón, uno sólo recuerda lo que ha hecho mal. Cuando estás a solas no hay salvíficas excusas. Nadie posa para sí mismo.

Daría la vida por tener diez años y la mano de mi madre en la frente mientras, sin darme cuenta, me duermo…

Bookmark and Share

Perfect

Rodrigo Olay se ha empeñado en consagrarme y así lo dice en El Cuaderno. Siento no poder colgaros su reseña de mi libro. No es falsa modestia sino que no dispongo de ella en el formato adecuado.

Y cierro trato con una editorial y hoy mismo me envía los contratos para tres nuevas traducciones.

Hay días propicios…

Bookmark and Share

Joder, los poetas…

-Joder, los poetas, qué vida tan divertida…

-¿Qué dices? La mayoría son un coñazo y unos pacatos. No es la poesía. Somos nosotros…

Bookmark and Share

Gottfried Benn: un poema de “Morgue”

(Que, como su título indica, se desarrolla en las salas de disección. En estos días de sangre, chacinería y culto a la muerte, parece apropiado).

JUVENTUD HERMOSA

La boca de una chica que había reposado largamente en el cañaveral

estaba muy roída.

Cuando se le abrió el pecho, el esófago estaba muy agujereado.

Al final, en una glorieta debajo del diafragma,

apareció un nido de ratas jóvenes.

Una de las pequeñuelas estaba muerta.

Las otras se nutrían de hígado y riñones,

bebían la sangre helada y habían

pasado allí una hermosa juventud.

Y hermosa y rápida les llegó también la muerte:

las tiraron a todas al agua.

¡Ah, cómo chillaban los tiernos hociquillos!

(Traducción de José Manuel López de Abiada)

Bookmark and Share

The Barbarians, again

Acostumbrado a la soledad, después de bañarme en la piscina no me puse nada. Y la cara de la vecina que pasó mientras estaba en la terraza fue un poema. Y no por mis méritos.

Por la tarde pude comprobar que la invasión ya había empezado, cuando cometimos el error de ir al Mercadona a última hora. Era como un gran atasco veraniego de carritos, pareos y chanclas. Los sevillanos se aprovisionaban como si fueran a resistir un asedio. ¿Se comerán todo eso en cinco días?

Traduzco a Aldous Huxley (y a Albert Camus) y leo una novela de Rafael Reig. Estamos la vida y yo, ahora mismo, en buenas relaciones.

Bookmark and Share

Timetable

Termino mi jornada laboral a las 21:40. Trabajar en casa y marcarte tus propios horarios tiene todas las ventajas y todos los inconvenientes. Entre las primeras, no madrugar. Entre los segundos, muchos… En fin, me he hecho mis ocho horas, sin renunciar a desayunar viendo mi programa favorito, a tomar el vermú con amigos, a comer con calma, a leer un rato… Aún me da tiempo a engancharme a “El Intermedio”. Lo que cunden los días…

Bookmark and Share

Proud

Supongo que hasta el mayor fracaso encuentra motivos de consuelo.

No tendré que ver a Izquierda Unida convertirse en el partido de moda y atraer a todos los oportunistas y pijos de este mundo. Seguiremos teniendo la pureza de los minoritarios. Cuando rocemos levemente una cuota de poder será para hacer las políticas sociales que los demás no se atreven a hacer, y sufriremos el desgaste sin ver el reconocimiento, pero lo habremos hecho. No tendré que ver a los dirigentes de mi partido convertirse en todo lo que odiaban y odiamos. No tendré que sentir la vergüenza de cambiar mis ideas por un puñado de votos. Nunca estaremos en venta ni diremos lo que quieren oír, eso no tendrá que suceder.

Aquí estamos los que hemos perdido todas las batallas.

Bookmark and Share

El extraño

Al final no ha sido para tanto y hoy mismo he pasado gran parte de la mañana leyendo al sol.

No os conté que una de las traducciones en las que ando no me la ha encargado ninguna editorial sino que la estoy haciendo por gusto, a ratos perdidos, para hacer gimnasia. Se trata de L’étranger, de Albert Camus, mi primera traducción del francés. Y me está quedando muy bien y me estoy divirtiendo como un enano. Otros hacen crucigramas.

Bookmark and Share

Before the rain

En Huelva este año no hemos tenido invierno. Hemos pasado de un otoño templado a una primavera casi veraniega, sin transición. Y ahora me dicen que mañana llueve. Y lloverá toda la semana. Algo tan fútil y me hunde. No puedo soportar el frío, no puedo soportar la lluvia. Si tenía alguna tentación de escribir, adiós. Ni eso puedo hacerlo con lluvia.

Me encerraré con el trabajo. Con el otro trabajo. Tengo un par de reseñas y un par de traducciones y otras cosas. Miraré el cielo todos los días. Viviré con el teclado. Haré sacrificios a los dioses para aplacarlos.

Bookmark and Share

La vidente de la choni

Si no era suficiente con Belén Esteban, ahora tenemos que tragarnos a la vidente de Belén Esteban, la cual, asegura el presentador, “ha acertado siempre en todo lo que le ha dicho”. Hay quien considera a Jorge Javier Vázquez más culto que la media de ese medio (perdón por el oxímoron), lo que es como considerar al Papa Francisco un defensor de los gays.

Y la pregunta es: ¿qué hacía yo viendo “Sálvame de Luxe”? Es obvio: alguien tiene que hacer el trabajo sucio.

Bookmark and Share

Eva Vaz, exploradora (VI)

Iba a empezar en la tele la película y Eva no había terminado aún de hacer la cena. La avisé y respondió desde la cocina: “¡Ponla alto!”.

Se entenderá mejor si digo que la película que nos disponíamos a ver era… “The artist”.

Bookmark and Share

Hay lugares en donde entierran a los psicópatas con honores

Hay personas que sólo vinieron al mundo a hacer daño. No hicieron ninguna aportación, sólo mataron a otras personas y punto. Nadie ganó nada, ni ellos. No sé a qué coño vinieron…

Hay quien escribió grandes poemas, los hay que descubrieron vacunas que salvaron a millones de personas. La mayoría se limitó a vivir su vida como pudo, y eso también entraña una cierta nobleza.

Si yo fuera Bolinaga me habría suicidado, simplemente para no ser eso que fue él. Pero Bolinaga y yo no pensábamos igual.

301

Bookmark and Share

Entre nosotros: el Islam…

No me gusta el Islam. Si me parecen detestables la homofobia y el machismo del cristianismo, ¿qué voy a pensar de una cultura que persigue a los gays y reduce a las mujeres, en el mejor caso, a la categoría de criadas? Por lo mismo, la cultura gitana tradicional me produce urticaria. ¿Soy racista? No veo por qué. No he dicho los gitanos. He dicho la cultura gitana tradicional. También detesto a los supremacistas blancos, e imagino que soy de raza blanca.
No obstante, cuidado con confundir a todos los musulmanes con los descerebrados que conocemos. Es preocupante que en Francia ya hayan atacado algún restaurante regentado por musulmanes. Probablemente los que lo hicieron no estén muy lejos de los hermanos Kouachi: el mismo odio con diferente gradación y similares excusas.

Bookmark and Share

Lejía

Hoy todo lo que leo en la prensa me deprime. Incluso algún intercambio de pareceres sobre cierta cuestión social me ha deprimido. Un día de escasa percepción de humanidad, así, en general. Un día de tristeza ambiental.

Y bajo un momento y Eva levanta la vista del libro que está leyendo y dice: “Assia ha muerto”.

Así que he cogido la botella de lejía y un vaso y me he subido a mi estudio, a brindar a solas. Por Assia. Por todos nosotros.

Bookmark and Share

Otra reseña del libro

Han salido muchas reseñas. Con colgarlas en FC ya me he excedido de vanidad. Os dejo la última y prometo parar ya. http://escultura.usj.es/?p=2013

Bookmark and Share

Prim

Una de mis pasiones privadas es la historia de España en el siglo XIX. Y la literatura española del siglo XIX. Creo que lo sé todo sobre las guerras carlistas, por ejemplo. Y entre mis relecturas recurrentes figuran Alarcón y Valera y Pardo Bazán y Galdós y Clarín, a quien me sé de memoria. Mientras escribo esto, ando viendo en la 1 la película sobre el asesinato de Prim, que no está mal, si uno se lo toma algo así como un documental del Canal Historia. Señalan acertadamente al duque de Montpensier como instigador y dejan en el limbo a Paúl y Angulo, al que presentan como una especie de Pablo Iglesias. Y meten, para mi regocijo, a un joven Galdós que explica las lagunas de la trama y prácticamente hace de detective. La película es algo tosca pero bien hecha y emocionante. Casi parece la conspiración para matar a Kennedy. Me encanta que ese periodo de la historia dé para una película de ficción. En realidad, todo el siglo XIX da para muchas películas de ficción. Llegáis a tiempo para ver el final.

Bookmark and Share

Trabajo o placer

Bueno, ya lo anunciaba en mi anterior post. Está a punto de entrarme una nueva traducción y tendré que dejar de lado, de momento, el proyecto de libro del que os hablé. Una pena: ya había empezado el tercer capítulo. Pero lo primero es ganarse el pan.

Bookmark and Share

¿Un futuro libro?

Como he entregado una traducción y aún no me ha llegado otra, dispongo de una temporada de vacaciones, o de paro, según se mire. Así que he decidido dedicarme a escribir un libro que tenía en la cabeza desde hace un par de años. Se trata de algo así como “Grandes enigmas resueltos” y, naturalmente, no se trata de poesía ni de narrativa de ficción. Es un examen de diferentes misterios “irresolubles” planteados a la luz de la racionalidad, una denuncia crítica de las explicaciones sobrenaturales a ciertos fenómenos y sucesos. Por ejemplo, el Vuelo 19, la Sábana Santa, el monstruo del Lago Ness, el Triángulo de las Bermudas, etc. Sí, un libro escéptico, combativo y cañero.

Ayer terminé el primer capítulo, dedicado al misterio del Paso de Dyatlov, y hoy se lo di a leer a Eva. Dijo que el texto “se bebía”. Esa era la intención: atrapar al lector e ir suministrándole información poco a poco, que no pueda dejarlo. La verdad es que estoy muy ilusionado, aunque ni siquiera haya pensado dónde publicarlo cuando lo termine, si lo termino. Estoy disfrutando como un enano.

Eso sí, cuando me entre una traducción y me diga ven, lo dejaré todo, como en el bolero. Lo primero es ganarse el pan. Y esto otro es sembrar sin saber si habrá cosecha.

Bookmark and Share

Eva Vaz, exploradora (V)

Un profesor de Lepe quiere que vaya a leer en su instituto. No hay problema, cuando quieras. Vale, pásame tu móvil y hablamos. Y Eva busca el bolso, saca el móvil y se lo da, ante la cara de absoluto pasmo del otro.

Imagino que si un día la atracan y el atracador dice: ¡Dame el móvil!, ella dirá: 676…

Bookmark and Share

Vida de pueblo

La mayor parte de mi vida fui muy urbanita. Me gustaba la ciudad, las calles, la noche, la cultura, el ocio, el jaleo, el tráfico. Pensaba que la vida sólo podía estar en las ciudades, cuanto más grandes mejor. Luego cambié de vida y todo eso también cambió. Hoy sólo podría vivir en un pueblo, y no muy grande. Y, desde luego, me marchitaría en un lugar como Madrid, como Sevilla, incluso como Oviedo, que es de juguete, ciudades a las que me gusta mucho ir y en las que me alegro de no vivir.

Islantilla, si bien no tiene fisonomía de pueblo, es lo más parecido a vivir en un pueblo. Aunque sean pisos y urbanizaciones, hacemos vida de pueblo. Los que vivimos allí el año entero nos conocemos, los camareros y las cajeras te llaman por tu nombre, las distancias son cortas, la playa y las palmeras son todas para ti, aparcas donde te dé la gana y fumas donde te apetece. Sin prisas, con tus horarios, al ritmo lento del sol.

Hoy fui en coche a hacer recados. Por las calles había la gente justa para que hubiera vida, ni una persona más. Por la ventanilla abierta entraba el sol y la brisa del mar. Fui al estanco, al súper y a correos. El cielo estaba azul. No faltaba ni sobraba nada.

El resto del día lo he pasado en su mayor parte trabajando. Pero también he leído (Martin Amis), he visto la tele, he comido arroz y ahora escucho a Sufjan Stevens. Vida de pueblo. Vida.

Los demonios están pero ¿quién se acuerda de ellos?

Bookmark and Share

“Nosotros somos quien somos” (Gabriel Celaya)

Como dijo el otro día Alberto Garzón en una entrevista: “Ya estoy acostumbrado a perder: soy de Izquierda Unida”. Pero acostumbrados no significa resignados. Vamos a estar ahí como hemos estado, contra viento y marea, desde hace tres décadas. No nos vamos. Ahora es cuando empezamos, y vamos a por todas. Y cuando vengan los de hace tres días enarbolando nuestro programa, los apoyaremos. Es nuestro programa, al fin y al cabo. Sólo lamento que otros se lleven el mérito del trabajo que hemos hecho nosotros. Pero está bien, si el trabajo se culmina y, juntos, echamos a todos esos.

Bookmark and Share

José Luis García Martín reseña “Cincuenta poemas”

Aún estoy sin aliento.

La reseña aquí.

Bookmark and Share

Fe de vida

¡Estoy vivo! Esa fue mi exclamación hace unos años, cuando me bajé de un taxi que me había llevado por las calles de Lisboa a 100 por hora, derrapando y atajando las curvas. “Por muitos anhos”, respondió el taxista, que debía ser un cachondo.

Pues sí, estoy vivo, aunque lleve un mes sin escribir aquí, como me recuerda mi Rakel. Qué queréis: mucho trabajo, algunos viajes (Sevilla, Córdoba…), el Facebook, que está matando los blogs… Pero me resisto a matar este, aunque sólo lo lean cuatro amigos. Si bien no tengo mucho que contar.

Salió mi antología. Me apresuro a advertir que no tengo ejemplares porque me los han quitado de las manos la familia y los amigos de esta Isla. Sin embargo se puede adquirir en librerías (y en formato para e-book) al increíble precio que aparece en pantalla. Acabaré comprando más ejemplares yo mismo, pero para eso tengo que ahorrar. Sigo siendo muy pobre.

Dentro de un mes la presentaré en Sevilla y en Huelva. Ya os avisaré.

Traduzco a Dalton Trumbo, leo a Martin Amis, me lleno la cabeza de futuros poemas. Y disfruto del verano en octubre. Acabamos de subir de la playa. Fuimos a ver la puesta de sol. El agua estaba estupenda pero no quise bañarme para no incordiar a los mariscadores que cogían coquinas. Mañana me bañaré en pelota. Aquí sólo estamos los nativos y unos pocos holandeses. No creo que coincidamos en una playa tan grande.

Y de política no quiero decir nada. Hace mucho calor esta noche para quemarse más. Farewell!

Bookmark and Share

Adieu

Hoy el día era deslumbrante y presagiaba buenas noticias. Tengo la costumbre de levantarme a las 9 y media para ver “Crímenes imperfectos” en la 6. Nada como un buen crimen para desayunar. Piscina, varias horas de trabajo, el vermú con Eva y Pilar en una terraza desierta de La Antilla…

Y de tarde la buena noticia. Adiós, Alberto, no vuelvas, ya has hecho bastante: convertir la justicia en un bien inalcanzable gracias a tus tasas, dar alas a los mal llamados “pro-vida”, enredar al personal durante tres años, repartir indultos injustos…

Tú sí que has sido un crimen… imperfecto.

Bookmark and Share

Muy pronto en librerías

cubierta-antologia2

Bookmark and Share