Usted está aquí: Inicio / Marcos Gualda / Blog / Sabotaje electoral

Sabotaje electoral

Cacuito ya desembarcó del paro. Aprovechando la coyuntura, la crispación, se ha autogestionado la creación de un nuevo empleo: agitador popular en manifestaciones políticas. Prepara su itinerario de mítines y comparecencias públicas, abarcando todas las tendencias políticas (bueno, la única tendencia política enmascarada en diversas siglas). Moviliza a los sectores radicales. Lidera los grupos violentos que agredirán a los mandamases o aspirantes. Emplea todas sus fuerzas en empañar nuestra ficticia democracia. Es recompensado cuando se ve, por la tele, ahí, yo, el mamón barbudo y melenón que arroja esa botella de plástico que impactará en la jeta del muñeco parlanchín. Será reprendido públicamente por sus acciones, tachado de incivilizado. Y se autodisculpará pensando: “¿No les devuelvo la misma moneda que ellos nos ofrecen a diario?”.
manuel rubiales
manuel rubiales dice:
12/10/2006 13:10

Buenísimo.

Victoria
Victoria dice:
12/10/2006 21:25

Cacuito, si el negocio propera y tienes que ampliar plantilla no dudes en contar conmigo porque la campaña que se avecina para las próximas elecciones va a rozar lo...(no encuentro palabra que resuma).

Buenísimo como todos.