Últimos artículos


Artículos recientes

Actividad de la red
Octubre 2006
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Promotoras minombre.es


Fundación Utopía Verde: Internet, Ecología, Paz, Derechos Humanos, Defensa de los Animales, Cultura, Software y Conocimiento Libre,... Sociedad Civil de Huelva: ciudadanos, asociaciones, fundaciones, plataformas ciudadanas y otras organizaciones onubenses sin ánimo de lucro (ONG). Diseño web Huelva: dominios de internet, alojamiento web, diseño de sitios web, CMS, blogs, tiendas electrónicas, listas de correo, ERP, CRM, SSL, LSSI, LOPD, SEO (posicionamiento web natural), etc.

-->

Trece haikus inusuales y un alarido de desaliento

Estos haikus inusuales -inusuales por la temática, e inusuales también en algunos casos por no respetar la métrica del haiku, aunque sean transgresiones leves que se podrían haber evitado, pero bueno, lo cierto es que me sonaban mejor así- son los primeros haikus que salieron de mi teclado hace unos dos años. Son trece, no casualmente, sino porqué así lo quise: trece como expresión de la mala suerte. Llegan a ser tan inusuales que más que haikus son eso: alaridos de desaliento. Desaliento amargo de un desamor loco, de sentimiento y de dolor y vida, pues quién no siente como un demente, aunque se piense cuerdo y afortunado, no es más que un muerto. Porque la lucha no sólo está en las barricadas, sino también en los corazones. Afortunados los locos de amor porque de ellos será la república de los sentimientos (vaya, me gusta, estoy inspirado, y es que lo que no se le ocurra a un loco ¿no?). Puede que no sean nada buenos como haikus o como simples tercetos. Pero como expresión de sentimientos pienso que no tienen precio.

Se los dedico a maría, a mi querida maría, que me enseñó los secretos del haiku.

Y, también, a todos los locos y todas las locas de amor del mundo.

I

cuando te alejas
el aire devora, cruel
besos azules

II

quiero vomitar
manchando las aceras
…y mis zapatos

III

torpes caricias
mal enmascaradas de
fortuitos roces

IV

¿las mariposas
que recibí con tu “e-mail”?
…no supe elegir.

V

ser prisión duele
sentimientos cautivos
me estallan dentro

VI

en alma viva
está devorándome
la ausencia de ti

VII

¡arráncamelo!
amenaza gangrena
el verbo mudo

VIII

aura nocturna
¡termina este cadáver
que aun palpita!

IX

las horas muertas
o ¿será mi cadáver
sin tu aliento?

X

qué te requiero?
mete una lima en mi pan
cuando si vienes

XI

qué un beso rojo
se tornara en tu boca
cariño azul

XII

soy el infante
recóndito en qué sapo
por un no beso

XIII

este querer
quizá sin esperanza
es lo que tengo

por qué tantas preguntas
si sólo una respuesta

que aquí
—————-/en lo adentro



contratación de publicidad on line

4 comentarios en Trece haikus inusuales y un alarido de desaliento

  • Gracias, Rafa, corazón, por realacionarme con tan bella forma de expresión (’un haiku es un pájaro que pasa’, me dijo un poeta, ‘es el relámpago de una tormenta’).
    Es una risa, también, espontáneo y efímero. Que pasa por nosotros -como el pájaro, el relámpago o la risa- y no se queda, pero sí. Un poco como los buenos amantes.
    Besosmil.

  • Mira, como sigas escribiendo estas cosas tannnn bellas, estoy por pedirte relaciones. Con permiso de María, claro.

    ABRAZOS, RAFA
    PACO HUELVA

  • Oki wuang

    En todo caso son tercetos, no haikus. Sentidos tercetos, algunos buenos…

  • Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario, Kenobi, salvo quizás en eso que algunos sean buenos. Hoy, sin duda, conservando el fondo del asunto, no los hubiese escrito así.

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>