Últimos artículos


Obra registrada

Artículos recientes

Actividad de la red
Febrero 2007
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728  

Promotoras minombre.es


Fundación Utopía Verde: Internet, Ecología, Paz, Derechos Humanos, Defensa de los Animales, Cultura, Software y Conocimiento Libre,... Sociedad Civil de Huelva: ciudadanos, asociaciones, fundaciones, plataformas ciudadanas y otras organizaciones onubenses sin ánimo de lucro (ONG). Diseño web Huelva: dominios de internet, alojamiento web, diseño de sitios web, CMS, blogs, tiendas electrónicas, listas de correo, ERP, CRM, SSL, LSSI, LOPD, SEO (posicionamiento web natural), etc.

-->

Carajotes.org (por mis webs)

Hasta siempre (2)

Me marcho, no creo que vuelva. Y si algún día lo hago, habrá de pasar antes mucho tiempo. Habrán de soplar nuevos vientos. Llevo un tiempo asfixiándome en mis palabras en este territorio, a pesar, tan querido. No he querido hacerlo sin despedirme. Ni sin agradecer, a Manolo Gualda, a mis compañeros columnistas y a [...]

Huda Galia, el rostro del horror (De “El cielo de Gaza”, de Cristina Ruiz-Cortina Sierra)

Huda y sus hermanos disfrutaban del primer día de playa en vacaciones sin tener que pensar en el colegio. Era el 9 de junio. Habían salido todos juntos a una zona tranquila de dunas al norte de la Franja de Gaza. Les gustaba sentarse cerca de la orilla, donde los niños pueden jugar con la [...]

Haikus de a-mar

I
Baten las olas
Los restos del naufragio
De aquel otoño.

Preludio

Bajo tierra los besos no esperados,
ese silencio que es carbón, no llama.
Vicente Aleixandre
En lo oscuro más profundo de la noche
Cuando, henchidos mis sueños de tristeza,
Abandono el sinsabor de la consciencia
-Rendido al fin-,
!Qué dulce muerte!

El cielo de Gaza y Cristina Ruiz-Cortina

“Cuando decidí ir a Gaza en septiembre, fue para recoger las historias de la gente contada por ella misma, las historias de la salvaje operación que los militares israelíes llamaron cínicamente “lluvia de verano”. Fui a ponerles caras a las víctimas, a recoger sus testimonios y a traerlos de vuelta, en un compromiso de que [...]

Efecto Coriolis

Una fuerza irrefrenable,
Que me arrastra desde el centro
Remoto de mis entrañas
Hacia el fondo de un abismo
Donde quiero imaginar
Un remanso para el alma,
Me lleva a ti.

Lo único cierto

Lo único cierto es que hoy,
Ya tan perdido,
Requiero de tu ayuda más que siempre.

La sargento al desnudo

A Michelle Manhart, antaño sargento de la Fuerza Aérea del Imperio, un buen día –sí, no es ironía, creo que fue un buen día- la apartaron del servicio y, poco después, la degradaron –que palabra tan fea aplicada a cualquier acción sobre un ser humano- a soldado raso, tras lo cual, la susodicha, terminó por [...]

El hombre sin tiempo

(Servicio meteorológico)
El tiempo anda loco
en la esfera de de un reloj podrido.
Ya no es posible predecir
un anhelo de agonía en los minutos
ni el fin de la pulcra tormenta
que asola los confines de las dunas
con sus yermos presagios de algas muertas.

Bajas pasiones

(O de la persistencia de la borrasca)
Cae la lluvia a borbotones prendiendo
Su aroma carmesí sobre el asfalto,
Latiendo;
Sí, de arritmia,
Latiendo.

El hombre que nunca existió

Era tanto el dolor, tanta la angustia, tanta la añoranza, tanto el desaliento que se abatían como alimañas de alas negras sobre su vida, que comenzó a desear poder desandar todo lo andado, tener la oportunidad de recomenzar de nuevo, de volver al pasado, de recuperar aquel tiempo perdido en el que no se sentía [...]

Cordón umbilical

Del fondo de mi ser como un efluente
Brota un mar de saliva a tempestades
Que inunda cada poro de tu piel.
Y lo surco a los lomos de unos labios,
Preludio de inmersión definitiva
En la sima que me salva en sus luces
de lo oscuro, Cordón umbilical
Que me conecta al mundo.

La búsqueda

Mirando al cielo sin fe,
Mirando, sin ver, con las manos vacías,
Como océano lamiendo un mar de arena fantasma,
Arrastrando con los dientes las cadenas de la frágil existencia,
En mitad de la bruma impalpable de un sueño
Que irá diluyéndose en la noche
Cerrada de la inmemoria.

Trece menos uno de febrero

Hoy, en el día de tu santo,
aunque me intuyas sin una sonrisa,
llamaré para felicitarte, sincero,
desde el borde de este lado del abismo
sin un puente tendido a la esperanza.
Y al colgar añadiré
otra gota más de desaliento
a mi vaso rebosante
de tristezas.

Penélope

Volví la vida; vi que estabas
tejiendo, destejiendo siempre.
Blas de Otero.

Con las finas agujas que he templado
bajo el fuego salobre de mis lágrimas
destejo en la noche la triste mortaja
fraguada al trasluz de tu ausencia.

La jarra

Ayer, por la tarde, volví a recorrer los muchos kilómetros que me separan de tu casa para tratar de verte a escondidas a la hora en la que pensaba que llegarías. Estuve agazapado frente a tu portal por más de dos horas. Pero no te vi. Cuando comenzó a oscurecer se iluminó una de tus [...]

Pronóstico reservado

No!
No es que te lleve
Clavada,
Son
Tus raíces.

Metamorfosis

“¡Cuán difícil resulta recomenzar!” –pensó, volviéndose para mirar atrás. Fue cuando, desde el extremo de sus raíces, comenzó a sufrir el vértigo de ir sintiéndose, sin remedio, transformada en frío mármol.

Tribu

Trece años después de decretarse la abolición de la discrepancia, una pequeña y desconocida tribu fue descubierta aislada en los restos que aún quedaban de la casi extinta selva amazónica, uno de los lugares aún, a pesar de su exigua superficie, más recónditos e ignotos del planeta. Aunque bien pronto fueron descubiertos los sencillos fundamentos [...]