contratación de publicidad on line

Frente al espejo

espejo.jpg              dsc01647.JPG Llevo varias mañanas sin reconocerme al mirarme al espejo. Debo de estar pasando una crisis de identidad. O tal vez no, tal vez sea normal todo esto.  Quí­en es ese tipo que me devuelve su imagen. A quí­en pertenecen esos ojos, esa boca, ese pelo desaliñado, esa barba incipiente.

    Ahora  no sé si son ciertos mis recuerdos, no sé si son mí­os todos los proyectos que he ido aparcando por los rincones del olvido. Soy un fantasma ruidoso y decadente.

    Soy cobarde cuando lo necesito y valiente cuando no conviene.

    Soy mentiroso por recibir un beso y sincero para no devolverlo.

   Soy astuto en las derrotas y torpe para distinguir triunfos.

   No hay infierno que no me aguarde ni cielo que no encuentre al sur del vientre.

   Me gasté las uñas cavando trincheras donde poner a salvo mis dudas, se me alargaron las manos buscando tesoros bajo las faldas, perdí­ el equilibrio sorteando alcobas y acabé en el destierro del verso, el vino y la escarcha.

  Manuel…, Manolo…, ¿quí­en eres?. Dónde está el fraude que me debilita, dónde el punto que quiebra la coherencia, dónde está el lí­mite de la asfixia, la frontera que separa lo correcto de lo arbitrario, el beneficio del daño, el brillo de la miseria, la madurez de la podredumbre, el amor del deseo, el deseo del capricho y el capricho de la frivolidad. 

   Los ojos del espejo me están perforando el alma, miles de gusanos hambrientos anidan en mis pensamientos, me cuesta caminar sorteando mis propios escombros y voy dejando un epitafio sin nombre en cada latido, en cada paso. No sé quí­en soy, de nuevo, un dí­a más, tengo un desconocido habitando dentro, un huesped sin permiso, sordo, mudo, manco y ciego.

24th_0177.jpg                                               dsc01646.JPG


contratación de publicidad on line

33 comentarios en Frente al espejo

  • oriental

    …Manuel , adentrate en t­ mismo, y lleva a especialistas médicos a ese huesped,
    el YO SOY está esperandote sin todas esas carencias,se nota que hay materia prima muy válida ah­ dentro tuyo. Besos orientales.

  • Hay momentos en nuestra vida en los que nos encaramos con nosotros mismos y nos cuestionamos toda nuestra existencia. ¿A quién no le ha pasado? De todas formas es bueno porque después de esa “charla”, sales reforzado.

    Un beso, Manolo, y no seas demasiado exigente contigo.

  • incognita existencial… eso nos pasa a todos… ya tuve mi fase en mi post adolescencia.. solo es cuestion de estar con uno mismo por un buen tiempo y terminaran por conocerse mejor

    suerte

  • No te preocupes Manuel, a veces, cuando tenemos muchos y variados problemas, cuando dejamos puertas sin cerrar y seguimos abriendo y abriendo sin sber muy bien pq, pasan estas cosas. Llega un momento que llevas una carga tremenda en la mochila de la vida y te tienes que parar a pensar, cuales son las cosas que vas a seguir necesitando y cuales debes de ir desechando. Limpiar tu vida, airearla y sanearla.

    Y si ves que sólo cuesta demasiado, simpre puedes pedir ayuda, si estás dispuesto a solucionar tu vida, los especialistas pueden ayudarte y mucho. No por eso eres más débil.

    UN ABRAZO MUY GRANDE MANUEL.

    ANIMO Y A RECUPERARSE

  • ¿El espejo?, Manolo, pafeitarse, y si acaso, pa medio peinarse uno. Por muchas salas multifitnes que abran, -y lo que es peor, se llenen (porque estan hasta la bola -de las pesas- hasta bién entrada la noite), un metrosesuá se mira en dems­a al espejo.
    Yo no le cojo el gustillo. Tiene sólo un canal, joé.
    Besos y versos guapos.

  • Manu¨ Rubiale Requejo ere el mej²n…..por dentro y por fuera

  • Te ve­a algo perdido, amigo Manolo, y con este texto, me acabo de encontrar de sopetón contigo de nuevo, monstruo.
    UN ACHUCHÓN

  • ORIENTAL: Es ese Yo SOY el que anda a ratos sin definirse. Es crónico, ya casi me he acostumbrado
    MALENA. Es asi. hay veces que no nos soportamos frente al espejo y solo afloran las imágenes de nuestros cr­menes privados.
    RACUROCK: Si, una buena charla con uno mismo acaba por disipar dudas o por hacerlas más grandes, no sé, de todos modos no es mala terapia.
    ANGELA: Llevar la mochila de la vida cargada de cosas innecesarias acaba por destrozarte las espaldas del alma. Supongo que si, que es necesario vaciarlas de vez en cuando para seguir caminando.
    ALARGAOR: Amigo m­o (sin moñer­as…) hay espejos para ponerse mono y espejos para encontrarse a uno mismo, pero a veces éstos estan empañados.
    CHINO: Tú si que eres grande, picha.(XXL, por lo menos).
    PACO: Ya sabes maestro, etapas que van pasando y sucediéndose, pero, por el momento, sólo es literatura.

    VINO Y BESOS

  • Las crisis de identidad son terribles, ese “desconocido” del espejo parece no corresponderse con el que desde años nos ha acompañado. A menudo me ocurre tb, quizá los espejos materiales no son tan buenos y es mejor mirarse en los ojos de otros, yo te veo, y me gusta lo que observo(aunque no esté segura de si eres tú :XD), un abrazo revuelto con setas

  • Ay, Manuel, que yo tampoco me reconozco en los espejos y, al contrario que tú, tampoco encuentro palabras para describir la preocupante situación…

    Me ha encantado el texto, toda una delic­a para el lector.

    Un abrazo

  • ana

    Ahora con las vacaciones que se va acercando, asi te relajas, y vas poniendo un poco de orden a tus ideas y proyectos. Necesitas un descanso.
    Sea como fuere, te deseo lo mejor. Me gusta leerte y bueno aunque sea estas señas de identidad que hace d­as que te está rondando.
    Más vino y besos, y descansa con la familia, es la mejor terapia, eso creo yo.

  • Muchas veces para vernos no hay que mirar el espejo, quizas si hubieras preguntado a alguien que te ve lejos de cristales te hubiera servido mas………de todas formas por mas que yo me miro en mi espejo y por mas que pregunto, todo el mundo me dice lo mismo que yo pienso……….. ¡que adelgace!.

    saludos

  • Hay momentos en que miramos muy dentro y todo o que cre­amos se nos cae delante, como mil espejos, siempre hacemos reflejos contrarios y contradictorios y siempre encontramos la salida, sin duda tu lo harás construyendo nuevas miradas.

    Bikiños.

  • imagino que en esos momentos, por los que no he pasado (me pierdo, tropiezo… soy muy patosa, me reconozco ;) ), pues que en esos momentos presentate al desconocido.
    Mantén una charla de a tres. El desconocido, tú y el espejo.

    En serio, Manolo, ¿sabes lo que más me ha ayudado y ayuda en mi vida? el sentido del humor, y eso a ti se te da muy bien.

    Un abrazo.

  • Leuma: Tal vez es cuestión de buscar, y encontrar, el espejo adecuado, abrazos.
    Trini: A este paso vamos a tener que acabar proponiendo una convención para personas descontentas con el espejo. Un abrazote.
    Ana: El espejo tiene d­as. También los tiene buenos. gracias. Besotes.
    Paco (j): Prueba a comprar uno de esos espejos que deforman la realidad, verás lo cachas que te ves, je, je, je…. Un abrazo.
    Azul: Cuando los cimientos se asientan sobre lodos suele ocurrir que los edificios se tambalean. No siempre los puntales son solución, a veces es necesario el derribo y la reconstrucción. Bikos.
    Mar­a: Eso es lo mejor, reirse hasta de la sombra de uno mismo. Muy buena terapia, si señora. Besotes.

    VINO Y BESOS

  • De Manuel a Manuel…eso son crisis de identidad van ocurriendo en periodos concretos de nuestra vida….al leerte me identifique en muchos de tus frases…yo me miro y me parece mantira lo vivido, a veces como dice Quijano de lo “único que me arrepiento es de haber nacido tan temprano” otra veces pienso que llegué puntual para poder ser lo que soy….son estados existenciales del ánimo…….un abrazo de Manuel a Manuel

  • Tal vez ese YO SOY que has dejado en un comentario,sea la clave.Tu eres como eres,con tus faldas y tus trincheras.Vale que hay que pensar,pero no te marees….salud¡¡¡.

  • calle quimera

    Quevedo hablaba de “presentes sucesiones de difuntos” para metaforizar las diferentes etapas que ­bamos quemando en la vida. Yo creo que si algún sentido tiene esta es evolucionar. Si no, es que ni le veo el sentido…. Y en cada momento de esa evolución vamos dejando atrás uno de esos difuntos de que hablaba Quevedo. Chico, mientras se nos muere y no, en plena agon­a, ¡hay que ver la que pasamos nosotros! Pues eso, que un d­a te miras al espejo y no te reconoces, ni a ti mismo, ni las ideas que tienes ahora.. Ni los recuerdos, como tú dec­as. Y lo peor no es el “¿qué fue de..?”, sino el “¿Qué ocurrirá ahora con..?”. Lo malo es esa sensación de inseguridad respecto al terreno que pisamos y al que se extiende por delante de nosotros.

    Paciencia, Manuel. Sé de lo que hablas, creo que todos los que estamos aqu­ tenemos edad para haberlo sufrido ya. Pero como te llevo algunos años de delantera, te diré que llega un momento en que todas las piezas encajan. Hasta el siguiente difeunto, claro.. Pero para el próximo, ya le tendrás cogido el tranquillo.

    besos. Qué requetebien escribes, jom­o… Qué requetebien.

  • Con permiso regreso a tu espacio para decirte que “profesionales” mejor a una distancia prudencial. Y la vida ,esa s­,hasta en la sopa.Salud¡¡¡.

  • oriental

    ESTOS DOS LIBROS SON UNA FUENTE INTERESANTE DEL ELIXIR DE LA AUTOAYUDA…besitos , Manuel.
    Crisis emocionales.
    2002.

    “Todos, sin excepción, hemos tenido y/o tendremos conflictos, pérdidas, enfermedades y muerte. Todos, en algún momento, acompañamos en este camino dif­cil a otra persona que las padece. Este libro se propone prepararnos para afrontar de forma emocionalmente inteligente las crisis que la vida nos depara. Para ello, demuestra que: Es posible unir razón, sensibilidad, sentimiento, voluntad y acción. Es posible incrementar nuestra inteligencia emocional a cualquier edad Es importante aprender a tomar conciencia de nuestros sentimientos y emociones y también a expresarlos con precisión y de forma no agresiva. Existe la posibilidad de construir relaciones creativas y de calidad en situaciones vitales muy duras Las propuestas de este libro se basan en el entrenamiento de las competencias emocionales y en el aprendizaje de la relación de ayuda.”

    La ecolog­a emocional.
    2003.

    Esta obra recoge los conceptos más importantes de la ecolog­a emocional. Definida como “el arte de transformar positivamente las emociones”, Merc¨ Conangla y Jaume Soler exponen en profundidad su teor­a sobre cómo caminar hacia el equilibrio interior y realizar una adecuada gestión de nuestros recursos emocionales.
    Los autores analizan cada una de las leyes de la ecolog­a emocional, as­ como los diversos elementos que nos hacen vivir (gozar y sufrir). Especialmente interesante es el catálogo de emociones y sentimientos, que estudia a fondo cada uno de ellos, expone los riesgos gestionarlos de forma desequilibrada y propone formas alternativas para realizar un buen trabajo en equipo entre mente, emoción y acción.

  • Hubo una vez un caballero con la armadura oxidada que buscó en el castillo del silencio y encontró la puerta a todas sus respuestas.
    Quizás es hora de empezar a buscar.
    Un besito.
    Pd: Con tu permiso, si eres tú el de la foto tienes unos ojos muy bonitos, es que no puedo evitar caer en la tentación de mirar los ojos de un rostro fijamente :-(

  • Yo tengo otro libro para recomendarte,el que a ti te apetezca leer o escribir. Y es que a mi los consejeros del Alma me ponen de los nervios.Salud¡¡¡.

  • ana

    CON TU PERMISO HE COPIADO ESTA REFLEXION TUYA Y LA HE PUESTO EN UNA PAG.
    ¿TE IMPORTA….QUE LO HAYA ECHO?. Vale , gracias.
    Un beso. Manuel.

  • Oye Manu¨, yo te tengo otro libro del carajo..”M s de 800 chistes tem ticos”, de la editorial “SUSAETA”, joder tio son ideales pa cuando uno va a cag , se le quitan toas las penas y el malfario.

    Un besote mu grande en la frente.

  • oriental

    …he leido en un blog algo parecido a …”Eres lo que escribes…eres como escribes”

    …deberiamos aplicarnos el cuento. Besos orientales, Manuel.

  • Manuel, me ha pasado alguna vez: mirarme en el espejo y ver a una extraña. Yo creo que cuando eso sucede es porque las cosas a nuestro alrededor, o los cambios en nuestro interior, van demasiado deprisa. Tal vez sea el momento de detenerse un poco, y tomar contacto con uno mismo. Es bueno reconocerse para poder continuar.

    Estupendo post, ha sido una delicia leerte.

    Un abrazo.

  • La Cibeles

    Manuel, volvere sobre ésto, pero quizá no deber­as extrañarte de no reconocerte…seguramente eres otro hombre…respecto al que sol­as ser.

    Sólo es eso.

  • Gorrion en la ventana con eco en las paredes

    Queridos Manueles, tais agotando el aforo de lo que viene siendo, o deber­a ser un solo Manuel. Vayan saliendo, a poder ser, en silencio, despacio, sin saturar las vias de salida y por orden alfabético. Vayan pa la casa vieja, ustedes ya la conocen… y se van trayendo lo que viene siendo la cocina que pesa un web de toro. Los restantes pueden ir acarreando chascas en sacos de basura comunitar­a. Jopeta, y yo aprovechando un solo Manuel pa la mudanza teniendo ah­ un desdoblaje del carajo.

  • Yo

    Bueno, y digo yo, Manuel. En este caso en cuestión Agata C. mató de verdad al mayordomo o que? lo digo por darte yo también el pésame y eso…

  • Como los zorros, vamos dejando retazos de nuestro pelaje en cada alambrada al colarnos en los gallineros.
    A fuerza de ir perdiendo poco a poco ese pelaje, nuestra imagen se va transformando de manera casi imperceptible a nuestros ojos que nos ven cada d­a, hasta que un d­a se produce la metamorfosis total y desconocemos la imagen de aquel a quien el espejo nos enfrenta.
    Entonces a veces comprobamos que el cambio fue brutal y además perceptible totalmente a las miradas externas. Que por no dañarnos nos ocultaron ese cambio.

    El tiempo pasa, nos vamos haciendo…, as­ dec­a una canción, no recuerdo de quién.

    Es solo eso, que el tiempo pasa.

    Primero pasa lentamente como aquellos antiguos y asmáticos trenes de carbón, luego llega un talgo y pasa veloz, al final ni lo vez pasar cual ave moderno.

    Para eso no hay remedio Manuel, tan solo la nostalgia.

    Saludos.

  • Manuel, wow, qué fe­to eso que te pasó! A m­ a veces me pasa…hasta barba como vos me veo al espejo del bajón que me agarra a veces…pero pasa, al final pasa y acá estamos contándonos unos a otros nuestros “espejismos”.

    Un Abrazo
    V.

  • Gertrudis

    creo que hoy sigues siendo el mismo.

    Besos.

  • ana clara

    humm, manolo rubiales……debe hacer como veinte años que pasaste de ser un buen amigo a no volver a saber nada de tí. ¡¡¡¡Manolo rubiales!!!! qué recuerdos, y ahora me llegan tus libros a la biblioteca de Diputación y digo ¡sí que me suena este nombre y este apellido!. Bienvenido muchacho, veo que sigues siendo el mismo soñador de hace veinte años. Un saludo. acfn32@hotmail.com

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>