contratación de publicidad on line

Lo que no debe hacerse. Fragmento de unas memorias inéditas (VIII)

¿Cómo empiezan estas cosas que no deben hacerse? Por ejemplo, empiezan con algo de literatura, para crear atmósfera. Empiezan con disposición a que empiecen. Empiezan con deseo (al que, rendida, la ocasión le sigue –es cita de Cernuda-). Empiezan por amor a la vida. En definitiva, empiezan porque, si no, el mundo sería menos vivible. [...]

Fragmento de unas memorias inéditas (VII)

A José Muñoz Millanes
Si me preguntáseis cuál es la mejor fórmula para este tipo de amor os diría esto: tres personas. Dos hombres y una mujer o dos mujeres y un hombre. Siempre que a los tres les guste todo, siempre que sea entregarse sin mirar qué. ¿Pero qué prefiero yo? Ambas posibilidades son maravillosas. [...]

Fragmento de unas memorias inéditas (VI)

No diré su nombre porque es un escritor joven (más joven que nosotros) muy conocido, con el que antes de eso habíamos coincidido en varios congresos y cultivado buena amistad. Esta vez, nosotros leíamos y él presentaba el acto. El hotel donde nos alojó la organización era fastuoso. Como él es de la ciudad, nunca [...]

Fragmento de unas memorias inéditas (V)

Fue la noche, que olía a pino, fue el calor. Pero quizá algo ya se presentía unas horas antes. Cuando salimos del bar, C. y T. nos despidieron con sorna, presintiendo (nos lo confesaron al otro día) lo que iba a pasar. ¿Somos tan transparentes? ¿O es la mala fama?
Despejamos el salón, servimos copas y [...]

Impúdica (Fragmento de unas memorias inéditas IV)

Z. es impúdica, no se da cuenta, como un personaje de Margherite Duras. Se pasea por casa con una camiseta mínima y nada más, y hasta es capaz de salir al jardín y hablar con una vecina sin percatarse de que está medio desnuda. Hay que avisarla y entonces dice: ¡Mecagüen la leshe!… Es inocente [...]

Fragmento de unas memorias inéditas (III)

Es la persona con quien más veces hemos estado. Pero cada encuentro es especial.
La última vez fue en su apartamento de Oviedo, en su cuarto, que da a un patio interior de la calle General Elorza pero que a cierta hora de la tarde está inundado de sol (cuando hace sol en Oviedo, y esa tarde [...]

Fragmento de unas memorias inéditas (II)

Una situación como esa es irrepetible pero no por el sexo, o no sólo por el sexo: por la libertad y la camaraderí­a. Puede ser extraño que invoque esta palabra, camaraderí­a. Pero es lo más cercano a lo que trato de describir.
Permanecimos desnudos durante horas pero no todo el tiempo. De vez en cuando, a alguno le [...]

Fragmento de unas memorias inéditas (I)

Yo pensé que estas cosas necesitaban cierta estrategia, aunque no fuera la primera vez que X. estaba con nosotros. Así que Z. y yo nos subimos a la buardilla y empezamos a follar. En cierto momento me asomé a la puerta y grité:
-¡Sube!
Ella subió, se asomó a la puerta y dijo:
-No, gracias.
Bueno, no pasaba nada. [...]