En la isla

Robinsones entre palmeras junto a un mar refulgente y algo pensativo. Sólo dejamos que se cuelen los amigos. Nos gusta que se cuelen. Esta isla es para compartirla con ellos, íntimamente. Y entonces los poemas y las canciones y no parar de hablar y hablar y hablar…
Emocionalmente exhaustos.
Pero no quisiéramos vivir de otra manera. No quisiéramos no haber vivido. No querríamos no haber sentido.

Bookmark and Share


contratación de publicidad on line

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>