Un poema de Rafael Suárez Plácido

ONCE MESES AL AÑO

Siempre que he querido atravesar una puerta,
o quedarme en algún sitio, o desplazarme,
había detrás una mujer
que lo explicaba todo.
Y no hablo de hechos más o menos recientes
de la Historia, ni de estos últimos siete años,
estos últimos siglos, ni como decíamos ayer, cada día, cada hora.
Ni de la juventud, ni de la madurez,
en eso también fui muy precoz,
pero cuando pienso en las mujeres canarias,

no es que me cueste,
es que todo ha quedado oscurecido.
Mi cuerpo herido.
aquellos días luminosos,
¡oh, Rafa, tus pirámides!,
el vientre de esa mujer,
el mar,
las violetas asesinas.

Todo ha quedado oscurecido.

Breña Alta o La Breña,
“si no se especifica, es siempre Alta”
me dijo ella en La Palma,
tierra de tabacos, vinos y volcanes
vivos
once meses al año
(ahora que lo pienso
no estoy tan seguro de lo de los vinos).
Mientras tanto la espero.
He quitado mayo –ya no existe- de los calendarios.

-De “Simulacro” (Isla de Siltolá, 2013)-

Bookmark and Share


contratación de publicidad on line

1 comentario en Un poema de Rafael Suárez Plácido

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>