He vuelto

Perdonadme, mes enfants, pero mi ausencia no ha sido voluntaria. Los combinados esfuerzos ineptos de Movistar y Orange me han tenido sin internet más de 20 días. Una inmensa putada, y no es frivolidad. Uno puede pasar semanas sin chatear o leer entradas de Facebook. Pero sin poder leer la prensa a gusto y, sobre todo, sin trabajar cómodamente, eso sí que no. Y es que en mi trabajo necesito internet, por los diccionarios, por las comprobaciones de citas, por el cotejo con otras traducciones… Trabajar con la conexión mínima de un móvil (al menos tenía eso) ha sido de lo más estresante. Mis jornadas laborales se multiplicaron, los editores me metían prisas y hasta un día sufrí un colapso por puro agotamiento.

Bueno, hoy he entregado mi traducción número 48, con su prólogo correspondiente. Esta noche I have indulged myself with three or four glasses of wine. Estoy muerto de cansancio pero me recuperaré este fin de semana en el que sólo voy a leer y bañarme. Absolutamente nada más.

Oh, shit! Me había olvidado de que el domingo voy de interventor de Izquierda Unida. Confound them!

Bookmark and Share


contratación de publicidad on line

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>