Un poema de María Polydouri

polidoury0001 Nada o casi nada sabíamos en España de María Polydouri (Kalamata, 1902-Atenas, 1930), aunque en su país natal es una referencia imprescindible. La aparición de “Los trinos que se extinguen” (Vaso Roto), en edición bilingüe del también poeta Juan Manuel Macías, viene a corregir esa injusticia. Entre el amor y la muerte, el fatalismo y la celebración, la poesía de Polydouri, truncada prematuramente, mantiene un aire de intenso romanticismo sin dejar por ello de ser nítidamente moderna

FIESTA

A una fiesta me invitaron los camaradas.

No rehúso. ¡Iré para olvidar!

Me pondré mi vestido rojo

y de mi propia belleza tendré celos.

Al muerto que guardo en mi interior, con orgullo

y cariño, también lo llevaré del brazo.

Seré jovial y misteriosa;

seré una enviada de la Guadaña.

Los camaradas, condenados a muerte, aunque beban

vino en su fiesta, no se emborracharán.

Una maldición estará con ellos,

mas yo seré hermosa y no habrán de sospechar.

Después pedirán una canción, si acaso

esperan una pálida alegría;

pero mi canción será tan cierta

que quedarán confundidos y en silencio.

Bookmark and Share


contratación de publicidad on line

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>