Un brindis en Villa Germelina

Cuando uno tiene la suerte de tener amigos como Myriam, Miguel y Rosa, cuando estás con gente como Nica y Julia y Manu y Emilio, puedes creer que el mundo gira y hay un orden de las cosas. Gente inteligente, interesante, tolerante, con la que puedes hablar de todo, que no se mueve por las envidias, ambiciones o mezquindades que conocemos en el medio literario o en cualquier otro medio, y que hacen la vida mejor. Estuvimos en Plasencia, estuvimos en Guadalupe (la vista desde las alturas, cuando bajas por la carretera y ves el monasterio rodeado de casas, sobrecoge), presentamos “Historias de Villa Germelina”, comimos migas y brindamos avec le vin fort, que diría Aznavour (cada uno cita a sus clásicos). Ya sólo quiero gente así en mi vida. Más allá hay monstruos.
Además, me he traído ideas para nuevos poemas…

Bookmark and Share


contratación de publicidad on line

4 comentarios en Un brindis en Villa Germelina

  • BUENA GENTE
    Jose, no te quepa la menor duda de que, por estas tierras, todavía creemos en la amistad sin dobleces, que las peculiaridades personales de cada uno se admiten sin reparo y de manera libre, que vosotros contáis para nosotros y que las puertas de casa siguen estando abierta para cuando os plazca volver. Y ya hablaremos.
    Abrazo

  • Manuela

    Me alegro mucho de que te hayas encontrado agusto.Somos lo que has visto,zqui seguiremos mientras el mundo sigue girando.
    Estamos muy lejos de falsas poses,de divos,mitos y otros seres..
    Animo con el nuevo libro.
    Besos
    Manu

  • my

    La suerte es habernos encontrado, la suerte es darse cuenta de la suerte, la suerte es silbar cuando nos necesitamos, la suerte es que la literatura haya sido la excusa.

    Enhorabuena a Nica por todo,a Emilio por su completa presentación, a todos por lo bien que lo pasamos.

    Volveremos a vernos en Villa Germelina, en la Perla, en la Isla, en Tortilla Flat..el sitio es lo de menos.
    Bss. MY

  • Rosa

    En Guadalupe “tañen las campanas a oración…quedamente” dice un verso de Manín, Elías Álvarez, un poeta que conocí en Comillas en los 90.También dice esto: Hoy llueve.
    Yo estoy gris.
    Tú en silencio.

    Querido Jose, con tanta actividad, poco pudimos hablar. Tengo la sensación de que todo pasa demasiado rápido, por eso me sigue quedando la esperanza de que alguna vez coincidiremos sin tanto ajetreo y con más calma, para charlar tranquilamente al calor de una lumbre y de una copa, en el campo de Salamanca,por ejemplo, donde también os espera una casa con la puerta abierta de par en par.
    Un abrazo graaaaaande para los dos.Rosa.

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>