Últimos artículos


Promotoras minombre.es


Fundación Utopía Verde: Internet, Ecología, Paz, Derechos Humanos, Defensa de los Animales, Cultura, Software y Conocimiento Libre,... Sociedad Civil de Huelva: ciudadanos, asociaciones, fundaciones, plataformas ciudadanas y otras organizaciones onubenses sin ánimo de lucro (ONG). Diseño web Huelva: dominios de internet, alojamiento web, diseño de sitios web, CMS, blogs, tiendas electrónicas, listas de correo, ERP, CRM, SSL, LSSI, LOPD, SEO (posicionamiento web natural), etc.

-->

Voy a morir en un lugar que no conoce mi nombre

Pero qué buena es la cooperación para la creatividad (y la amistad). NT puso la imagen y Eva Vaz las letras. Espero que os guste el resultado (http://www.flickr.com/photos/-nt/4235897394/

voy-a-morir-en-un-lugar-que-no-conoce-mi-nombre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y murieron todos. Nadie.

El mundo ardió; Fueron ellos,
los pájaros,
prendieron el fuego como expertos pirómanos:
saben volar dentro de las llamas.

Desde aquí huelo vuestras vértebras
apiladas como un potaje humano:
sois torres de huesos.

Habría sido hermoso conoceros a todos.
Seguro que alguien os estaba esperando
o dejásteis encargada una tarta.
Nadie pagará vuestra hipoteca hoy:
sólo sois los amasijos que alimentan
el ego de los pájaros.

Está muy bien que hayáis muerto:
ahora sois libres,
y miradme: no tengo párpados
para cerrar los ojos.
Vivo y no soy libre.

Si este mundo se destruye,
otro mundo sería posible.
Pero soy esta jodida huella:
“Lonely soul”.

La muerte también es pura alienación.

Columna Odiel Información

 

LA RESACA DE LA MENTIRA

 

La noche mágica, el día mágico… Yo soy el día siguiente: el 8 de enero. Soy la que ha  pedido, como todos los parados de este país trabajo. Soy la nº x de los 3.923.000 parados. Soy Mujer. No joven. Autónoma. Soy despojo del sistema, el olvido. “El trabajo dignifica”; pues bien, también soy indigna. Soy la basura de España, la berruga de los políticos, el tumor social. Soy  el horror de los regalos: la muñeca sin párpados, el armario vacío, la caja sin el regalo, las pilas gastadas. Soy el caramelo envenenado. Soy la barba postiza, la mentira soy. Soy la verdad de los contenedores un 7 de enero: soy lo que sobra, lo que no se sabe reciclar, lo que se amontona, lo que contamina. Soy la mitad de un telediario. Soy una cifra, un porcenje, una entelequia. Soy una voz que ofrece trabajo, no la que lo suplica. Soy la que suplica trabajo. Soy el 8 de enero. El final sin el principio. Soy la vergüenza. Soy una triste madre. Este año se olvidaron de nosotras.

 

 

 

 

La noche de las mentiras

La noche mágica (exijo, cual Mafalda, que yo elija cuál quiero que sea mi noche mágica) este año ha sido la menos mágica de mi vida. Los reyes no existen, bonita, abre los ojos y mira los kilos de caramelos lamidos por la lluvia, los tacones, las botas. Mañana los contenedores exhibirán todas nuestras mentiras de primer mundo. Me encanta salir el siete de enero a fotografiar nuestra basura. Ayer era un bello espectáculo, mañana, más bello todavía.

Y como no quiero ser la tocacojones que soy, os hago un hermoso regalo de dos reinas cantando sobre reyes:

http://www.youtube.com/watch?v=HiRChOr9p4I&feature=related

Buenas noches, ésta y todas.

treintayocho años

Hoy, día 4 de enero se abrió como un abrazo. 4-01-72. No me gustan los números, me gustan las letras. En este caso, la vida, la jodida, esa tercera persona que te fagocita, te pone un número, como su fueras su prisionera. Soy prisionera, pero no sé mi número, estará detrás, en mi espalda. Hoy la lluvia cae violenta, la lluvia cae con el rencor de dios por no creer en él. Pero la belleza no está en el mundo, está en nuestros ojos. Hoy, con 38 años y los palos de ciego que torpemente te das a ti misma, hoy, que el día no funciona, un poco de esperanza verde, azul y naranja se esfuerza en indemnizar al tiempo de ahí fuera y de aquí dentro.
En 38 años he cerrado muchas puertas. Las llaves son una metáfora rotunda de la vida, como las maletas cargadas de piedras. Por ahora resisto su peso y los portazos. También he de decir que en mis ojos sí está la belleza del mundo.
Y, por cierto, soy una mentirosa, no permito que mi vida esté a la altura dramática de mis poemas. Próximo libro sera una antología para suicidas. Al menos hoy cerré la estética. Ha valido la pena. Gracias, José Luis, gracias, Fernando, gracias, NT. Me habéis regalado un feto sano en este caldo de cultivo tan poco nutricio como es el mundo. Nacerá en marzo; fijo que con cesárea, con la piel abierta.

a que le cojo gusto a esto del blog…

Pedazo de pareja. Agustín Calvo, el padre de las afinidades electivas y su marío, entre otras cosas (como su inteligente ojo y verbo) que es, atención: el presidente de los cultivadores de caracoles, toma ya. Hay gente pa tó…¿quién repara en que debe de haber cultivadores de caracoles -aquí cabrillas-??. En Francia, para Navidades hacen unos caracoles con mantequilla que quitan el sentío.
Viven cerca de Barna pero muy lejos en cuanto a sus formas de vida. Agustín abandonó su vida urbanita y ahora vive con José Antonio en un pueblo de 400 habitantes. Las afinidades electivas es, realmente, un caldo nutricio y endogámico de la Poesía. Una idea genial. En él cabe casi toda la poesía presente. Agustín, sin embargo, más que administrador, es un artesano. Ambos son encantadores. Disfrutamos mucho con ellos y… las fotos que hizo Eva eran… una pedrá, vaya. No cuelgo ninguna porque no sé colgarlas y porque no se ve ná de ná.

El finde, largo finde, ha sido lindo. Agarrémonos a eso, a la suavidad de los presentes, a los días que se deslizan. Estar con Eva tantos días seguidos me salva del frío del mundo. Me arropa. Dios, cómo duele, a veces, querer tanto.

Cambiando de tema, hoy fuimos testigos de una situación un poco surrealista, fundamentalmente, por nuestra forma de concebir la muerte y el luto. En una marisquería a la que solemos ir bastante (aquí, en invierno sólo hay cuatro bares y medio) nos encontramos con tanta gente que parecía una boda. Pero todos llevaban gafas de sol y un gesto de tristeza, un rictus comunitario. Había parejas que se abrazaban suavemente, que se aliviaban…la com-pasión era evidente. De repente empezaron a salir jarras de cerveza y entre ellos comentaban qué raciones pedir para todos, tantos y de muy distintas edades (tb muchos niños). Era evidente que estaban tristes, muy tristes, que estaban de duelo, pero bebían y comían posando las gafas negras al lado de los tenedores. La idea me pareció más excelente que triste. Se sufre menos cuando se come y bebe como en una fiesta. José Luis y yo aplaudimos el extraño luto. Eva, comentaba eso de la muerte como algo que le ocurre a otros. Los niños la viven, por suerte, así. El caso es que nos quedamos demudados; y allí los dejamos, en ese extraño festejo. Yo me pido uno así, please.

Qué disciplinadita estoy hoy, ni me lo creo. A todos los que me habéis escrito en el otro post: todos sois parte de mi savia. Con vuestras entradas me hacéis el mundo más bonito.Muchas gracias, vidas mías. Os quiero. ¡¡¡¡Y ya dejemos de chuparnos las pollas!!!

Gracias.

la columna del jueves pasado en Odiel Información

CULTURA ES INVERSIÓN

Pongamos mi caso, diez años trabajando en el diseño, gestión y realización de actividades culturales. Mi estado actual: parada sin subsidio de desempleo (era autónoma). Y con muchos ayuntamientos que adeudan desde el 2001. No me pueden pagar ni contratar porque se las ven y se las desean para pagar las nóminas. Un poco de hielo y agitar: Eva Vaz. Pongamos la evidencia de que en el 2010, la Biblioteca Nacional tendrá el mismo presupuesto que en el 2005 y que el Ministerio de Cultura ha recortado un 11% su presupuesto. Pongamos que la cultura no tiene que ser rentable sino necesaria. Échémosle que los medios de comunicación podrían dedicar más espacio a la cultura y generar más demanda y la cultura sería, además, “rentable”; claro que para eso ya tienen medio periódico diario dedicado a deportes (al “único” deporte). Volvemos a agitar con más hielo: Eva Vaz se pregunta qué hizo mal, qué hacer hoy, qué hará mañana. Eva Vaz lee, escribe y espera. A Eva Vaz le entran ganas de llorar.

AUTO DE FE

Vaga, sí, soy una vaga en ciertas cuestiones de gestión de mi vida (todo lo relacionado con las bibliografías, las antologías, el blog y etc.). No es lo que me ocurre con la mirada y la palabra. Sigo mirando el mundo con los ojos de mi poesía y mantengo, como siempre, el hermoso arte de escribir cartas laaaargas a quiénes me apetece por el outloock, que una es analógica pero no tanto.

 

Si veis que mi blog perdió las vías en algún no sitio lleváis razón. Ni mis columnas de opinión (por muy críticas y ácidas que sean) me parezcan interesantes. Hay tantos blogs… y mi vida, la profunda, la dejo para mi poesía.

 

Además, se da el caso de que nunca sé cómo entrar a escribir, ni aceptar los comentarios ni colgar una imagen. Analfabeta absoluta. Tampoco creo que esto dure demasiado, tanto hablar de trascendencias, domesticidad o ego mayúsculo o minúsculo, como mi brazo.

 

Os ahorro el tiempo de entrar en el mío. Yo misma me aburriría, a no ser que contara cosas muuuy morbosas que a todo el mundo le gusta leer. Y esas cosas las hago y las cuento en mis poemas. Sí, ya sé que seducen a nuestra curiosidad.

 

De vez en cuando entraré y diré algo, previo curso 20 veces repetido de cómo gestionar esto.

 

Y la verdad, es que prefiero entrar en otros blogs más curraos y cartearme a lo antiguo con quién me apetece. Ya sabéis, más analógica que una paella.

 

Además, esta noche estoy herida. Y herida no se puede escribir ni metafísica ni literariamente (si no es en un esbozo de poema sobre las piedras inamovibles en la vida de una… y ya llevo tantas piedras en la maleta…¡¡¡¡joder, alguien puede decirme cómo tirarla al mar y despedirme definitivamente de ella???

 

Me duele la tráquea.

 

Me duele la tráquea porque estoy intentando parar el daño, la injusticia y el odio de parte del mundo que se divierte, como jugando al monopolis, con mis arterias.

 

Un beso precioso para mi niña: Eva, mamá te necesita. Y la base de la pizza a mano nos salió cojonuda.

 

Pues lo dicho, que no seré regular en el blog. O igual me entra el gusto y voy colgando mi vida doméstica y trascendental. Mi vida con los otros es interesante. No sé si escribirla también lo será.

 

 

 

Columna del pasado sábado

EDUCACIÓN EN ANTIVALORES

Intolerable. Excepto el glorioso primer Gran Hermano (cuando lo mostraban como documento sociológico en vez de lo que realmente era: morbo escatológico), no he vuelto a seguir el deleznable programa. Pero de las barbaridades que ocurren en la televisión todos nos enteramos. Y ayer hice por ver de qué manera encierran a animales vulgares y sin valores como héroes de los castings. El día 25 de noviembre conmemoramos el día contra la violencia de género y, visto lo visto ayer, ese programa debería de ser clausurado de por vida. El jueves vi a un tipo del concurso blasfemar y faltar el respeto de la forma más bestia que hacía tiempo que no veía en la caja tonta. Un tío machacaba a insultos a una joven y era peor que liarse a palos con ella. Y el equipo del programa o la cadena no hizo nada porque follaban en directo y eso sube la audiencia ¿Y cuantos niños-jóvenes ven semejante golosina envenenada como “los que mucho se quieren mucho se pelean”? La falta de respeto, la calumnia, las formas soeces, el machismo más rancio y agresivo en los comedores de las casas. No quiero ver en esa cadena algún alegato contra la violencia de género. Denuncio.

columna Odiel

VALOR Y PRECIO

El otro día fui a una peluquería, pedí presupuesto para que me arreglaran el pelo y salí despavorida y asustada del precio: unas mechas 40 €, cortar un flequillo 10, lavar y secar… etc. Un atraco a mano armada. Y la peluquería estaba llena. Y me escandaliza que con la crisis uno de cada tres españoles no tengan posibilidad de pagar un improvisto, que se deje de ir a un dentista, que se deje de ir a un psicólogo o a un psiquiatra o a un dermatólogo porque te vas a gastar en la consulta casi lo mismo que en hacerte unas mechas, un tinte o leerte el Hola mientras pierdes una mañana entera. También se quejan las familias del material escolar y el principio del curso, de lo caros que son los libros o lo que les pagan a los escritores por una lectura o ponencia. Ya vale: a profesionales con largos años de preparación hay que pagarles lo que se merecen y nunca es un abuso, comparado con lo que cobran una peluquera o un fontanero que no han luchado tanto preparándose. Cada profesión ha de tener su precio y no sobrepasar la lógica. ¿O es más importante una permanente que una depresión?.

Dominique A

Foto: NT

Foto: NT

 Este francés jodidamente bueno acaba de sacar un nuevo álbum. Y he estado buscando videos y demás curiosidades. En el nuevo LP hay una canción con una letra impresionante. Los inmortales (gracias, Ra, por ponerme en la pista). El Piquero me ha traducido con su medio francés la canción-poema y, vi me pareció una especie de “La increíble historia del señor Summer” de Patrick Süskind. Aquí va el video: http://www.youtube.com/watch?v=w23I5aRnJK0

LES IMMORTELS

Nunca te lo había dicho

pero somos

inmortales.

¿Por qué te has ido

antes de que yo

te lo enseñara?

¿Ya lo sabías?

¿Habías adivinado

que los dioses se ocultan

bajo nuestros rostros

borrachos?

 

Todos los besos recibidos

¿sabías

que duraban,

que mordiendo la boca

su sabor volvía?

¿Y que debe haber sangre

que no se seque?

Tú me diste la mano

para beber de esa sangre.

 

Nunca te lo había dicho

pero somos

inmortales,

inmortales.

¿Has pensado alguna vez

que nada

termine?

¿Y que sea allí o no

sería lo mismo?

Y tú que ya no estás ahí

es como si fueras

más inmortal que yo

pero yo te sigo de cerca.

 

Nunca te lo había dicho

pero somos

inmortales,

inmortales.

 

José luis piensa que nunca vamos a morir y yo quiero creerle…