Últimos artículos


LICENCIA LIBRE GNU FDL

Los contenidos propios publicados en este sitio web han sido liberados bajo la licencia de documentación libre GNU FDL (gnu.org/copyleft/fdl.html). Los puedes copiar, distribuir y modificar libremente, siempre que cites al autor (El Barbonauta) y su sitio web (minombre.es/elbarbonauta). Además, las obras derivadas de dichos contenidos, deben ser liberadas bajo la misma licencia.

Promotoras minombre.es


Fundación Utopía Verde: Internet, Ecología, Paz, Derechos Humanos, Defensa de los Animales, Cultura, Software y Conocimiento Libre,... Sociedad Civil de Huelva: ciudadanos, asociaciones, fundaciones, plataformas ciudadanas y otras organizaciones onubenses sin ánimo de lucro (ONG). Diseño web Huelva: dominios de internet, alojamiento web, diseño de sitios web, CMS, blogs, tiendas electrónicas, listas de correo, ERP, CRM, SSL, LSSI, LOPD, SEO (posicionamiento web natural), etc.

-->

“LA PLUMA” DEL BARBONAUTA

¡Que bien se le ve la pluma! No es que trate de ocultarla, no. La tiene y se le ve. Además se mueve, más bien se menea, mucho: de acá para allá. Y sube. Y baja. Se ha llevado muchos golpes en su corta existencia. Golpes que le han dado, y aún le dan, gentes autosuficientes, triunfadoras, seguras de su fuerza -porque son gentes fuertes- que no reparan en su debilidad.

Pero su flexibilidad y su agilidad le confieren una fuerza de atracción que a los otros magnetiza y por eso corren en su busca. Y los golpes, lejos de una humillación hacen de su existencia un continuo vuelo.

Es el centro en el que convergen todas las miradas.

Y muchas veces escapa a los golpes, lo que causa desazón y desespero en algunos fuertes, aunque en otros supone alegría. Para bien o para mal, todos están pendientes de su pluma, de su meneo, de su airoso desplazamiento y de sus vistosos colores.

Su forma redondita es el complemento, cuando debería ser la esencia, de su personalidad, mientras que la pluma es la esencia, cuando debería ser el complemento, de su mismidad.

Qué capricho del destino ha creado su ser, lo ignoro, porque viniendo de la China oriental y piruli y del siglo V antes de nuestra era, vaya Vd. a saber. Pero ahí está: divirtiendo a unos, entristeciendo a otros, enalteciendo a los menos. Siempre sobre un fondo de color y sobre una red, como corresponde a un buen volante - ése es el nombre de la pelotita emplumada- de bádminton, que recibe con elegancia los golpes de las raquetas. Sin escándalo. Con sus colores, con sus vuelos, con sus botes en la pista cuando falla el jugador. Con su pluma.

ooooooOOOoooooo

Hace siete años publiqué aquí una entrada titulada “Serie olímpica” (puede que retome el asunto, pero no lo aseguro) en la que figuraba el titulado “La pluma”, que ahora he copiado por si alguien no lo leyó en su día, habida cuenta las portadas de la prensa de estos días y porque mi nieto quinceañero también juega al bádminton, aunque en  otro club choquero. ¡Ea!



contratación de publicidad on line

1 comentario en “LA PLUMA” DEL BARBONAUTA

Deja una respuesta

 

 

 

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong> <span class=""> <p> <br>